Publicidad

Las muertes por sarampión aumentan en 50 por ciento en cuatro años, advierte la OMS: la importancia de vacunar a los niños

Las muertes por sarampión aumentan en 50 por ciento en cuatro años, advierte la OMS: la importancia de vacunar a los niños
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En los últimos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) viene alertando del "dramático resurgimiento" del sarampión en todo el mundo, y ayer ha dado a conocer un informe que ratifica este preocupante aumento de casos. Junto con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), cifran en 869.770 los contagios de sarampión en 2019, el mayor número notificado en los últimos 23 años.

El año pasado murieron más de 207.500 personas, y en los últimos cuatro años, entre 2016 y 2019, la mortalidad por sarampión aumentó un 50 por ciento. Además, se teme que la pandemia por Covid agrave aún más la situación, al interrumpirse las vacunaciones en muchos países.

Dos dosis necesarias

Los autores creen que una de las principales causas del aumento de casos y muertes es que no se haya vacunado a los niños a tiempo con las dos dosis necesarias de las vacunas que contienen sarampión (MCV1 y MCV2).

Según la OMS, la tasa de vacunación con la MCV1 y MCV2 debe alcanzar al 95% de la población a nivel nacional y regional para resultar efectiva en la prevención de brotes.

Sin embargo, la cobertura de la MCV1 lleva más de un decenio estancada a nivel mundial, entre el 84 y el 85%. La vacunación con la MCV2 sí ha crecido de forma constante, aunque ahora se encuentra en el 71%. En conclusión, la cobertura de vacunación contra el sarampión sigue estando muy por debajo del 95% “necesario con ambas dosis para controlar la enfermedad y prevenir brotes y muertes”.

“Estos datos envían un mensaje claro: no estamos protegiendo a los niños contra el sarampión”, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

La vacuna del sarampión

El sarampión es una enfermedad causada por un virus, que produce fiebre alta y una erupción en todo el cuerpo, tos y conjuntivitis, y que puede ser grave. Aparecen por el cuerpo unos puntos con el borde rojizo que ayudan a confirmar el diagnóstico, que reciben el nombre de manchas de Koplik. En caso de complicarse, puede derivar en otitis, neumonía o encefalitis.

El contagio se produce por contacto con gotitas que provienen de la nariz o la boca de una persona con la enfermedad. Basta un estornudo, o la tos, para que esas partículas queden diseminadas en el aire y otra persona las pueda inhalar y contagiarse.

La buena noticia es que es una enfermedad perfectamente evitable gracias a la vacunación. En nuestro país, la vacuna del sarampión, que forma parte de la triple vírica, junto a la de la rubéola y la de la parotiditis. está incluida en el calendario vacunal con dos dosis: a los 12 meses y recomendando la vacuna tetravírica (SRPV) para la segunda dosis a los 3-4 años.

Covid-19 y sarampión

En su informe, la OMS hace un llamamiento para que la respuesta mundial a la pandemia de Covid-19 no agrave la crisis del sarampión porque aunque los casos de sarampión notificados fueron menos en 2020, los esfuerzos necesarios para controlar el coronavirus provocaron interrupciones en la vacunación y en otras iniciativas de prevención.

En noviembre, más de 94 millones de personas estaban en riesgo de no recibir vacunas debido a la interrupción en 26 países de las campañas de inmunización.

Muchos de esos países ahora sufren brotes continuos. De los Estados donde se aplazó la realización de las campañas previstas para 2020, sólo ocho (Brasil, Etiopía, Filipinas, Nepal, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Somalia) reanudaron sus campañas tras los retrasos iniciales.

“Antes de que llegase el coronavirus, el mundo ya estaba enfrentándose a una crisis de sarampión que aún no ha desaparecido”, afirmó Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef. “No debemos permitir que nuestra lucha contra una enfermedad mortal se produzca a costa de abandonar otra”.

En Bebés y más | Soy padre/madre, ¿tengo que vacunarme de nuevo contra el sarampión?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios