Tres bebés ingresados con daño cerebral y raquitismo tras ser alimentados con fórmulas caseras basadas en una dieta alcalina

Tres bebés ingresados con daño cerebral y raquitismo tras ser alimentados con fórmulas caseras basadas en una dieta alcalina
Sin comentarios

Tres bebés en Estados Unidos fueron ingresados con daño cerebral y raquitismo, después de ser alimentados con una fórmula casera preparada por sus padres, que seguían las indicaciones encontradas en recetas para una dieta alcalina.

Como sabemos, durante sus primeros seis meses de vida el bebé debe ser alimentado únicamente con leche materna, o en caso de que esto no sea posible, con leche de fórmula, el único alimento adecuado para sustituir parcial o totalmente a la leche humana y que cubre los requerimientos nutricionales del lactante durante ese tiempo.

Sin embargo, aún con esta información, hay padres que eligen no seguir las recomendaciones y optan por dar a sus bebés otros alimentos que no son seguros para ellos, poniendo en grave riesgo su salud.

Tres casos separados

De acuerdo con el reporte publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), los bebés en cuestión no están relacionados entre sí y los casos sucedieron en tres estados diferentes: Nueva Jersey, Pensilvania y Delaware.

¿Qué tenían en común? Haber sido alimentados con una fórmula casera, basada en recetas de dieta alcalina, lo que resultó en graves complicaciones de salud para los tres bebés, como hipocalcemia y raquitismo por deficiencia de vitamina D.

El primer caso sucedió en enero de este año: un bebé de tan solo cuatro meses de edad presentó dificultad para respirar y posteriormente dejó de responder, por lo que necesitó ser trasladado al hospital para ser intubado y asistido con ventilación mecánica.

Sin embargo, continuó teniendo problemas y presentó varios episodios de bradicardia y paro cardiaco. Tras necesitar reanimación, los médicos encontraron que presentaba daño cerebral por la falta de oxígeno y raquitismo.

El niño había sido alimentado con una fórmula casera de musgo marino, semillas de cáñamo y agua de coco durante aproximadamente 1 mes.

El segundo caso, que también sucedió en enero de este año, involucró a un bebé de cinco meses, que fue llevado a emergencias tras experimentar un episodio de rigidez de las extremidades, cianosis (piel azulada por falta de oxígeno) y apnea breve. Tras pruebas médicas, se encontró que presentaba niveles bajos de calcio y deformidades óseas indicativas de raquitismo.

Los padres informaron que a los tres meses de edad habían comenzado a alimentarle con una fórmula casera hecha de agua de coco, corazones de semilla de cáñamo, dátiles, gel de musgo marino y agua alcalina.

El tercer caso, ocurrido en agosto del año pasado, fue el de un bebé de nueve meses, llevado a emergencias después de cinco días de presentar irritabilidad. Los exámenes físicos encontraron que tenía bajo peso y talla, su cabeza estaba deformada y presentaba retrasos en su motricidad fina y gruesa, siendo incapaz de sentarse sin ayuda. Tras realizarle pruebas, se encontró que también tenía carencias de calcio, vitamina D y yodo, recibiendo diagnóstico de raquitismo.

El bebé había sido alimentado con una fórmula casera basada en una dieta vegana alcalina, que consistía en leche de coco, dátiles y musgo marino, aunque el musgo marino había sido descontinuado varios meses antes.

"A cada uno de estos bebés se les había alimentado con una fórmula casera, que sus padres describieron como la dieta alcalina. Las recetas asociadas con esta dieta, varias de las cuales se pueden encontrar en línea, muestran que carece de vitaminas y micronutrientes esenciales como la vitamina D, el calcio y el yodo", se explica en el reporte.

"Estos tres casos destacan el potencial de graves consecuencias. Se debe advertir a los padres que eviten este sustituto inadecuado de la leche materna o la fórmula comercial para bebés que puede causar hipovitaminosis D, insuficiencia cardiorrespiratoria hipocalcémica e hipotiroidismo, lo que puede provocar daños duraderos y posiblemente la muerte."

Solo leche materna o leche de fórmula (bien preparada)

Lucy Wolski Sljmgxyzmqm Unsplash

Recordemos una vez más que lo único que debe recibir como alimento un bebé durante sus primeros seis meses de vida es leche materna, o en caso de que esto no sea posible, leche de fórmula o leche artificial.

La leche de fórmula o leche artificial deberá ser aquella que cuente con la autorización y certificaciones necesarias que la hacen adecuada para el consumo de los bebés, que además deberá ser preparada de forma segura, tal y como lo indican los fabricantes y sin añadir ninguna clase de alimento a ella, pues esto podría ser perjudicial para el bebé.

Es importante destacar que antes de cumplir el primer año, hay otras bebidas que los bebés no deberán consumir, como la leche de vaca y las bebidas vegetales (también conocidas como "leches" vegetales, aunque no lo son).

Las proteínas de la leche humana, así como de la leche de fórmula adaptada, tienen las cualidades y proporciones exactas para los bebés, por lo que no sólo no es necesario incorporar ninguna otra bebida a su dieta, sino que como hemos visto, puede llegar a ser perjudicial para su salud.

Vía | Insider

Fotos | Unsplash

En Bebés y más | Una bebé sufre discapacidad mental porque sus padres añadían al biberón otros alimentos, Muere por desnutrición un bebé de 18 meses que era alimentado con una restrictiva dieta vegana, Las leches vegetales no son leche: un bebé sufre escorbuto por alimentarse con leche de almendra

Temas
Inicio