Hepatitis infantil: la nueva teoría que la relaciona con una infección previa por coronavirus cobra fuerza

Hepatitis infantil: la nueva teoría que la relaciona con una infección previa por coronavirus cobra fuerza
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hace menos de dos meses saltó la alarma sobre un aumento de casos de hepatitis grave en niños cuya causa no se había identificado.  En su último reporte, la OMS habla ya de 650 probables de hepatitis notificados en 33 países entre el 5 de abril y el 26 de mayo de 2022.

En nuestro medio, las hepatitis en niños suelen estar producidas por virus. En estos nuevos casos de hepatitis, los virus de la hepatitis A, B, C y E fueron negativos, por lo que se barajan otras hipótesis. En las últimas semanas se hablaba del Adenovirus como posible culpable; también se ha puesto el foco en el SARS CoV2 y, más recientemente se habla de una posible coinfección por adenovirus y SARS CoV2 (es decir, que las infecciones por estos dos virus coincidan en el tiempo).

Infección por Adenovirus

Esta familia de virus recibe su nombre por el sitio donde primero se identificaron, en las adenoides (o vegetaciones). Existen más de 60 tipos de Adenovirus y la infección por muchos de ellos es tremendamente frecuente.

En niños sanos, la infección por adenovirus suele ser leve y autolimitada (se cura sola). Lo más frecuente es que ocasionen una infección respiratoria (tos, mocos, dolor de garganta), pero pueden también afectar al aparato digestivo causando gastroenteritis, al ojo (conjuntivitis) y, con menos frecuencia al aparato urinario y sistema nervioso.

Hasta la fecha, no se había relacionado al adenovirus con hepatitis.

Infección por Coronavirus

A finales de 2019 se identificó un nuevo tipo de Coronavirus, el SARS CoV2. A la enfermedad que causaba se le denominó COVID. Este coronavirus puede producir diferentes manifestaciones en el ser humano. Un gran porcentaje de los niños son asintomáticos. Otros tienen fiebre, cuadro catarral, diarrea, vómitos, dolor de cabeza… Es muy típica la pérdida de olfato y/o gusto.

Además, un porcentaje muy pequeño de niños pueden sufrir inflamación en diferentes órganos del cuerpo tras haber pasado una infección pro Coronavirus. Es el llamado Síndrome Inflamatorio Multisistémico. En estos casos sí hay afectación del hígado.

¿Qué produce los casos recientes de hepatitis aguda grave en niños de etiología desconocida?

La causa más frecuente de hepatitis en niños son las infecciones víricas. Los principales virus implicados son los virus hepatotropos (sólo afecta al hígado): virus de la hepatitis A, B, C, D y E. 

Estos virus fueron negativos en estos niños. Existen muchos otros virus que afectan a otros órganos y además al hígado. Y pueden producirse hepatitis también por otras causas: tóxicos, medicamentos, autoinmunidad…

hepatitis-covid

Las hipótesis que barajan los expertos:

- La hipótesis del Adenovirus

Muchos de los casos de hepatitis sucedieron en niños que habían tenido poco antes una infección respiratoria o una gastroenteriritis y se vio que muchos de ellos fueron positivos para Adenovirus. En los casos en los que se analizó qué Adenovirus era concretamente, se aisló el serotipo 41 con más frecuencia.

Durante la pandemia, los niños han sufrido muchas menos infecciones al haber pasado mucho tiempo aislados, uso de mascarilla, lavado de manos…etc. Esto podría haber hecho que disminuyese su inmunidad natural y sean ahora más susceptibles a las infecciones y que éstas sean más graves.

De los datos que aporta la OMS en su notificación del 27 de mayo de 2022, casi el 70% de las 181 muestras de sangre analizadas fueron positivas para Adenovirus. Sin embargo, había poca cantidad de virus y no se encontró este virus en las biopsias de hígado que se analizaron por lo que parece que el adenovius no es el único responsable.

- La hipótesis del Coronavirus

Por otro lado, estos casos han coincidido en el tiempo con un aumento significativo de casos de COVID19 por la variante Omicron lo que llevó a pensar que el coronavirus podía estar implicado. Sin embargo, de los 188 casos a los que se les realizó PCR para SARS CoV2, sólo entre el 12% y el 18% fueron positivos. A tan sólo 26 pacientes se les realizó serología para coronavirus, siendo positiva para 19 (73%) e indicando así que habían pasado recientemente la infección. Parece entonces improbable que el coronavirus por sí solo cause estas hepatitis, pero tal vez el haber pasado la infección antes pueda contribuir a ello.

- La hipótesis de las vacunas

Se ha investigado también si las vacunas tendrían algo que ver, pero la gran mayoría de los niños que sufrieron hepatitis no estaban vacunados ((la mayoría son menores de cinco años) por lo que esta hipótesis es altamente improbable y no se contempla.

- La hipótesis de la co-infección: Adenovirus y Coronavirus

La hipótesis más reciente publicada en la revista Lancet  es que se deba a una co-infección por adenovirus y coronavirus, es decir, que ambos virus influyan en la aparición de la hepatitis. Se postula que una infección previa por coronavirus pueda hacer que los niños reaccionen de manera diferente a una infección por adenovirus.

El coronavirus permanecería en el intestino del niño y liberaría proteínas que activarían el sistema inmune por medio de superantígenos (los superantígenos son antígenos que provocan una activación excesiva del sistema inmune y también podrían ser responsables del Síndrome Inflamatorio Multisistémico).

Se trata de un trozo de proteína del coronavirus SARSCoV2 que se parece a la enterotoxina B del Staphilococo aureus. El organismo de los niños lo consideraría como un grave peligro y reaccionaría frente a ella con una activación del sistema inmune muy amplia y exagerada.

Coronavirus Adenovirus

Se han realizado estudios en ratones en los que una infección por adenovirus aumenta la sensibilidad frente a la enterotoxina B y se produce gran daño del hígado.

Se cree que una infección previa por coronavirus pueda hacer que los niños reaccionen de manera más exagerada a una infección por adenovirus.

¿Pueden prevenirse?

Como la causa de estas hepatitis es aún incierta, no podemos saber si pueden prevenirse o de qué forma. Sin embargo, sí sabemos las medidas que ayudan a evitar las infecciones por adenovirus y otros virus.

- Lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia y siempre antes de comer y después de ir al baño

- Cubrirse con el codo para toser y estornudar

- Usar pañuelos desechables y tirarlos después de cada uso.

- Evitar espacios cerrados con mucha gente

- Mantener una buena ventilación

- Limpiar las superficies de la casa (mesas, encimeras…) con frecuencia

- Extremar la higiene en la cocina: lavarse las manos antes de cocinar, comer los alimentos cocinados lo antes posible y sino conservarlos en nevera

- Si alguien se encuentra enfermo, con fiebre, etc.. permanecer en casa y evitar el contacto con otras personas.

Temas
Inicio