Compartir
Publicidad

Se deben revisar y mejorar las políticas de conciliación desde la óptica de las necesidades de la infancia

Se deben revisar y mejorar las políticas de conciliación desde la óptica de las necesidades de la infancia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado miércoles miembros de la organización Save the Children, comparecieron en el Congreso de los Diputados para reclamar permisos de maternidad y paternidad más largos, teletrabajo y flexibilidad de horarios en el ámbito laboral.

¿Y sabéis por qué?, hasta ahora los principales beneficiarios de las políticas de conciliación no han sido los niños, sino los padres o las empresas. En la actualidad muchas familias no están en condiciones de ofrecer a sus hijos el tiempo y la atención que requieren para cubrir todas sus necesidades afectivas y sociales. Los peques son personitas muy vulnerables y necesitados de muchos cuidados cuando son pequeños y mucha atención cuando son más grandes. Todos hemos oído hablar de ese proverbio africano que reza ‘para cuidar a un niño hace falta una tribu entera’; y si es difícil criar y educar cuando el padre y la madre no disponen de una red familiar extensa, nos podemos imaginar la indefensión que sentirán los niños ante la ausencia de uno (o ambos) de sus progenitores.

En la actualidad hay muchísimos niños que no ven a sus padres ni siquiera cuando acaban sus extraescolares o clases de refuerzo a las seis o las siete de la tarde. Cada vez es más habitual que peques con siete, ocho o nueve años tengan las llaves de casa y vuelvan solos, claro está que en la mayoría de los casos no es una situación que los padres propicien, pero igualmente los que más lo acusan son los hijos. Probablemente las consecuencias de estas situaciones se puedan atenuar cuando se han establecido redes sociales naturales (vecinos, barrios tradicionales de las ciudades, municipios pequeños), pero no siempre se cuentan con apoyos.

Los niños necesitan estar con sus padres para crecer sanos y felices

¿De quién es responsabilidad el cuidado y educación de niños y niñas?

Muchas familias no están en condiciones de ofrecer a sus hijos el tiempo y la atención que requieren para cubrir todas sus necesidades afectivas y sociales. Garantizar el adecuado cuidado y educación de los hijos debe ser una responsabilidad social compartida, que comprometa no sólo a los padres, sino también a los poderes públicos y a las empresas.

Desde Save the Children se defiende el ejercicio de la parentalidad positiva, como mejor manera de garantizar el bienestar de los niños y de formar futuros ciudadanos adultos, responsables y comprometidos con la sociedad. Para ello, claro, los padres deben disponer de más tiempo con los niños.

Se ha pedido al Congreso revisar y mejorar las normas y políticas de conciliación y de corresponsabilidad en España desde la óptica de las necesidades de la infancia. Favorecer condiciones sociales y laborales que permitan a los padres encontrar un equilibrio entre la vida laboral y familiar es una manera de proteger a la infancia y garantizar su máximo bienestar y adecuado desarrollo, así como una forma de prevenir la violencia contra los niños y las niñas.

Deben buscarse soluciones basadas en un equilibrio racional entre los intereses de las empresas, las administraciones públicas y las familias, protegiendo especialmente a aquellas familias que se encuentran en mayor riesgo de vulnerabilidad, como las familias numerosas, monoparentales, con padres o madres con discapacidad, con adopciones múltiples, por acogimiento o con miembros con alguna discapacidad

¿Cómo garantizar el bienestar de los más pequeños?

El Plan de Infancia aprobado recientemente por el Gobierno recoge medidas destinadas a promover la conciliación laboral y familiar. Igualmente, el Gobierno ha anunciado que el próximo Plan de Apoyo a las Familias incluirá medidas para promover la parentalidad positiva como un eje vertebrador de las políticas de infancia y familia.

A día de hoy millones de familias españolas están muy lejos de gozar de las condiciones idóneas que les permitan brindar a los niños y las niñas la estabilidad emocional y los cuidados que necesitan

Junto a medidas económicas y sociales de gran calado que den una respuesta al creciente problema de la pobreza en España, es más necesario que nunca desarrollar políticas de conciliación y corresponsabilidad que garanticen el bienestar de los niños, favorezcan el buen trato y contribuyan a prevenir la violencia contra la infancia.

Espero que ninguno de los responsables políticos de nuestro país olvide que una relación emocional estable y continuada con los progenitores tiene un efecto positivo en el desarrollo de los niños. Y que el tan nombrado Plan de Infancia se desarrolle realmente mediante proyectos y medidas concretas, es decir que no quede en ‘papel mojado’.

Fuente | Save the Children Más información | Informe conciliación vida familiar y laboral en España En Peques y Más | Todos los derechos de los trabajadores para conciliar la vida familiar y laboral, Como afecta la reforma laboral en la conciliación de la vida familiar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio