"Algo queda en nuestra naturaleza de mujeres salvajes". Entrevista a la psicóloga Andrea Luraschi (II)

Sigue a Bebesymas

mamitrabaja

Como os prometimos ayer continuamos hoy entrevistando a la psicóloga Andrea Luraschi, adentrándonos, de su mano, en el universo emocional de la madre embarazada y, en general, en la vivencia de la maternidad tanto desde el punto de vista instintivo como desde el de mujeres actuales.

¿Somos madres instintivamente o es una construcción personal y cultural?

De ser madre hoy en plena cultura urbana, tecnificada, cada vez mas autista, sin duda es una construcción cultural y personal, poco ha quedado, solo los rudimentos del instinto, que el paradigma medico hegemónico ha reducido con la excesiva medicalización o instrumentación de los procesos de la salud.

Pero como somos también animales mamíferas, algo nos queda de nuestra naturaleza de mujeres salvajes.

Nos impacta precisamente esa parte, la intuitiva-instintiva pura, la que nos conecta con la maternidad desde nuestro propio ser femenino.

El miedo al parto es una construcción social, que la cinematografía y el patriarcado han reforzado generando miedos y temores paralizantes, convirtiendo a las mujeres en sujetos pasivos en un momento que debería ser de máximo poder personal, como es un parto.

Esos cambios emocionales profundos ¿los alcanzan todas las mujeres o algunas se los ocultan a ellas mismas?

Te diría que si has decidido una maternidad generalizada, normativizada, no te cuestionarás muchas cosas y agacharás la cabeza.

En cambio, si te haces pregunta al ser, a tu propio ser, por muchas situaciones, lo más probable es que estés abriendo tu ser a una experiencia transformadora total que es en si como experiencia subjetiva la maternidad. Hablo de esta experiencia, como algo más allá que parir.

¿Cómo explicarías lo que supone la maternidad en la vida de una mujer?

Nunca he podido responder esa pregunta. Creo que todos los días le encuentro un nuevo sentido. Podría terminar de descubrirla en todo mi caminar en la vida, con suerte. En principio creo que la maternidad es algo así como un hito en la vida de una mujer, una experiencia cumbre, más allá del registro corporal, de si ha habido parto o no, del tipo de parto, de si se es madre adoptiva o biológica.

Creo que sin duda es la experiencia mas profunda del amor, es donarse a otro, u “otritos”, amorosamente, dándolo todo, dejando de lado nuestros propios temores, sosteniéndolos con amor que se alimenta en el propio amor de mujer para contigo misma. Sin esto, no hay una maternidad plena, positiva, solo devienen síntomas que se trasladan inevitablemente a esos hijos.

Y la pareja, ¿cuál debería ser su papel ideal en este nuevo camino que es formar una familia?

La pareja debe ser nada más que pareja. Esto es que le padre no debe ser un niño celoso del otro que vendrá, ni un competidor histérico, no impaciente, no fugitivo de responsabilidades, sino debe ser un varón bien plantado, que desee ser padre (y a la madre) desde el propio deseo de amor a esa mujer y a ese bebe por nacer, que cumpla la función de garante de ese niño, de escudo, de apoyo y sostén para esa mujer dispuesta a dar (su) vida.

Muchas veces, me encuentro en el consultorio con esos compañeros que son como niños. La mujer queda entrampada, atravesada por las demandas de esos hombrecitos inseguros que no han aprendido a amar.

Los hombres deben dar amor a sus compañeras y a sus hijos para ser padres, apartarse humildemente de la escena, sin dejar de ver que son lo muy valiosos en esa maternidad, porque gracias a su intervención amorosa y creadora de vida, esa pareja consolidará su ma/paternidad.

¿Estamos muy desconectados y perdidos los padres actuales?

Igual que me encuentro con esos padres niños, también, me encuentro también con las nuevas generaciones, de varones orgullosos de desempeñar ese rol tan varonil, que los hace dadores de amor incondicional y generadores de vida.

Es maravilloso encontrarse con varones así que posibilitan el desarrollo de una maternidad saludable, y repercute positivamente en ellos, mismos y su descendencia. Renutriendo su propia pareja.

Realizas talleres y cursos pensado especialmente en la salud y la psicoprofilaxis emocional de la embarazada, ¿Cómo los enfocas?

Volviendo a mi trabajo, he desarrollado, por estas carencias, un Programa de Desarrollo Personal para la mujer, embarazada llamado “Embarazo Pleno” a través de , es el único programa dirigido a la mujer embarazada y consta de talleres vivenciales y sesiones de psicoterapia para la mujer y /o su pareja, y actividades personalizadas, y de estimulación prenatal para con los bebecitos por nacer, y de preparación a la llegada del bebé, y luego de acompañamiento en el posparto, arrancando con la elaboración de la vivencia del parto, que es muy importante realizar.

Muchísmas gracias, Andrea, por el tiempo que nos has dedicado.

Un placer hablar contigo, Mireia y a tu entera disposición, tuya y de tus lectoras, gracias por haber dispuesto un momento para este encuentro entre mujeres, si les interesa mi tarea, pueden contactarme vía web www.mamitrabaja.com.ar.

Terminamos esta entrevista a la psicóloga Andrea Luraschi, que hemos publicado en dos partes y que esperamos os ayude a entender mejor las necesidades emocionales y los cambios psicológicos de las madres.

En Bebés y más | “Ser madre está siendo la mejor experiencia de mi vida”. Entrevista a la cantante Nena Daconte, “Deberemos cambiar totalmente nuestro sistema productivo”. Entrevista a Carlos González, “Los bebés que no reciben leche humana tienen más posibilidades de enfermar”, entrevista a la IBCLC Ana Charfén

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios