Síguenos

pier reflejo marcha

Muchos bebés recién nacidos muestran un movimiento de piernas en determinadas posiciones como si quisieran andar. Es el reflejo del paso o de la marcha automática, un reflejo primario de los bebés, esto es, una reacción automática desencadenada por un estímulo.

El reflejo de la marcha automática se da durante las primeras semanas de vida (de hecho, se observa en el feto a partir del séptimo mes de gestación), generalmente hasta el tercer o cuarto mes del bebé. También se lo conoce como “reflejo del andar automático” o “reflejo de la marcha primitiva”.

Consiste en que, cuando se sujeta al bebé por las axilas y se le sitúa sobre un plano recto, éste a partir del estímulo en la planta de los pies flexiona o estira sus piernas alternativamente como si quisiera caminar, con movimientos que recuerdan a la marcha.

Cuando se le sitúa frente a un escalón, el movimiento de las piernas simula la acción de subida del mismo.

El reflejo aparece generalmente a partir del cuarto día de vida y termina desapareciendo o convirtiéndose en lo que serán los primeros ejercicios precursores de los verdaderos pasos, cuando el bebé comienza a andar mediante sostén o intentando alcanzar algo o alguien.

Si más allá de estos primeros meses del bebé el reflejo del paso o de la marcha automática continúa como conducta automática se puede considerar como signo patológico en el desarrollo.

Foto | kona99 en Flickr-CC
En Bebés y más | Estupendo vídeo que muestra los diferentes reflejos primarios de los bebés, El reflejo de prensión plantar

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario