Publicidad

Ya va siendo hora de que nos informemos sobre el grooming: consejos para prevenir el acoso sexual en red

Ya va siendo hora de que nos informemos sobre el grooming: consejos para prevenir el acoso sexual en red
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En menos de una semana hemos sabido de la detención de dos hombres (entre 20 y 35 años) por presuntos delitos de pornografía y corrupción de menores: uno en un municipio de Barcelona - era profesor de Primaria -, otro en Córdoba.

Hablamos de grooming, o acoso sexual sobre un menor a través de Internet. Hemos leído en Stop Grooming que este fenómeno surge con fuerza, aunque sólo se denuncian un 1% de los casos.

Uno por ciento, es para echarse a temblar… Pero no deberíamos dejarque el miedo se apoderara de nosotros, y tampoco deberíamos hacer como si el problema no fuera con nosotros. Está claro que no queremos que ocurra, pero si no sentamos las bases, nuestros hijos pueden ser víctimas como lo son otros

Como nos contaban los responsables de SafeChildren Guardian, los padres conocemos muy bien los riesgos del que para nosotros es “el mundo real” (para nuestros hijos las relaciones en red son tan reales como sus paseos en bicicleta con amigos). Bueno pues digo yo que ya va siendo hora de que nos vayamos enterando y pongamos solución a esto, porque no es nada lógico que seamos los últimos en saber de los problemas que pueden llegar a tener los niños por un mal uso de Internet.

No querríamos que existieran depredadores de menores acechando tras un perfil falso en las redes sociales, pero los hay. No querríamos que nuestros hijos se toparan jamás con uno de ellos, pero a esas personas les sobra el tiempo para rastrear Internet y descubrir posibles víctimas detrás de personitas muy vulnerables.

Los consejos básicos de auto protección cuando se navega son salvaguardar la privacidad, y respetar la intimidad de los demás (aquí encontraréis información mucho más detallada). Pero además, puedo añadir que cuando un menor se encuentra frente a un problema de acoso sexual debería saber decir que NO y pedir ayuda.

Al pensar sobre el grooming, no debemos infravalorar las consecuencias que puede tener sobre el menor, su familia, y el entorno en el que se desenvuelve habitualmente. Todos estamos expuestos, ahora bien, las posibilidades de sufrirlo disminuyen cuando se tiene información, y nos sabemos proteger. Por ejemplo, es una buena idea dejar de compartir o enviar imágenes comprometidas o íntimas: por divertido que parezca, y seguramente lo es - teniendo en cuenta que hablamos de pre adolescentes y adolescentes - las propias características de la red posibilitan perder el control sobre el contenido.

Los deseos de popularidad a veces pasan factura

Bueno, ya sé que no siempre se comparten imágenes para ser más popular, aunque en mi opinión muchas personas desarrollan problemas con el ego paralelamente a su inmersión en las Redes Sociales. Los humanos podemos anticiparnos a las consecuencias de nuestras acciones (podemos he dicho, aunque no siempre lo hagamos), además se nos da bien - si queremos - pensar antes de actuar.

¿Pero que ocurre con los niños? ¿qué pasa si están en esa edad en la que aún no han desarrollado pensamiento abstracto? ¿y que ocurre con esos adolescentes ávidos de “encajar” entre sus iguales y encontrar un hueco en la sociedad?

La razón de que las Redes Sociales para adultos no permitan acceso a menores de 14 años (algo que nos saltamos con demasiada frecuencia), tiene que ver con esto que acabo de exponer más arriba. “Para utilizar una herramienta no sólo se debe controlar la técnica, también se debe saber cómo hacer para no lastimarnos, para no acabar dañados”.

Como he mencionado más arriba, y según se exponía en este post tan interesante de hace un año, los depredadores sexuales dedican mucha energía y mucho tiempo a buscar menores con los que contactar y de los que conseguir confianza, no es de extrañar que más veces de las que querríamos tengan éxito. ¿Pero qué nos impide aprender más y enseñar autoprotección a los niños?

Grooming2 1

Un peligro y más de una forma de exponerse a él

Leyendo FAROS, hemos aprendido que hay acosadores directos (identifican menores y establecen contacto, después pide imágenes o presiona para que la víctima conecte la webcam; acosadores oportunistas (las fotos de contenido sexual encontradas a través de internet, sirven como objeto del acoso, para chantajear); y acosadores específicos (desean obtener imágenes sexuales del menor y establecer contacto sexual con él).

Los últimos son los más difíciles de ientificar, por eso la siguiente información de las fases mediante las que acosan a los menores, puede resultar útil
  • Enganche: conocen los gustos de las posibles víctimas para adaptarse y favorecer que las últimas se sientan identificadas con el falso perfil, se trata de ganarse la confianza.
  • Fidelización: se aseguran de que los niños quieran seguir hablando con ellos; aquí entran en juego los temas de interés de las víctimas, para conseguir más información sobre su familia que “abra la puerta” a una relación en la que se incluyan confidencias.
Si acordáis, de este tema hablé cuando reseñaba la película “Los mundos de Coraline”, ya que para mí establece un paralelismo bastante exacto con lo que ocurre en la vida real. A falta de una relación de confianza con los padres, o debido a diversos problemas, los menores necesitan desahogarse con alguien que les entienda
  • Seducción: seducción y manipulación, acciones que son posibles gracias a toda la información de que se dispone. El sexo aparece en las conversaciones, y a veces se utilizan fotos de otros menores para presionar… “si ellos lo han hecho tú también lo deberías hacer”.
  • Acoso: con toda la información e imágenes, es fácil coaccionar y amenazar al menor para conseguir mantener relaciones sexuales físicas o virtuales.

Como veis, el tema es como para tomárselo en serio, y resulta muy necesario que todos sepamos actuar para evitar los contactos, o para hacer frente a los episodios de acoso, en este último caso se guardarán todas las pruebas posibles: conversaciones, mensajes, capturas de pantalla; por otra parte no se cederá ante el chantaje (en este punto cabría reiterar la necesidad de establecer un clima de confianza en casa) y se pondrá en conocimiento de los adultos responsables, quienes pedirán ayuda al Centro de Internet Segura,la Guardia Civil, o la Policia Nacional.

La seguridad es lo primero

Y por eso, desde Que no te la Den (portal específico para informar sobre grooming de Protégeles, han elaborado un Decálogo, cuyos últimos dos puntos acabamos de comentar. El resto, a continuación:

  • Rechaza los mensajes de tipo sexual o pornográfico. Exige respeto.
  • No debes publicar fotos tuyas o de tus amigos/as en sitios públicos.
  • Utiliza perfiles privados en las redes sociales.
  • Cuando subas una foto en tu red social asegúrate de que no tiene un componente sexual. Piensa si estás dispuesto/a a que esa foto pueda llegar a verla todo el mundo y para siempre.
  • No aceptes en tu red social a personas que no hayas visto físicamente y a las que no conozcas bien. Si tienes 200, 300 o 500 amigos estás aceptando a personas que realmente no son amigos ni familiares tuyos.
  • Respeta tus propios derechos y los de tus amigos/as. Tienes derecho a la privacidad de tus datos personales y de tu imagen: no los publiques ni hagas públicos los de otros.
  • Mantén tu equipo seguro: utiliza programas para proteger tu ordenador contra el software malintencionado.
  • Utiliza contraseñas realmente privadas y complejas. No incluyas en tus nicks e identificativos datos como tu edad, etc.

Últimamente se habla de que un 15 por ciento de menores de entre 10 y 17 años, han recibido propuestas de tipo sexual online, pero aquí ya no se trata tanto del incremento en estos delitos (que también), sino de nuestra capacidad de reacción, y nuestro (y el de nuestros hijos) comportamiento en red. ¿Podemos lograr un Internet más sano y seguro?, depende de si estamos dispuestos a comprometernos con ello, diría yo.

Imágenes | Waag Society, Jim Sneddon
Más información | Que no te la den, Stop Grooming, Centro de Internet Segura
En Peques y Más | Es peligroso no educar a los menores y no preocuparnos por lo que hacen o les hacen en Internet. Pere Cervantes y Oliver Tauste

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir