Compartir
Publicidad

Los bebés nacidos por cesárea tendrían más riesgo de padecer alergias

Los bebés nacidos por cesárea tendrían más riesgo de padecer alergias
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Numerosos estudios nos dicen una y otra vez que el modo ideal de parir y de nacer es por vía vaginal, y del modo más natural posible. Ese es el ideal, y cuando no puede ser así, cuando hay riesgo para la madre o el bebé, debe intervenirse y, si es preciso, hacer una cesárea a la madre, como medida de emergencia.

Un efecto secundario más de la cesárea es que, debido a que los bebés no se contaminan de la bacterias de su madre, cosa que sí sucede en un parto vaginal, sino que se contamina de otras bacterias del entorno, el riesgo de padecer alergias futuras es mayor.

Esto es lo que han visto investigadores de un estudio realizado en el KTH: Instituto Real de Tecnología, en Suecia, al observar que los niños nacidos por cesárea tienen una menor diversidad bacteriana en los primeros años de vida y, en consecuencia, un mayor riesgo de alergia.

Esto sucede porque los niños que nacen vía vaginal colonizan sus intestinos inmediatamente después del parto, mientras que los nacidos por cesárea están mucho menos expuestos a microbios y, además, muchos no son conocidos por su cuerpo, ya que no son de su madre. La conolización de sus intestinos será más lenta y el riesgo de alergia mayor.

Para llegar a estas conclusiones estudiaron a 15 bebés nacidos por vía vaginal y 9 que nacieron por cesárea. La muestra es pequeñísima y como estudio aislado tendría muy poca credibilidad científica, sin embargo, las conclusiones a las que llegan apoyan investigaciones mayores con el mismo resultado.

En el estudio vieron que los niños con una microbiota más pobre, tanto en variedad como en cantidad, como los bebés nacidos por cesárea, estimulaban menos el correcto desarrollo del sistema inmunológico. Algo así como lo que sucede en el exterior cuando decimos que un poco de suciedad es buena, pero de manera interna.

A partir de los resultados los investigadores comentaron que es necesario conocer más acerca del efecto de cada parto en la microbiota de los bebés y, además, saber más acerca de las repercusiones que pueden tener una u otra manera de nacer.

Incluso explican, y esto me parece objeto de debate, que en el futuro se transferirán a los bebés nacidos por cesárea las bacterias vaginales o fecales de la madre para que se normalice el desarrollo de la flora intestinal del bebé e incluso que se crearán cócteles de bacterias probióticas con el mismo fin.

Vamos, que de igual modo que las farmacéuticas han conseguido, además de vender fármacos a la gente enferma, venderlos a la gente sana, ahora podrían abrir mercado con los bebés nacidos por cesárea, para prevenir futuros problemas de salud. No sé, quizás esté desvariando y en vez de ponerme a la defensiva debería abrir los brazos ante tal suceso. Sin ir más lejos, el único hijo de los tres que tengo que nació por cesárea tiene ya detectadas unas cuantas alergias alimenticias (que puede estar relacionado o no tener nada que ver, claro).

Esperemos que los datos sigan bajando en próximos estudios, ya que para tener toda la información habría que saber qué ha pasado en 2012 y 2013. La OMS, que es muy restrictiva en este tema, considera que en España se están haciendo, desde hace años, demasiadas cesáreas. Según dicen, lo esperable en un país desarrollado era que se produjeran complicaciones en un 5-10% de los partos, pero que podría llegar a considerar aceptables unas cifras cercanas a un 15%.

Vía | Medline Plus Foto | remysharp en Flickr En Bebés y más | La forma de nacer determina las primeras bacterias que alberga el bebé, ¿Elegirías parir por cesárea si pudieras?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos