Así triunfaron y pasaron de moda nombres como Pamela y Brenda, los Daenerys de los 80 y 90

Así triunfaron y pasaron de moda nombres como Pamela y Brenda, los Daenerys de los 80 y 90
Sin comentarios

¿Qué influye a la hora de elegir el nombre del bebé? Tradicionalmente, los padres solían continuar costumbres familiares, como usar los nombres de los abuelos para sus bebés. Sin embargo, muchas familias toman ideas de otros sitios.

Uno de esos sitios que sin duda ha sido fuente de inspiración es la industria del entretenimiento, donde series, películas e incluso actores han servido de inspiración para los padres en búsqueda de un nombre para sus hijos.

Hoy hablamos de esta tendencia que ha visto como triunfaban rápidamente y pasaban de moda con la misma rapidez nombres como Brenda y Pamela, los Daenerys de los años 80 y 90.

Pamela explotó en los 80 y Brenda en los 90

Quienes trabajan en el cine y la literatura, saben que el nombre de un personaje es clave y puede incluso definir si ese personaje será amado u odiado por el público. Lo que quizás no siempre esperan, es que los padres elijan ese nombre para sus hijos, sobretodo cuando el personaje es admirado y querido por el público.

Tomemos como ejemplo Pamela. Antes de 1980, los registros del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que el total de Pamelas en España no alcanzaba los 150 por década. Sin embargo, analizando la década de 1980 a 1990 observamos que hubo un récord histórico de 1.806 Pamelas: casi el 60% de todas las Pamelas del país. Un compañero nos comparte una anécdota relatada por su madre, que en aquella época era profesora: "un día empecé un nuevo curso y de repente tenía cuatro Pamelas en clase".

Screenshot 28
Evolución del nombre Pamela a lo largo de las décadas

¿Qué fue lo que sucedió para que se disparara la popularidad de este nombre? La respuesta es 'Dallas', una serie norteamericana que se estrenó en España en mayo de 1979, en aquellos tiempos en los que solo había uno o dos canales abiertos en todo el país. El programa fue un éxito de audiencia para la época y las madres de los ochenta tuvieron un crush masivo con Pamela "Pam" Ewing, una chica de clase media que lo pasaba terrible en medio de una familia de ricos de Texas.

Pamela

Por otro lado tenemos a Brenda, en los años noventa. En los años donde Pamela triunfaba, Brenda era un nombre que sonaba poco en España - en esa misma década, solo hubo 398 Brendas registradas. Pero al llegar a los noventa, observamos que esa cantidad se triplicó con las 1.219 Brendas nacidas entre 1990 y 2000.

Screenshot 29
Evolución del nombre Brenda a lo largo de las décadas

Nuevamente, la televisión parece ser la responsable: en 1992 se estrenaba en España la serie 'Sensación de vivir' (titulada originalmente 'Beverly Hills 90210') a través de Telecinco. Brenda, la melliza que la protagonizaba, se convirtió en uno de los personajes más populares de la década gracias al éxito de esta serie, que además de representar a los adolescentes de manera realista abordaba temas que no solían verse en televisión, haciendo que los espectadores conectaran emocionalmente con sus personajes.

Brenda2

En ambos casos, la caída fue tan rápida como su auge: en la décadas posteriores a la popularidad de Pamela y Brenda, las cifras de niñas registradas con estos nombres se redujo drásticamente. En los últimos diez años solo nacieron 108 Pamelas y 373 Brendas.

Y en la década del 2010 llegó Daenerys

Daeneryst 254466

No podemos hacer un post de nombres de bebés que la televisión ha vuelto populares sin mencionar 'Juego de Tronos', uno de los éxitos televisivos más grandes de la década pasada y que inspiró a muchos padres al momento de elegir el nombre de su bebé.

El ejemplo más claro es la madre de dragones: Daenerys, cuyo nombre no existía en España antes de la década de 2010. Aunque son pocas las niñas que llevan este nombre (189 en total) es uno de los nombres que se popularizó gracias a la serie más popular del momento.

Screenshot 30
Evolución del nombre Daenerys en las últimas décadas

Sin embargo, este nombre también es un ejemplo que podría indicarnos que no siempre es conveniente tomar nombres inspirados en personajes de ficción o por lo menos esperar hasta que la serie haya finalizado: decenas de padres se arrepintieron de haber elegido Daenerys como nombre para sus hijas, cuando la temporada final de la serie dio un giro y la madre de dragones pasó a convertirse en la villana.

Pero además de Daenerys, 'Juego de Tronos' trajo otro nuevo nombre a España: Arya. Actualmente hay 1.168 niñas registradas con este nombre, inspiradas en Arya Stark, que indudablemente es uno de los personajes más memorables y admirados.

Otros nombres inspirados en el cine y la televisión

Los ejemplos anteriores no han sido los únicos nombres de la televisión que los padres han elegido para sus hijos, y la tendencia de nombrarles como algún personaje popular de la ficción sigue vigente a través de las generaciones.

Retomando la últimas décadas del siglo XX, encontramos otros ejemplos que vale la pena recordar y mencionar:

Brandon. El mellizo de Brenda en 'Sensación de Vivir' también tuvo un impacto considerable. Antes de 1990 este nombre literalmente no existía en España, y el 73% de los Brandon españoles nacieron en las décadas de 1990 y 2000, coincidiendo con la época de popularidad de la serie.

Sabrina. En la década de los años 60 poco más de un centenar de niñas llevaban este nombre. Pero con la llegada de 'Los ángeles de Charlie' a la televisión española a finales de los 70, su popularidad se disparó gracias al personaje de Sabrina Duncan, uno de los tres "ángeles", con 2.087 niñas registradas con este nombre entre las décadas de los 70 y 80. El nombre volvió a tener un pequeño repunte entre 2000 y 2010, coincidiendo con la emisión de 'Sabrina, cosas de brujas'.

Ariel. Antes de 1990, Ariel era considerado en España un nombre de niño y no había ninguna niña que lo llevara. Tras el estreno de 'La Sirenita' en 1989, Ariel se volvió una opción también para las niñas, y aunque no hubo un impacto tan grande como otros nombres, su popularidad ha ido en aumento década tras década.

Acercándonos a décadas más recientes, podemos observar otros ejemplos similares:

Noah. Antes del 2000, había solo 90 hombres con el nombre de Noah en España desde 1970. Tras el estreno de 'El diario de Noah' en 2003, la popularidad de este nombre aumentó en los años posteriores a su llegada al cine, alcanzando los 4.556 niños con este nombre entre las décadas de 2000 y 2010.

Elsa. Aunque este nombre ha estado presente en España desde la década de 1930, su uso se disparó tras el mega éxito de 'Frozen' en 2013, con 7.355 niñas registradas con ese nombre en la misma década de su estreno.

Pero no solamente las películas y series han servido de inspiración. También los actores y actrices de moda han influenciado a los padres. El ejemplo más claro lo encontramos en Jennifer, que aunque ya era un nombre poco frecuente en España, tuvo su auge en la década de 1990 con casi 9.000 niñas registradas con este nombre, justo cuando Jennifer Aniston protagonizaba la serie 'Friends'.

¿Es buena idea elegir nombres de la serie de moda?

La respuesta a esta pregunta no es ni sí, ni no. Decantarnos por un nombre de moda, que sea específicamente de algún personaje popular del momento, tiene un par de cosas a favor y otras tantas en contra.

Por un lado, elegir un nombre que pertenezca a un personaje popular y de moda -incluso si es considerado raro o antes no existía- hace que sea un nombre fácil de recordar y que posiblemente no tengamos que deletrear ni explicar, precisamente porque es bastante conocido.

Pero por otro lado, hacerlo también tiene sus riesgos. Si es un nombre muy peculiar, por ejemplo, puede ser motivo de burla por parte de otras personas, ocasionando incomodidad o verguenza a los niños que lo lleven por nombre y arrepentimiento a los padres.

Además, cuando se trata de nombres de las series de moda habremos de tomar en cuenta varias cosas, desde la personalidad hasta la historia y acciones del personaje en cuestión. Quienes vimos 'Juego de Tronos', por ejemplo, sabemos que Cersei es un nombre que, a pesar de tener bonita sonoridad, jamás eligiríamos para un niña debido al tipo de personaje que lo llevaba.

Al final, la decisión de nombrar a los hijos como los protagonistas del momento corresponde totalmente a los padres, quienes evaluarán las opciones y ya sabrán si es conveniente o no hacerlo.

Pero eso sí, recomendamos esperar a que la historia de dicho personaje haya llegado a su fin, para evitar terminar en una "situación Daenerys".

Temas
Inicio