Compartir
Publicidad
Publicidad

El colesterol bajo durante el embarazo predispone a un parto prematuro

El colesterol bajo durante el embarazo predispone a un parto prematuro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El colesterol es algo necesario para el organismo de la futura mamá pero siempre en su justa medida, tener un alto índice de colesterol o por el contrario presentar carencia, son aspectos negativos para la salud de la madre y del futuro bebé.

El colesterol es recibido por nuestro organismo a través de la ingesta de alimentos especialmente aquellos que son de origen animal, carnes, lácteos, huevos, etc. Se trata de una molécula necesaria para nuestro organismo, existen dos tipos de colesterol, el denominado malo o LDL y el denominado bueno o HDL, este último se considera saludable, entre otros aspectos, por la eficaz protección que realiza frente a un posible ataque cardíaco o por la implicación en la fabricación hormonal y en la metabolización de diversas vitaminas. Pues bien, en el caso de una futura mamá, el colesterol se encuentra implicado en los procesos que permiten tanto la implantación del embrión, la formación de la placenta y su desarrollo y por supuesto en el organismo del futuro bebé. Esta introducción sirve para presentar los estudios realizados por un grupo de científicos pertenecientes al Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos en el que muestran la estrecha relación que existe entre un bajo nivel de colesterol en el embarazo y la posibilidad de sufrir un parto prematuro aumentando los riesgos para el futuro bebé.

Ya se conocía la relación entre el exceso de colesterol y los riesgos de sufrir un parto prematuro, pero no se conocía el aspecto contrario, teniendo un bajo índice de colesterol. Según las conclusiones de los científicos, ni mucho ni poco, es necesaria una justa medida. En el estudio se tomaron los datos de 118 futuras mamás que presentaban reducidos niveles de colesterol y otras 940 que presentaban niveles normales o elevados de colesterol, se incluyeron futuras mamás de raza blanca y raza negra.

Los análisis realizados determinaron que el índice de colesterol reducido, por debajo de los 159 mg/dl, aumentaba a más del triple la posibilidad de sufrir un parto prematuro con respecto a las madres que presentaban un índice de colesterol en los niveles adecuados, entre 159 y 261 mg/d. También se constató que los fetos presentaban menor peso y que se acrecentaban las posibilidades de sufrir distintas anomalías congénitas. Lo más curioso es que estos resultados sólo se dieron en las mamás de raza blanca, por el contrario, en las mamás de raza negra no hubo ninguna consecuencia.

Este estudio contradice en parte lo que se indicaba en el post Una dieta baja en colesterol durante el embarazo mejora la circulación sanguínea del bebé, quizás beneficie el flujo sanguíneo pero se corren otros riesgos.

Todo en su correcta medida, los excesos o las carencias son perjudiciales y durante el embarazo una u otra situación pueden desembocar en un problema para el futuro bebé. Nuestra recomendación es realizar controles periódicos aconsejados por los expertos, realizar una dieta sana y equilibrada y ejercicio de forma regular. Garantizarás la salud de tu hijo y la tuya propia.

Vía | El Mundo Más información | Pediatrics Más información | Medline Plus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos