Compartir
Publicidad

"Dulces sueños, sin mimos ni lloros": el método Ferrerós para que duerman sin lágrimas

"Dulces sueños, sin mimos ni lloros": el método Ferrerós para que duerman sin lágrimas
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si alguien te habla de que está haciendo un método para que sus hijos duerman bien seguro que enseguida piensas en el tan conocido como criticado método Estivill (copia del método Ferber), por ser el más utilizado. Sin embargo no es el único. Hace un tiempo os hablé del método para dormir de Tracy Hogg y hace unos días descubrí la existencia del método Ferrerós.

El método Ferrerós se llama así porque es invento de la psicóloga Mª Luisa Ferrerós, cuyo método no se centra sólo en el dormir sino que abarca muchas otras áreas de la educación y la crianza. La parte del método que la autora dedica al sueño se recoge en un libro llamado “Dulces sueños, sin mimos ni lloros”.

Como ya os expliqué en qué se basa el método de Tracy Hogg en su día y como he hablado varias veces del método Estivill, he decidido analizar también el método Ferrerós para dar mi visión como enfermero, pero sobretodo como padre (o quizás al revés).

Para ello he comprado una copia del libro que me llegará en unos días. Una vez leído, analizaré el método y os explicaré mis conclusiones al respecto. Luego me acercaré con el libro a la estantería donde tengo los libros de “los niños” y decidiré si colocarlo cerca de los de Rosa Jové, Carlos González y Jesper Juul, entre otros, o si ponerlo al lado de los libros de Estivill.

De momento sólo quiero comentar las primeras impresiones que me suscita el libro. Hablar de método ya me pone a la defensiva, porque dormir es algo que los bebés ya hacen en la barriga, entonces cuando alguien dice que tiene un método para que los bebés duerman está diciendo que va a tratar de hacer algo que los niños no hacen.

Si los niños ya saben dormir, pese a hacerlo despertándose a menudo y pese a dormirse normalmente siendo mecidos o acunados, me da la sensación de que el método Ferrerós tratará de conseguir que los niños duerman más horas sin despertarse o de que se duerman sin necesidad de ayuda por parte de los padres. Está por ver si todo ello se consigue sin lloros, como promete el título.

Por otra parte, al buscar información sobre el libro, he podido leer una frase que parece justificar el devenir del libro que dice así:

El sueño es una actividad fisiológica, pero que se aprende como un hábito.

Si la analizáis un poco llegaréis posiblemente a la misma conclusión que yo: es incongruente. Algo que es fisiológico es algo que forma parte de la función de los seres humanos. Es decir, “el sueño es fisiológico” significa que dormir es algo inherente al ser humano, que lo hará sí o sí. Fisiológico es tragar, hacer la digestión, caminar, etc. Son cosas que no hace falta que alguien te enseñe porque las vas a hacer igualmente. Entonces, ¿por qué el sueño se aprende como un hábito? Un hábito es algo que eliges hacer siempre igual porque consideras que te va mejor así, pero que puedes cambiarlo si en algún momento ves otra manera mejor de hacerlo.

En este sentido, me habría gustado mucho más algo como “el sueño es una actividad fisiológica, los niños dormirán como nosotros los adultos tarde o temprano, porque es una cuestión de tiempo y de maduración. Sin embargo, mientras llega ese momento, podemos intentar algunas rutinas que podrían ayudar a los niños a conciliar el sueño”.

Hablo en condicional y claro, así yo vendería pocos libros, pero es que las rutinas pueden funcionar o no porque todo depende de lo que uno quiera conseguir. No es lo mismo una rutina basada en un masajito al niño, luz tenue, un cuento y besitos antes de dormir, cuando el niño empieza a tener sueño, pongamos a las nueve de la noche, que la misma rutina a las siete y media de la tarde, momento en que, sin sueño, sólo conseguiremos fracasar y desesperarnos.

En fin, no digo más porque igual luego me leo el libro y resulta que realmente aporta buenas ideas para que los niños duerman sin lloros. Hasta que vuelva a hablar del libro, si alguien lo ha leído y quiere ofrecer su impresión que comente la entrada, así lo conoceremos desde varios puntos de vista.

Más información | Método Ferrerós
En Bebés y más | ¿Es el método Estivill adecuado para niños de más de tres años?‏, ¿Quieres saber todo lo que hay que saber sobre el sueño infantil?, Cuando los niños se levantan de la cama hasta el infinito y más allá

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos