Sigue a Bebesymas

embarazo

Antes de la primera falta y antes de ponernos hacer una prueba es posible que detectemos cambios en nuestro cuerpo que nos alertarán desde ese momento: son los primeros signos de embarazo. No significa que si los presentamos todos o algunos quiera decir que vaya a confirmarse después que estamos embarazadas, pero si son muy útiles para saber reconocerlos.

Hay muestras del embarazo antes de su confirmación “oficial”, escuchando a nuestro cuerpo podemos descubrir estos signos de embarazo en sus primeros momentos.

Yo puedo decir que ya sabía que estaba embarazada antes de la falta de la menstruación y la prueba de embarazo. Justo nos marchábamos a pasar una semana a la playa. De camino visitamos a unos familiares que organizaron una barbacoa. Oler la carne, la sangría o el tabaco me molestaba hasta darme náuseas, estaba tan cansada que me fui a dormir nada más terminar la comida y además estaba agotada también emocionalmente. Tenia el pecho doloroso e hinchado. Una semana después el retraso de la regla me hizo confirmas con la prueba que estaba embarazada, pero días antes ya estaba muy segura al notar tantos cambios en mi cuerpo.

Cansancio

La somnolencia y la fatiga son un buen indicador. El cuerpo se prepara y empieza a cambiar rápidamente para poder alimentar al bebé que va a crecer dentro de él, nosotras lo percibimos en una sensación de cansancio anormal, no el que sentimos cada día al volver del trabajo, sino algo exagerado, con sueño y falta de energía. Comer carbohidratos suele ayudar a remontar ese cansancio.

Náuseas

La sensación de náuseas puede aparece incluso antes de la primera falta. Pueden presentarse con vómitos, pero también simplemente con una sensibilidad especial a sabores y olores que antes no nos molestaban, salivación y una sensación de náusea que puede presentarse por la mañana o a cualquier hora del día.

Ingerir algún alimento seco, sin olor y rico en carbohidratos puede ayudarnos a controlarlo, pero sin duda ese “mal cuerpo” nos alerta de que algo está cambiando en nuestro interior.

Las náuseas y mareo pueden aumentar cuando vamos en coche o hacemos alguna actividad que implique un movimiento acusado, y nos sorprenderá si habitualmente nos acomodábamos perfectamente.

Alta temperatura basal

Este signo es solamente válido para las mujeres que habitualmente hacen un seguimiento de su temperatura basal. Esta sube en el momento de la ovulación y baja posteriormente, si no hay fertilización, por lo que si detectamos que el pico se mantiene podemos tener un signo de embarazo en sus primeros momentos bastante confiable en términos generales.

Cambios en el pecho

Al producirse el embarazo el cuerpo de la mujer comienza a producir hormonas y esto puede reflejarse en cambios percibibles en los senos. Aumentan de tamaño, se presentan hinchados y tan sensibles que pueden doler. Asimismo es posible que la aureola crezca y se obscurezca de manera muy temprana.

Sangrado de implantación

Una cuarta parte de las mujeres detectan un sangrado leve en el momento de la implantación. Concordará aproximadamente con la fecha esperada para la menstruación, pero si observamos con detenimiento en la mayoría de los casos la confusión puede evitarse. La mujer puede sentir su cuerpo y observar el manchado, percibiendo si es como su menstruación habitual o es más leve, obscura o corta. Suele haber síntomas diferentes, aunque en ambos casos exista un sangrado. En la implantación el huevo se instala en el útero y eso puede producir un pequeño sangrado, pero no suele ser como una regla habitual, ni en su cantidad ni en su aspecto.

Otros síntomas físicos

En el embarazo temprano pueden presentarse dolores de cabeza, que deberían ser temporales. Asimismo es posible que aumente la freccuencia de la necesidad de orinar o se presente estreñimiento.

El cuerpo se está preparando para albergar al bebé y necesita hacer cambios ràpidos, aumentando el volumen de sangre, la cantidad de líquido que luego hay que eliminar por los riñones o produiendo hormonas que pueden interferir en nuestros procesos digestivos.

La falta de la menstruación

Cuando todos los signos tempranos de embarazo culminan en la falta de la menstruación es hora de consultar con el médico. Si el embarazo es buscado siempre es aconsejable haber realizado previamente consultas médicas para recibir asesoramiento, realizar análisis si son necesarios o empezar a tomar algún tipo de complemento que nos receten, pero cuando la falta se confirma, es imprescindible acudir a que un profesional haga un seguimiento del embarazo.

En Bebés y más | Primeros síntomas de embarazo

Deja un comentario

Ordenar por:

7 comentarios