Compartir
Publicidad

Acudió al hospital porque creía que tenía cálculos renales y media hora después dió a luz a su bebé

Acudió al hospital porque creía que tenía cálculos renales y media hora después dió a luz a su bebé
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estás historias de "no sabía que estaba embarazada" parecen inverosímiles, pero lo cierto es que nos encontramos con ellas con bastante frecuencia. Historias de mujeres que más allá de las circunstancias personales de cada una, se encuentran siendo madres por sorpresa. Los embarazos más breves de la historia, como el de una mujer que se enteró que estaba embarazada tres horas antes de parir, otra que acudió al hospital por dolor de barriga y salió con gemelas, y una de las más extrañas, el de una mujer que se dió un baño sin saber que estaba embarazada y salió con un bebé.

Pues la historia que contamos hoy es la de una madre de tres niños que acudió al hospital porque creía que tenía cálculos renales cuando los médicos le dieron la noticia de que estaba embarazada de 38 semanas y que se había puesto de parto. Media hora después acabó dando a luz a su bebé.

Stephanie Jaegers, una madre de Georgia, se despertó ese día con un fuerte dolor abdominal. Sentía dolores similares a los de la menstruación que se iban haciendo más fuertes con el pasar de las horas. También sentía dolor en la zona baja de la espalda y sentía molestias al orinar, por lo que creyó que tenía cálculos o "piedras" en el rinón, una de las dolencias más insoportables que se puede atravesar.

Pero no, no eran cálculos renales. El motivo del intenso dolor de su madre era que estaba en pleno trabajo de parto y por poco da a luz en su casa. Apenas media hora después de llegar al hospital nació Shaun Jude Jaeger, un bebé de poco más de tres kilos.

¿Cómo es posible?

Quienes hemos pasado por un embarazo, (y algunas más de uno) no nos explicamos cómo es posible que una mujer pueda parir sin saber que estás embarazada. Pero hay circunstancias particulares que pueden hacernos llegar a entender un poco los motivos.

Stephanie había sido diagnosticada como premenopausia años atrás, una condición que implica desajustes hormonales y cuyos síntomas pueden haberse confundido con los de un embarazo. Otra explicación que da el padre es que el bebé estaba de nalgas y no podía moverse por lo que Stephanie no lo ha notado.

También cuenta que su mujer ha tenido menstruación durante todo el embarazo, algo que los médicos dicen que no es tan raro. Por último, ha explicado Michael Jaegers, la madre se rompió el tobillo hace un par de semanas y ha estado en reposo con los movimientos limitados todo este tiempo.

Vía | Washington Post
En Bebés y más | Quince años después de ser diagnosticada con menopausia precoz, quedó embarazada de forma natural y fue madre

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos