Sigue a Bebesymas

bebe-comiendo-cereales-cc.jpg

Cuando nosotros éramos bebés lo más habitual era que tomáramos leche artificial, por lo que cuando nuestras madres empezaban a darnos cereales, hacia los cuatro meses, prepararlos era muy simple: echaban leche artificial en un bol, no sé cuántas cucharadas de cereales, le daban vueltas y ya tenían una papilla.

Por eso cuando ahora le preguntamos a nuestras madres cómo preparar una papilla de cereales nos dicen que es facilísimo: leche y cereales en polvo. Sin embargo, hoy en día no todos los niños toman leche artificial a los 4-6 meses (siguen siendo mayoría, pero el porcentaje ya no es tan alto) y muchos niños llegan a cumplir la recomendación que dice que los bebés deberían tomar leche materna en exclusiva hasta los 6 meses de edad.

Entonces, cuando el bebé llega a los seis meses y la madre quiere darle cereales llega la gran pregunta: ¿Cómo le preparo los cereales si no me saco leche? ¿Los preparo con leche de vaca? ¿Los hago con leche artificial? ¿Con qué leche? ¿Y si no le doy cereales?

Los cereales se pueden hacer con leche materna

Lo primero que debe tener en cuenta una madre que da el pecho es que los cereales se pueden preparar con leche materna. Parece obvio, parece lógico, pero sé de muchas madres que dan el pecho y que utilizan leche artificial para hacer los cereales porque el pediatra le dijo que “ahora que empiece a tomar cereales, que se preparan con leche artificial”.

Con la leche materna cuesta un poco más conseguir una densidad de papilla, pero se acaba consiguiendo con más cantidad de cereal. A nivel nutricional siempre será mejor, lógicamente, que la combinación leche artificial+cereales.

Los cereales no se pueden preparar con leche de vaca

Como ya dijimos hace pocos días, la leche de vaca no se recomienda hasta al menos los 12 meses de edad, por el bajo contenido en hierro, por el riesgo de que provoque microhemorragias y porque contienen muchas proteínas, así que los cereales, si el bebé tiene entre 6 y 12 meses, no se pueden preparar con leche de vaca.

Pueden prepararse con leche artificial

Por supuesto, los cereales pueden prepararse con leche artificial, esto lo sabemos todos, pero se trata de una recomendación que sólo debería darse a las madres que dan leche artificial a sus bebés.

La leche artificial, aunque es leche de vaca modificada y por lo tanto adaptada para que los bebés la toleren, sigue llevando muchos de los componentes de la leche de vaca y por lo tanto es potencialmente alergénica.

Si un bebé no ha probado ningún lácteo derivado de la leche de vaca lo más recomendable es que no lo haga al menos hasta el año, para evitar el riesgo de alergia. No olvidemos que la leche de vaca es el alimento que más alergias produce hasta los cinco años de edad de los niños.

Por otra parte, puede ser irrespetuoso decirle a una madre que ha escogido la lactancia como modo de amamantamiento y que podría haber incluso luchado contra viento y marea para lograr establecer su lactancia que ahora tiene que dar leche artificial cuando puede preparar los cereales con su propia leche o incluso con agua.

Los cereales pueden prepararse con agua y con caldo

¿Con agua? Dicen muchas madres cuando les dices que pueden preparar los cereales con agua. Si un niño mama varias veces durante el día y la noche y no depende de una toma para recibir la cantidad de leche que más o menos necesita, los cereales se pueden preparar perfectamente con agua.

Sin ir más lejos, los primeros cereales que se le ofrecen a un bebé son los que no llevan gluten, que son los que llevan arroz y maíz. Los adultos, cuando comemos arroz, solemos cocinarlo con agua, y no con leche (aunque el arroz con leche está buenísimo – salivando…-).

Cuando el bebé tiene ya seis meses y está tomando verduras, podemos aprovechar el caldo que nos queda para preparar los cereales. No es que vaya a sumar muchos nutrientes, pero siempre llevará algo más que el agua. Otra cosa será el sabor, que lo modificará, pudiéndole gustar igualmente o no.

¿Y si no le doy cereales?

Los cereales son un invento moderno. Antiguamente no existían las cajas con cereales dextrinados o hidrolizados, así que preparar una papilla de cereales es algo de ahora. Esto no quiere decir que sea malo o absurdo dar cereales, sino que no es estrictamente necesario.

Si le damos cereales, perfecto. Son una enorme fuente de calorías y además vienen enriquecidos con hierro. Si no le damos, pues tampoco pasa nada, muchos niños a los seis/siete meses ya toman arroz, chupan galletas e incluso pan y, como además en esa edad empiezan también con la carne, pues ya tienen una fuente fiable de hierro. Yo solo les di a los míos los cereales de las muestras que llegaban a casa, y dárselos es ofrecérselos, otra cosa es que se los comieran.

Foto | Bencloceck en Flickr
En Bebés y más | Alimentación complementaria: los cereales, Alimentación complementaria: los cereales (II), Cereales hidrolizados ¿qué son?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios