Sigue a Bebesymas

contracciones

Normalmente hablamos de contracciones para referirnos a las contracciones de parto, pero hay varios tipos de contracciones, cuya función y características varían a lo largo del embarazo.

Pero antes de hablar de las contracciones en el embarazo, tenemos que conocer al órgano responsable de que éstas se produzcan: el útero. Es un músculo liso capaz de contraerse y ejercer la presión suficiente como para expulsar al bebé en el momento del parto. Tiene, como todos los tejidos formados por fibras musculares, una fase de contracción y otra de relajación.

Pero el útero no empieza a funcionar en el momento del parto, sino que se va ejercitando a lo largo de los nueve meses de embarazo. La función de las contracciones es facilitar la circulación de la sangre por la placenta y por el músculo uterino, y mantener en forma y con buena capacidad de actuación al útero para cuando llegue el parto. Hacia el final del embarazo, ayudan a borrar el cuello del útero y a que se ubique el bebé en el canal del parto.

A continuación conoceremos las características de las contracciones, los tipos de contracciones y en un post siguiente hablaremos de algo que preocupa a muchas embarazadas: cómo diferenciar las contracciones falsas de las contracciones de parto.

Características de las contracciones uterinas

Para entender los diferentes tipos de contracciones es interesante saber primero cuáles son las características de las contracciones uterinas. Eso nos servirá para reconocerlas mejor en el momento que se produzcan.

Según su fisiología, en las contracciones uterinas se puede apreciar:

• Tono: la presión más baja registrada entre las contracciones

• Intensidad (amplitud):
aumento de la presión intrauterina en cada contracción. Se mide en mmHg. Las contracciones se perciben aproximadamente a partir de los 10 mmHg y las de entre 25-30mmHg de intensidad rozan los límites de la sensibilidad dolorosa.

Grados de intensidad:

0: menos de 15mmHg
+: de 15 a 25mmHg, en general dura menos de 30 segundos
++: 30 a 50mmHg y dura aprox. 45 segundos.
+++: más de 50mmHg y dura más de 60 segundos

• Frecuencia: número de contracciones producidas en 10 min
• Intervalo: el tiempo entre los vértices de dos contracciones
• Actividad uterina: intensidad x frecuencia, se expresa en mmHg x 10 minutos

Tipos de contracciones

  • Contracciones A (o de Alvarez): se presentan en las etapas iniciales y hasta las 28 semanas. Son de muy baja intensidad (2-4 mmHg) y de escasa frecuencia. No son percibidas nunca por la embarazada.
  • Contracciones focales: Son contracciones de poca intensidad (menos de 10mmHg) localizadas en pequeñas aéreas del útero. Por lo general, se producen como reacción a un movimiento del bebé.
  • Contracciones generalizadas: comienzan en un área pero se extienden al resto del útero. Se pueden producir por movimientos del bebé o por esfuerzos o cambios de posición de la madre.
  • Contracciones de Braxton Kicks: tienen una intensidad de entre 10-15 mmHg. Se propagan en un área mas grande del útero, la tripa se endurece pero no hay dolor. Duran aproximadamente entre 30 y 60 segundos. Su frecuencia es baja (1/hora), pero aumentan a medida que se desarrolla el embarazo. Pueden aparecer desde la semana 13 pero lo normal es que empiecen a notarse hacia la segunda mitad del embarazo. Son contracciones irregulares, arrítmicas e indoloras.
  • Contracciones preparto: Son contracciones más intensas que las de Braxton Hicks pero no son las del trabajo de parto propiamente dichas. Pueden aparecer unos días antes del parto e indican que el momento está por llegar. Su función es la de madurar y ablandar el cuello del útero. Son más frecuentes y pueden causar alguna molestia Su intensidad es de 20 mmHg aunque pueden llegar a 30 mmHg cada 5-10 minutos pero no son rítmicas.
  • Contracciones de parto: son regulares, progresivas e intensas. Se producen cada períodos regulares con una frecuencia de 3 a 5 contracciones cada 10 minutos. Van aumentando su duración llegando a durar aproximadamente entre los 60 y 90 segundos. Y son dolorosas, su intensidad es superior a 30mmHg y en el expulsivo pueden alcanzar los 60 mmHg.

Conociendo mejor los diferentes tipos de contracciones que suceden en el embarazo será más fácil reconocerlas cuando se produzcan. En otro post hablaremos concretamente de cómo diferenciar las contracciones falsas de las verdaderas contracciones de parto.

Foto | Photos by Lina en Flickr
En Bebés y más | Parto: contracciones y rotura de bolsa, ¿Qué son los pródromos de parto?

Deja un comentario

Ordenar por:

2 comentarios