Publicidad

La mayor parte de la leche materna comprada por internet en EE.UU. está contaminada

La mayor parte de la leche materna comprada por internet en EE.UU. está contaminada
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque en España no se hace, por estar desaconsejado a nivel de salud y porque no hay costumbre, en EE.UU. hace tiempo que se comercializa leche materna por Internet. Hay páginas dedicadas a ello en las que las madres ofrecen su leche materna a un precio de entre 1,5 y 2 dólares de media por cada 30 ml. (algunas piden menos y otras llegan a pedir hasta 4 dólares, por considerarse mujeres muy sanas), siendo la página más conocida Only the Breast.

Probablemente muchos os estaréis preguntando ahora acerca de la leche de estas madres, del peligro de contagio, de la posibilidad de que esté contaminada, sabedores (y si no lo sabéis yo os lo cuento) de que la leche donada en los bancos de leche de todo el mundo es recogida según unas recomendaciones higiénicas, transportada en frío y tratada (pasteurizada) para evitar todo posible contagio y cualquier contaminación de una leche que será consumida por bebés prematuros y/o enfermos.

Pues esto mismo han debido preguntarse en Ohio, donde varios investigadores decidieron estudiar muestras de leche comprada en Internet para comprobar su seguridad. La conclusión a la que llegaron, y ahora os lo explico más a fondo, es que la mayor parte de la leche materna comprada por internet está contaminada.

Cómo hicieron el estudio

Preocupados por el riesgo que asumen las parejas que compran leche materna por Internet, o mejor dicho, el riesgo que acaba viviendo el bebé, que es el que finalmente se la tomará, decidieron comprar leche por Internet. No explican dónde la adquirieron, ya que hacen referencia a un "sitio web de intercambio de leche popular en EE.UU.", pero sí dicen que compraron 101 muestras de leche, que compararon con 20 muestras de leche materna sin pasteurizar donadas a un banco de leche.

Cuáles fueron los resultados

Vieron que la mayoría de las muestras, un 74% de ellas, estaban colonizadas por bacterias Gram-negativas. En comparación con la leche donada a los bancos tenían más bacterias totales, incluidas más bacterias del tipo Staphylococcus sp. El 21% de las muestras contenían el citomegalovirus, no encontraron muestras contaminadas con el virus del VIH y algunas estaban contaminadas por Salmonella.

Los resultados eran peores cuando la leche había tardado más en llegar al destino y peores cuando la leche llevaba más tiempo extraída. Los autores observaron que la gran diferencia con respecto a la leche donada a los bancos era que en la extracción, la manipulación o el traslado se habían obviado medidas básicas de higiene. De hecho aseguran que muchas muestras llegaron sin ninguna refrigeración, a temperatura ambiente.

Mi única duda es si los investigadores tuvieron en cuenta que la leche materna normal, la de cualquier madre, recién extraída, está cargadita de bacterias, tantas como 700 especies diferentes y no por ello se debe decir que todas las mujeres tienen leche materna contaminada. Quizás sí lo tuvieron en cuenta y hayan observado la diferencia al comparar las muestras de Internet con la donada a los bancos.

En los anuncios no se habla de los métodos de recogida ni transporte

La mayoría de madres explican que son mujeres sanas, con bebés sanos, y ofrecen su leche que, probablemente, no tiene ningún inconveniente a nivel de salud para ningún bebé. Sin embargo, desde que la leche sale del pecho pueden pasar muchas cosas.

Una mujer puede ser muy cuidadosa y lavarse bien las manos antes de una extracción y otra puede no serlo tanto. Una mujer puede utilizar botes limpios para la recogida, y otra puede utilizar otros no tan limpios (o bien fregados pero secados con un trapo húmedo, caldo de cultivo de microbios).

Una mujer puede enviarlo en frío, en transporte urgente, para que llegue rápido y bien conservada y otra puede enviarlo en un bote dentro de una caja, como quien manda calcetines, pasando 2 ó 3 días la leche ahí dentro hasta llegar al destino, lógicamente en un estado peligroso para su consumo, no por las condiciones de la madre, sino por haber sido enviado sin tener en cuenta las recomendaciones lógicas de conservación.

Como consecuencia los investigadores explicaron que puede ser peligroso comprar leche materna por internet para los bebés, sobre todo si son prematuros o si tienen alguna enfermedad, por el riesgo de darles leche contaminada con bacterias diversas que no ha pasado ningún control.

¿Y en España? ¿No se vende?

No, en España no se vende leche materna, probablemente por una cuestión cultural. No existe una ley que ponga condiciones sobre esto, así que a falta de dicha ley, podemos decir que no está regulado y que, hasta que se diga lo contrario, puede hacerse.

Otra cosa es que, como digo, haya interés por ofrecer leche materna comprada a otra madre y, de igual forma, haya interés por venderla, ya que hasta la fecha ni se compra, ni se vende, se dona a los bancos de leche que la tratan adecuadamente para poder ofrecerla a los bebés que más la necesitan, los prematuros y los enfermos ingresados en las unidades neonatales.

Vía | El Mundo, Pediatrics Foto | Honza Soukup en Flickr En Bebés y más | Leche materna en tetrabrik, Baby Gaga, un helado de leche materna, Una mujer inglesa vende leche materna por internet

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir