Compartir
Publicidad

El "tracking" o persistencia de la obesidad de la infancia a la edad adulta

El "tracking" o persistencia de la obesidad de la infancia a la edad adulta
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El término "tracking" es un anglicismo utilizado para referirse al arrastre de la obesidad a lo largo de los años, en concreto el paso de la obesidad infantil a la obesidad en la edad adulta.

Se sabe que la obesidad de inicio en la edad infantil tiene tendencia a persistir a lo largo de los años y que la obesidad adulta y toda su morbilidad suponen un importante reto para la salud pública. La obesidad y el sobrepeso son condiciones clínicas que están muy lejos de constituir un simple problema estético y que ya afectan desde la infancia a una gran parte de la población.

Esto es, si de niño existe el sobrepeso, probablemente haya "tracking" y existen más posibilidades de que de adulto se sea obeso y sufra los problemas de salud relacionados, más graves con los años. Un niño puede vivir hasta cuatro años menos por ser obeso.

Y es que los factores nutricionales y los estilos de vida sedentarios se relacionan con casi un tercio de los fallecimientos prematuros a causa de enfermedades cardiovasculares en Europa, así como un 30-40% de los tumores, la osteoporosis y sus complicaciones. El sobrepeso y la obesidad se vinculan al desarrollo de diabetes tipo 2, incluso desde edades tempranas.

La correlación entre obesidad del niño y del adolescente con la de la vida adulta aumenta con la edad. Un estudio realizado en Boston demostró que el riesgo de "traking" a los 35 años es de 8 a 10 veces para los niños de diez años con índice de masa corporal (IMC) excesivo, al compararlos con los niños de peso normal. Este riesgo aumenta a 35 veces en mujeres y a 56 veces en los varones que han sido obesos a los 18 años.

También hay estudios que demuestran que el IMC, la presión arterial y el colesterol en la niñez se relacionan directamente con la variación del IMC a través del tiempo y con la presión y colesterol en la edad adulta.

La obesidad infantil es un gran problema que empieza a afectar no sólo a los países desarrollados, sino también a aquellos en vías de desarrollo dentro del contexto urbano. Incluso, ya afecta a los bebés, incrementando el riesgo para la salud.

Porque la obesidad en la infancia tiende a persistir a lo largo de los años hasta la edad adulta, en este fenómeno denominado "tracking", y por ello es tan importante intentar, desde que son bien pequeños, tener unos hábitos saludables para evitar los riesgos que acortan la esperanza de vida de las personas.

Más información | Obesidad: un desafío pendiente Foto | Tobyotter en Flickr En Bebés y más | Medidas contra el sobrepeso infantil (I), Consejos para evitar la obesidad infantil, Obesidad en niños pequeños: más importante de lo que creemos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos