Sigue a Bebesymas

Ácido Fólico

El ácido fólico es una ayuda indispensable durante el embarazo. Pertenece al grupo de las vitaminas B (vitaminas implicadas en el metabolismo humano) y su función es la de prevenir los defectos del tubo neural, es decir, aquellos problemas que puedan surgir en el cerebro o en la médula espinal.

No obstante, el ácido fólico es útil siempre que se tome antes de la concepción y en las semanas iniciales del embarazo. Esto se debe a que los defectos del tubo neural se suelen original durante las primeras cuatro semanas de embarazo; esto significa que las posibles alteraciones neuronales se producen antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas.

Por ello, es importante tener suficiente ácido fólico en el organismo de la mujer antes del embarazo, y para ello se recomienda que lo tomen en edad fértil. A pesar de ello, demasiadas mujeres no poseen la cantidad recomendada a diario de ácido fólico. ¿Queréis saber más cosas acerca del ácido fólico? Seguid leyendo después del salto.

¿Por qué se debe tomar ácido fólico durante el embarazo?

Si las mujeres en edad fértil consumieran la cantidad recomendada de ácido fólico antes y durante las primeras semanas de embarazo, se podría prevenir la mayoría de los defectos del tubo neural.

El tubo neural es la parte del embrión a partir de la cual se forman el cerebro y la médula espinal y se comienza a terminar de formar durante el primer mes de embarazo. Si hubiese algún tipo de anomalía durante el proceso de formación (por ejemplo, si no se cerrase por completo) se pueden producir defectos en el cerebro y en la médula espinal.

Existen dos anomalías que se dan con mayor frecuencia siempre que existe algún tipo de defecto en el tubo neural. Estamos hablando de la espina bífida y la anencefalia (o espina dorsal abierta).

Otros defectos congénitos que se pueden evitar con una adecuada cantidad de ácido fólico en el organismo son el >labio leporino, paladar hendido y algunos problemas cardíacos.

Por otro lado, aquellas mujeres que toman ácido fólico durante aproximadamente un año antes del embarazo pueden reducir su riesgo de tener un bebé prematuro. Recordemos que los bebés prematuros tienen más probabilidades de padecer complicaciones e incapacidades permanentes (retraso mental, parálisis cerebral o pérdida de la visión)

¿Qué cantidad de ácido fólico se necesita?

Se recomienda que todas aquellas mujeres en condiciones de quedar embarazadas tomen un complemento vitamínico de 400 microgramos de ácido fólico, siempre como parte de una dieta saludable.

En la dieta se debe incluir alimentos ricos en ácido fólico (por ejemplo: la harina, el arroz, la pasta, el pan y los cereales) y en folato, es decir, la forma natural del ácido fólico que se encuentra en algunos alimentos como son las verduras de hojas verdes, las legumbres o las naranjas.

Nuestro organismo absorbe aproximadamente el 50% del folato de los alimentos, mientras que llega a absorber cerca del 85% del ácido fólico presente en los alimentos enriquecidos y el 100% del ácido fólico de los suplementos vitamínicos. La cocción y el almacenamiento pueden destruir parte del folato de los alimentos.

¿Todas las mujeres necesitan la misma cantidad de ácido fólico?

Si la mujer ha padecido un embarazo con defectos del tubo neural es necesario que consulte a su médico antes del próximo embarazo para conocer la cantidad del ácido fólico a tomar. Además, si la mujer tiene diabetes, epilepsia u obesidad corre el riesgo de tener un bebé con defectos del tubo neural, por lo que también deben consultar a su médico antes del embarazo para saber si deben tomar una dosis mayor de ácido fólico.

¿Durante cuánto tiempo se necesita el ácido fólico si estoy embarazada?

Las mujeres embarazadas necesitan ácido fólico adicional durante todo el embarazo ya que debe producir las células sanguíneas adicionales que su cuerpo necesita durante ese período. El ácido fólico también contribuye al rápido crecimiento de la placenta y el feto y es necesario para producir nuevo ADN (material genético) a medida que se multiplican las células. Sin la cantidad adecuada de ácido fólico la división celular podría verse afectada y llevar al desarrollo insuficiente del feto o la placenta.

¿De qué forma previene el ácido fólico los defectos congénitos?

Si bien no se conoce con exactitud el modo en que el ácido fólico previene los defectos del tubo neural, la mayoría de los estudios sugieren que podría deberse a que corrige las deficiencias nutricionales. También se sugiere que se debe a que el suplemento de ácido fólico ayuda a las personas a compensar rasgos genéticos característicos que les impiden aprovechar el folato incluido en su dieta. Estos rasgos podrían suponer para las mujeres un riesgo adicional de tener bebés con defectos del tubo neural.

¿Qué otros beneficios aporta el ácido fólico?

El ácido fólico es importante para la salud de todos. Cumple un papel importante en la producción de glóbulos rojos. Las personas con deficiencias de ácido fólico a veces desarrollan un tipo de anemia denominada anemia megaloblástica (caracterizada por un número reducido de glóbulos rojos). El ácido fólico también podría desempeñar un papel importante en la prevención de otros problemas de salud.

Conclusión

El ácido fólico es una vitamina B que ayuda a proteger al bebé desde el momento que se concibe contra serios defectos de nacimiento que afectan la columna vertebral y el cerebro, llamados defectos del tubo neural. Actualemente también se cree que el ácido fólico podría ayudar a prevenir determinados problemas de salud.

Es muy importante tomar ácido fólico todos los días, especialmente durante las semanas previas a la concepción y durante las primeras semanas del embarazo; esperar hasta saber que si se está o no embarazada podría no ser beneficioso para el bebé.

Es aconsejable tomar unos 400 micrograms de ácido fólico todos los días y seguir una dieta sana y equilibrada. El ácido fólico se puede tomar solo o en una multivitamina, además de encontrarse diversos alimentos, como el cereal, el zumo de naranja o los vegetales de hoja verde. Pero es necesario saber que por muy sana y equilibrada que sea la dieta, es difícil obtener de los alimentos la cantidad necesaria de ácido fólico. Así que, como podeis ver, el Ácido Folico es una ayuda indispensable durante el embarazo.

Foto | emilianohorcada en Flickr
En Bebés y más | Ácido Fólcio: vitamina esencial, Alimentos y recetas que contienen Ácido Fólico, Ácido Fólcio para un bebé sano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario