Síguenos

cerveza-embarazo

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) ha editado un libro titulado Mujer, Ginecología y Cerveza en el que recomienda la cerveza como una bebida beneficiosa para la mujer en todas las etapas de la vida. Por tanto si estás embarazada o eres mamá reciente, dile sí a la cerveza sin alcohol. Eso sí, siempre con moderación.

Es favorable para la mujer en el embarazo, la lactancia, la menopausia e, incluso, ayuda a combatir o a disminuir la “agresividad” de la osteoporosis y del alzhéimer. Contiene minerales, vitaminas y antioxidantes naturales, por lo que su consumo moderado podría tener propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antivirales, entre otras.

La cerveza está elaborada con componentes naturales: agua, cebada, lúpulo y levadura. No contiene grasas ni azúcares y su contenido calórico es bajo (45Kcal/100ml en la cerveza con alcohol y de 17Kcal/100ml en la sin alcohol). Desde luego, depende mucho de la cantidad que bebamos y con qué la acompañemos.

Contiene hidratos de carbono, vitaminas (especialmente las del grupo B como el ácido fólico, esencial en el embarazo), proteínas y minerales como el silicio, potasio, magnesio y sodio.

En las embarazadas y madres lactantes se recomienda un consumo moderado de entre una y dos cañas de cerveza sin alcohol diarias, mientras que el consumo recomendado para hombres es de dos o tres diarias, ya sea con o sin alcohol.

Es una gran aliada también después del nacimiento pues reduce el estrés oxidativo tanto de la madre como del niño tras el parto, y durante la lactancia, ya que aumenta la capacidad antioxidante de la leche materna, y con ello reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares en los niños.

¿A quién no le apetece unas cañas con amigos? Aún si estás embarazada o eres una mamá reciente dile sí a la cerveza sin alcohol.

Foto | Tim Dobson en Flickr
Vía | Web de la salud
En Bebés y más | Las cervezas sin alcohol y las 0’0 también contienen alcohol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios