Compartir
Publicidad
Pañales de tela vs. pañales desechables, ¿cuáles elegir?
Para bebés y niños

Pañales de tela vs. pañales desechables, ¿cuáles elegir?

Publicidad
Publicidad

Cuando nos convertimos en madres hay muchas cosas de nuestro bebé sobre las que tenemos que decidir y elegir una de las diferentes opciones que tenemos, desde elegir si usará o no el chupete hasta pensar si practicamos el colecho o no. Un elemento más de la larga lista de productos y prácticas a elegir para el cuidado de nuestro bebé son los pañales.

Si bien actualmente lo más común es utilizar pañales desechables por la practicidad que representan, poco a poco son más las madres que se suman a volver al pañal tradicional hecho de tela. Si te encuentras indecisa entre elegir pañales desechables o de tela, te comparto las ventajas y desventajas de cada uno para que puedas elegir el que mejor le acomode a ti y tu bebé.

¿Cómo y quién inventó los pañales?

Repasemos primero un poco sobre la historia de los pañales. El propósito principal de un pañal es absorber los desechos de las personas que no tienen las capacidades de controlar sus esfínteres, en este caso, de los bebés. La idea es mantenerlos secos durante algunas horas, así como evitar que dichos desechos contaminen otros lugares.

Anteriormente, durante las primera décadas del siglo pasado, nuestras madres y abuela utilizaban pañales de tela que consistían en una pieza cuadrada de tela de algodón que doblaban para que absorbiera los desechos de los bebés. Y aunque el pañal pareciera ser una invención del siglo veinte, se tienen evidencias de que algunas culturas ancestrales, como la egipcia o la romana, utilizaban hojas, telas o pieles para cubrir a los bebés con el mismo propósito.

En 1946, una madre estadounidense llamada Marion Donovan tuvo la brillante idea de inventar un pañal que fuese más resistente que los pañales de tela y acabara con el tedioso lavado de los pañales de tela. Su primera invención fue una cubierta de nylon para el pañal, que evitaba que se mojara la ropa del bebé, impidiendo el paso de pipí y popó. Para 1949, después de usarlos durante años con su hija, Marion logró patentarlos y vender sus primeros pañales desechables.

Con el paso del tiempo continuó mejorándolos hasta que en la década de los años 60 vendió su idea a un químico de la compañía Procter & Gamble y así nacieron los pañales desechables que hoy en día conocemos y utilizamos millones de madres alrededor del mundo. Actualmente, ha resurgido el uso del pañal de tela, principalmente a causa de la concientización sobre el medio ambiente y el surgimiento de tiendas virtuales y de productos orgánicos.

Pero, ¿cómo elegir entre uno y otro? Ahora te comparto las ventajas y desventajas de cada uno.

Pañales de tela: ventajas y desventajas

4854888794_b1b9ab233b_o.jpg

El pañal de tela que seguramente muchas pensamos al escuchar mencionarlo es el pañal que utilizaban las madres durante el siglo pasado, pero este ha evolucionado muchísimo. Actualmente los pañales de tela vienen en forma ergonómica, disponibles en muchos colores y estampados y además podemos limpiarlos en la lavadora.

Ventajas

Las ventajas del pañal de tela es que, aunque desde luego cada pañal de tela cuesta más que un pañal desechable, a largo plazo te ahorran muchísimo dinero. Además, la cantidad en pañales de tela es mucho menor, pues ya que si usas desechables deberás comprar alrededor de 5000 a 6000 pañales, mientras que con los de tela solo necesitarás de 20 a 30 pañales por el tiempo que tu bebé necesite usarlos.

Además, los pañales de tela son más ecológicos y amigables con el medio ambiente, ya que cada uno es reutilizable por ser lavable y tiene un periodo de vida muchísimo más largo que los desechables, que solo podemos utilizar una vez.

En cuanto a los beneficios dermatológicos, los pañales de tela se consideran mejor para la piel del bebé, ya que a diferencia de los desechables, no llevan tantos químicos durante su elaboración, además que al ser menos absorbentes requieren ser cambiados por uno limpio más pronto, lo que evita que las rozaduras aparezcan con tanta frecuencia.

Desventajas

La principal desventaja del pañal de tela es que requiere más tiempo y dedicación, ya que hay que lavarlos para volver a utilizarlos. Además que se gasta más energía y agua debido a que deben ser lavados con frecuencia, lo que pone un poco en duda el punto de que si realmente son más ecológicos.

Otra desventaja es que no absorben tanto como los desechables, lo que hace que sean más frecuentes los accidentes donde haya escapes y tengamos que cambiar toda la ropa del bebé.

Pañales desechables: ventajas y desventajas

1119014023_d32d7260c0_o.jpg

Este pañal es el que ahora conocemos como convencional y el que seguramente viene a la mente de todos nosotros cuando estuchamos la palabra "pañal". Para muchas madres son maravillosos pues ofrecen una practicidad única que hace más fácil utilizarlos. Para su elaboración se usan diversos recursos naturales como pulpa de madera y plásticos hechos de petróleo, aunque existen actualmente algunas marcas que los hacen con materiales biodegradables.

Ventajas

El pañal desechable es famoso por su practicidad. No se requiere lavarlo, remojarlo ni darle ningún trato antes de utilizarlo, simplemente sacamos un pañal del paquete, se lo colocamos al bebé y listo. No requiere de seguros ni accesorios para ser utilizados.

Es muy fácil conseguirlos en cualquier supermercado o farmacia debido a la amplia cantidad de marcas que producen este tipo de pañales. Su costo a corto plazo no requiere de una gran inversión pues el precio por pañal es relativamente bajo.

A diferencia de los pañales de tela, absorben mucho más, ayudando a prevenir accidentes y a que el bebé se mantenga seco por mayor tiempo a pesar de haber hecho pipí. Así como colocarlos es muy facil, deshacernos de ellos también lo es, pues solo hay que quitárselo al bebé, cerrarlo con los velcros integrados que tiene y tirarlo a la basura.

Desventajas

En comparación con los pañales de tela, los desechables tienen muchas desventajas cuando se trata del cuidado del medio ambiente. Empezando porque su fabricación requiere del uso de muchos derivados del petróleo que son altamente contaminantes y que además pueden provocar alguna reacción alérgica en la piel del bebé.

Otra desventaja es la contaminación que producen, ya que se produce alrededor de una tonelada de residuos por niño, debido a los más de 5.000 pañales que necesitará utilizar. A eso debemos sumarle el tiempo que tardan en descomponerse, que algunos indican que se trata de más de 200 años, aunque algunas marcas de pañales biodegradables aseguran que los suyos pueden descomponerse en solo siete años.

¿Entonces cuál es mejor?

Hace algunos años se realizó en Reino Unido un estudio que medía el impacto que tenían en el medio ambiente los pañales desechables y los pañales de tela, que en conclusión nos decía que el impacto era prácticamente el mismo.

Considero que es bueno que la información esté disponible para que los padres podamos analizarla, estudiarla y tomar una decisión bien pensada. Al final cada madre elige lo que es mejor para su familia pero es bueno conocer lo que nos ofrece y conlleva cada opción.

Fotos | moohaha, IngaMun, Sellers Patton en Flickr
En Bebés y más | ¿Son más ecológicos los pañales de tela?, El gasto en pañales es de 600 euros menos con los de tela, Confirman que los pañales de tela y los pañales desechables tienen el mismo impacto en el medio ambiente (aunque...)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio