Compartir
Publicidad

La lactancia materna ayuda a que los bebés acepten mejor sabores nuevos

La lactancia materna ayuda a que los bebés acepten mejor sabores nuevos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la lactancia materna, lo que comen la madre pasa a la leche que toma el bebé, modificando ligeramente su sabor. Esta exposición temprana a diferentes sabores hacen a que el bebé amamantado sea más proclive a aceptarlos en el futuro y en definitiva, tener una alimentación más variada.

Más proclives a nuevos sabores

Hay alimentos como el ajo y los espárragos dan un sabor más fuerte a la leche materna, sin que esto suponga que haya que evitarlos, salvo que veamos que el bebé insiste en rechazar el pecho siempre que se toman.

Al contrario. Lo más recomendable es que la madre lleve una dieta lo más variada posible, porque esto hará que el bebé acepte mejor nuevos sabores cuando comience a alimentarse por sí mismo. Porque estará acostumbrado a ellos.

La variedad de sabores que recibe el bebé durante la lactancia, lo hará más receptivo a probar nuevos sabores cuando comience con la alimentación complementaria.

La estimulación de las sensaciones gustativas provocadas por la alimentación de la madre en el recién nacido permite que se acostumbre al sabor y crea una familiarización cuando es ingerido por el bebé directamente.

Esto sucede ya desde el útero materno, donde el bebé está expuesto a los sabores que le llegan a través del líquido amniótico que traga. A partir del segundo trimestre de gestación, comienzan a desarrollarse las papilas gustativas y el bebé empieza a experimentar diferentes sensaciones.

Todos los bebés aprenden de las experiencias de sabor en el útero, pero solo los bebés amamantados reciben el refuerzo adicional y el aprendizaje del sabor que proporciona la exposición repetida y continua a una amplia variedad de sabores que se producen durante la lactancia.

La alimentación de la madre influye en la posterior alimentación del bebé. Es importante, por tanto, que la madre lleve una dieta equilibrada y variada para establecer una preferencia en el bebé por alimentos nutritivos.

En Bebés y más | 15 consejos de una experta en alimentación para que los niños coman más sano, ¿Por qué los niños prefieren los sabores dulces y rechazan los amargos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio