Sigue a

Dermatitis del panal

Ya hemos comentado alguna vez que uno de cada cuatro niños sufre alteraciones dermatológicas, siendo la dermatitis del pañal una de las más frecuentes. Vamos a analizar en qué consiste la dermatitis del pañal, así como sus causas y tratamiento, una afección que afecta a muchos niños a lo largo de su infancia.

¿Qué es la dermatitis del pañal?

Es una inflamación y enrojecimiento que afecta a aquellas partes del cuerpo delimitadas porque permanecen cubiertas por el pañal. El concepto de dermatitis del pañal, o exactamente de dermatitis irritativa del pañal, engloba, por tanto, las inflamaciones e irritaciones cutáneas de dicha zona. Es un fenómeno que se da muy frecuentemente en los bebés y que puede manifestarse más o menos intensamente.

La dermatitis del pañal se manifiesta con picor y escozor de intensidad variable. Puede aparecer como un enrojecimiento discreto en su forma más leve, aunque también puede presentarse como una intensa irritación de la piel, con focos escamosos o hasta levemente sangrantes.

Se calcula que la prevalencia máxima de la dermatitis del pañal se da entre los seis y los doce meses, y su incidencia es hasta cuatro veces superior en niños con diarrea.

Causas de la dermatitis del pañal

Los factores que provocan el enrojecimiento son diversos y se pueden combinar varios de ellos. Sobre todo es el contacto directo entre la piel y la orina y/o las heces. La oclusión, la fricción y esta humedad produce una alteración del pH de la piel que ocasiona la destrucción de las defensas naturales de la misma.

Influye también la falta de aireación y el rozamiento de las heces con la piel, al ir la zona cubierta con el pañal, lo cual provoca un aumento de la humedad y la temperatura.

Además podría tratarse de la presencia de residuos del jabón o detergentes en la propia zona afectada.

También es posible que se produzca una dermatitis por el uso de jabones demasiado agresivos para la piel del bebé, por ello se recomienda emplear jabones para pieles sensibles.

Son frecuentes procesos de dermatitis ante diarreas con heces muy líquidas, o en la dentición, periodo durante el cual, las heces se hacen menos homogéneas y contienen moco.

Cuando la alimentación se hace variada, la irritación la pueden provocar determinados componentes de los alimentos que ahora se encuentran en las heces y antes no existían.

Las bacterias pueden provocar una infección que forma unas pústulas en la zona del pañal por las que fluye un líquido amarillento.

Y, sobre todo, los hongos pueden complicar o ser los responsables de una dermatitis del pañal. Aparecen los típicos focos circulares con escamaciones, focos que aumentan paulatinamente de tamaño.

Dermatitis del panal tipos

Prevención de la dermatitis del pañal

Vamos a dar unos sencillos consejos para prevenir la irritación e inflamación de la zona del pañal, que consisten básicamente en mantener dicha zona lo más seca y limpia posible.

Aumentar la frecuencia de los cambios de pañal. Muchas veces nos obsesionamos con encontrar el pañal más absorbente, pero la clave también está en no dejar un pañal sucio demasiado tiempo en contacto con la piel.

La capacidad de absorción de un pañal depende directamente de la cantidad de celulosa que se emplee en su fabricación.

Lavar sólo con agua, o con un jabón adecuado y específico para bebés, suavemente, sin olvidar los pliegues. Hay que asegurarse de que no quedan restos de jabón, y no abusar de la frecuencia de lavados con jabń que podrían debilitar la barrera de protección natural que recubre la piel. Hay que secar bien la zona una vez finalizado el lavado.

Procurar que el bebé pase un rato cada día sin pañales, con la zona al aire.

Emplear cremas protectoras específicas para bebés, que previenen creando una capa protectora sobre la piel.

Usar por las noches o de vez en cuando, si el bebé tiene tendencia a irritarse, una pomada a base de óxido de zinc y vaselina, como la “pasta Lassar”. El especialista nos indicará la más adecuada en cada caso.

Tratamiento

El simple enrojecimiento se puede tratar con una pomada que nos recomendará el pediatra. También, se puede eliminar de la dieta del niño las frutas y las hortalizas ácidas (como los cítricos, el tomate, el pimiento…), todos los zumos ácidos, los frutos secos, el chocolate y los productos preparados. Puede tomar zumosno ácidos como de pera o uva.

Si sospechamos que se trata de una dermatitis provocada por hongos, hay que acudir al pediatra, que nos recetará una pomada específica para hongos y tendremos que aplicarla regularmente durante el tiempo que nos indique, alrededor de la semana.

El talco y cualquier polvo puede complicar la curación de una zona de piel erosionada. Tampoco deben emplearse pomadas con antibióticos, antifúngicos o corticoides si no las manda el pediatra.

Por supuesto, no debemos olvidar las medidas que hemos apuntado para la prevención, como la comprobación y el cambio frecuente de pañal (también un cambio por la noche).

En cuanto al lavado adecuado, ha de ser más suave si cabe, ya que la piel ya está afectada, y quitando bien los restos de crema que queden. Es mejor no emplear toallas desechables impregnadas en jabón ni paños que, además de dolerle, aumentarán la irritación de la piel. Mejor lavarlo en su bañera escurriendo agua tibia de una esponja.

No utilizar jabón para el lavado, excepto si se hace necesario porque las heces son muy pegajosas y difíciles de eliminar sólo con agua. En ese caso, emplear un jabón muy suave, mejor de avena, y aclarar luego bien.

Se puede utilizar pañales más grandes, ponérselos más holgado o hacerles orificios que permitan la entrada de aire.

Y es muy importante dejar al niño o niña sin pañal el mayor tiempo posible para que la zona se ventile y se vaya secando, recuperando la normalidad. Incluso, si hacen pequeñas siestas, acostarlos sobre una gasa absorbente (con base impermeable) o toallas absorbentes, o sobre el pañal abierto.

Complicaciones de la dermatitis del pañal

Las complicaciones más habituales de la dermatitis del pañal son de tipo infeccioso, especialmente la sobreinfección por Candida albicans, o también el granuloma glúteo infantil, que es una complicación asociada a la utilización de corticoides tópicos de alta potencia.

En definitiva, siguiendo los consejos se puede prevenir y tratar la dermatitis del pañal, pero si la afección no mejora en tres días, dificulta el sueño del niño, la piel se pone en carne viva o sangra, aparecen ampollas o úlceras o el enrojecimiento se extiende más allá de la zona cubierta por el pañal habremos de volver de inmediato al pediatra para que valore la infección y determine un nuevo diagnóstico y tratamiento.

Más información | Mi farmacia, Aeped (pdf.), Consumer
En Bebés y más | La delicada piel de los bebés, Uno de cada cuatro niños sufre alteraciones dermatológicas, La dermatitis del pañal, Cómo cambiar el pañal al bebé

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario