Sigue a

autismo-bebés

La edad promedio en la que se detecta en el niño algún trastorno del espectro autista es entre los cinco y los seis años, sin embargo científicos estadounidenses señalan que el autismo podría detectarse en los bebés a través de la observación del niño.

Si bien en algunos casos los síntomas no son tan evidentes desde los primeros meses, hay señales de alarma que podrían indicar la manifestación de algún trastorno del desarrollo a edades tempranas.

Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, San Diego, prepararon un cuestionario en el que los padres de 10.500 bebés de menos de un año respondieron cómo sus pequeños hacen uso del contacto visual, de sonidos, palabras, gestos y otras formas de comunicación.

Preguntas como “¿sonríe o se ríe su bebé cuando lo mira?, ¿el niño pretende jugar con juguetes?, ¿puede darse cuenta cuando el niño está contento o enojado?“, podrían dar la pauta de un comportamiento inusual.

De todos los niños que participaron en el estudio, 184 habían mostrado problemas en el examen inicial cuando eran bebés, y fueron referidos a evaluaciones posteriores. De ellos, 32 han recibido un diagnóstico provisional o final de algún trastorno del espectro autista, mientras que 101 tienen alguna otra enfermedad relacionada a retraso en el desarrollo.

Según los investigadores, estas cifras son típicas de lo que podría esperarse en una población de este tamaño, lo cual sugiere que el cuestionario preliminar podría funcionar. Desde luego, es un método fácil de realizar, barato y rápido, pero lo más importante es la observación de los padres.

El autismo puede mostrar señales de alarma desde edades muy tempranas. A partir de los dos meses si el bebé no presta atención a la luz o a sonidos, señalan los especialistas. Igual que la forma de jugar durante los primeros meses. Ciertas actitudes como girarlos de forma repetida, mirarlos fijamente u observarlos por el rabillo del ojo es una característica de los bebés que luego fueron diagnosticados con autismo.

Por su parte, un estudio posterior detecta la edad de diagnóstico a los nueve meses de edad fijándose en la dirección del movimiento ocular de los bebés cuando miran caras, ojos, o ante objetos moviéndose en la pantalla de un ordenador.

Que se puedan identificar signos de autismo en los niños desde que son bebés es una noticia muy esperanzadora, ya que la detección precoz es fundamental para llevar a cabo un tratamiento eficaz y que el desarrollo del niño en la infancia sea lo más normal posible.

Vía | BBC
Foto | efleming en Flickr
Más información | Journal of Pediatrics
En Bebés y más | Uno de cada ciento cincuenta niños en edad preescolar es autista, Signos de posible autismo en niños preescolares, Detectar el autismo desde los primeros balbuceos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario