Publicidad

Nestlé rectifica tras publicar un cartel engañoso, en el que insinuaba que sus cereales tienen menos azúcar que frutas y verduras
Noticias

Nestlé rectifica tras publicar un cartel engañoso, en el que insinuaba que sus cereales tienen menos azúcar que frutas y verduras

Publicidad

Publicidad

En diversas ocasiones hemos hablado acerca de la alimentación y de cómo debemos ser más conscientes al momento de hacer la compra, pues a pesar de que en muchas ocasiones nos encontramos productos que aparentan ser saludables, en realidad no lo son.

Afortunadamente, en esta era de las redes sociales, es más sencillo encontrar información correcta y certera, desmintiendo bulos o publicidad engañosa. Para muestra, la más reciente polémica de la empresa Nestlé, en la que tuvo que rectificar después de que las redes sociales se encendieran al ver el cartel que habían publicado, en el que insinuaba que por la cantidad de azúcares, sus productos eran mejores que la comida real.

Durante un evento de "charla entre mamás", la empresa de alimentos y bebidas infantiles publicó un cartel en el que se mostraban diferentes alimentos como galletas, plátano, pera, manzana, judías y zanahorias, junto a una caja de los cereales infantiles que ellos venden.

En cada uno de ellos, se mostraba la cantidad de gramos de azúcar que contenían, y al inicio, ponían una pregunta en la que pedían al observador responder cuál de todos ellos tenía más azúcar, destacando que sus cereales tenían una menor cantidad que el resto de los alimentos.

Sin embargo, el cartel claramente daba la información de forma engañosa. En primer lugar, porque comparan solo 25 gramos de su cereal, con 175 gramos de pera o con 100 gramos de zanahoria, calabacín o judías verdes. Es decir, las cantidades no eran las mismas.

En segundo, porque el azúcar contenido en frutas y verduras no es el mismo que tienen los alimentos procesados, como sus cereales.

Originalmente el cartel fue publicado en Twitter por Violeta Galán, pidiendo la opinión de profesionales de la salud como Julio Basulto, quien respondió que eso era treta, engaño y manipulación, por confundir a la población al no diferenciar los tipos de azúcares:

La reacción en redes sociales fue muy clara para todos: Nestlé insinuaba con ese cartel engañoso, que sus papillas son mejores que la comida real. Pablo Ojeda respondió directamente a la marca en su cuenta de Twitter, a través de un breve vídeo que publicó acerca de la diferencia entre las galletas y el plátano, mencionando también que no eran los mismos azúcares:

A ellos, se unieron más profesionales y expertos de salud, quienes resaltaron lo poco ético que era difundir información de esa manera, de forma engañosa para intentar hacer pasar sus productos como más saludables que las frutas y verduras.

Nestlé rectifica

Tras la ola de comentarios y críticas negativos hacia el cartel y su información engañosa, Nestlé publicó en su cuenta de Twitter una disculpa, en la que explican que su información fue malinterpretada y tenían otra intención:

De acuerdo con la marca, su objetivo era mostrar que habían reducido la cantidad de azúcares en sus productos, pero entonces, ¿por qué compararla con otros alimentos -cuyos azúcares son distintos- y no con su mismo producto antes de dicha reducción?

En un segundo tweet, Nestlé comenta que siempre se informó acerca de esas diferencias, pero muchos lo cuestionaron debido a que en ninguna parte del cartel lo indicaba y que de cualquier modo, comparar los alimentos con sus productos, no era correcto.

Por qué tanto revuelo

Quizás podríamos pensar que el cartel no representa nada, pero en realidad, el mensaje que envían es uno más delicado e incluso preocupante, pues hacen ver cereales procesados como una opción más saludable que frutas y verduras para la dieta de los niños, cuando no lo son. Para ello, recordemos algunos reportes y estadísticas recientes acerca de los productos para bebés y niños:

  • De acuerdo con un estudio en Inglaterra, los yogures para bebés, incluidos los orgánicos, tiene una cantidad de azúcar mayor a la recomendada, a pesar de que se promocionen como saludables.
  • En una investigación realizada por Bebés y más, en la que se analizó la cantidad de azúcares en los cereales para bebés, se encontró que la gran mayoría de estos productos concentran aproximadamente un 20% de azúcar en su composición, una cantidad muy elevada para la dieta de los niños.

¿Por qué es tan importante conocer esta información? Porque un consumo excesivo de azúcares es dañino para la salud de bebés y niños y puede resultar en problemas de obesidad, que aumenta sus probabilidades de padecer hipertensión o diabetes, así como incentivar el desarrollo de caries dentales.

Recordemos además, que aunque un cartel o etiqueta pueda mostrar información engañosa que los haga parecer saludables, lo mejor siempre será consumir alimentos frescos y naturales, en lugar de productos procesados. Seamos consumidores conscientes, que leen los etiquetados de los productos que compramos, para estar bien informados acerca de lo que nuestra familia consume.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir