Siete ideas para que los niños mantengan contacto con sus amigos durante el verano a pesar de la distancia

Siete ideas para que los niños mantengan contacto con sus amigos durante el verano a pesar de la distancia
Sin comentarios

Los amigos en la infancia son sumamente importantes para los niños, y aunque nosotros como adultos no veamos mayor problema en separarnos un par de meses de nuestras amistades, para los niños puede suponer un auténtico reto, más especialmente este año en el que las relaciones sociales han estado muy limitadas y quizá también por ello hayan sido más estrechas.

A esto hay que añadir que el concepto de paso del tiempo no comienza a aparecer hasta los seis años de edad, por lo que para los niños más pequeños el verano puede convertirse en una eternidad difícil de llevar si echan de menos a sus amigos.

Si es el caso de tu hijo, te compartimos algunas ideas que podrían ayudarle a mantener el contacto con los amigos durante los meses de verano y sobrellevar mejor la separación física.

Mandarse audios de whatsapp

Cuando los niños son pequeños y no tienen teléfonos móviles puede suponer un reto mantener el contacto con los amigos. Pero si los padres tenemos en nuestra agenda el número de teléfono de los padres del amigo de nuestro peque, la solución es fácil: mandarse audios de whatsapp.

Desde la experiencia que vivo con mis hijos, esta alternativa a la hora de comunicarse les resulta mucho más práctica, emocionante y divertida que hacerlo mediante llamada tradicional. Y es que a pesar de tener muchas ganas de hablar con sus amigos, es frecuente que los niños se queden cortados al otro lado del teléfono, especialmente en el caso de los más pequeños.

Por el contrario, grabar un audio les permite hablar con libertad y sin interrupciones, con la ilusión de que el mensaje lo escuchará su amigo y después tendrán respuesta.

Mandarse vídeos cortos

Una alternativa a los audios es mandarse vídeos breves, en donde expliquen a su amigo cómo están, donde se encuentran veraneando o a qué están jugando. Estos vídeos también se pueden hacer llegar a través del teléfono de los padres, que actuaremos como intermediarios, al igual que en el caso anterior.

Sin embargo, tanto si trata de una opción como de otra, los padres tenemos que estar pendientes del uso que los niños hacen de nuestro teléfono móvil, e incluso podrían necesitar nuestra ayuda para grabar sus mensajes.

Hacer una videollamada

videollamada

Cuando echamos mucho de menos a alguien a quien no podemos ver físicamente, nada mejor que calmar la nostalgia con una videollamada. Esta forma de comunicarnos fue la tabla de salvación para muchas personas durante el confinamiento, y ahora en verano puede suponer también una gran ayuda para los niños que extrañan a sus amigos.

El principal inconveniente es que si se trata de niños pequeños, la videollamada debe estar coordinada ente ambas familias, aunque si hablamos de niños más mayores también es recomendable controlar que se hace un uso correcto de esta herramienta.

Jugar a un juego online

Hay un sinfín de juegos y aplicaciones online que podemos descargarnos para que nuestros hijos jueguen en línea con sus amigos; desde una partida de ajedrez, hasta el clásico juego del ahorcado, el apalabrados, el Cluedo, el monopoly, el UNO, el Just Dance Now...

Aunque se trata de una opción que debe estar supervisada por los padres, jugar partidas online con los amigos a lo largo del verano es una forma de mantener el contacto al tiempo que se divierten y aprenden.

Enviarse una carta o una postal

escribir una carta

Escribir una carta o una postal y enviarla por correo tradicional suena a tiempos lejanos, pero personalmente me sigue pareciendo una idea preciosa para que los niños demuestren a sus amigos el cariño que les tienen y lo mucho que se acuerdan de ellos.

Además, escribiendo a mano estarán repasando la caligrafía, ortografía y lectoescritura, además de ser un excelente pasatiempo con grandes beneficios a otros muchos niveles.

Hacer una manualidad y enviarla por correo

Para los niños que quieran ir un poco más allá, se les puede proponer la idea de mandar por correo a su amigo un pequeño detalle o manualidad elaborada por ellos mismos. Desde conchas de playa decoradas, hasta un pequeño álbum de recortes, una pulserita confeccionada con hilos o un dibujo.

¡Seguro que abrir el buzón y descubrir un regalo especial de su amigo les llena de ilusión e inmediatamente querrán corresponder haciendo lo mismo!

Establecer señales que les hagan recordar a sus amigos

amigos

Otra idea bonita es animar a los niños a que acuerden entre ellos señales especiales que al verlas o escucharlas les hagan recordar a su amigo.

Por ejemplo: ver la película favorita de su amigo y acordarse de él; escuchar una canción que para ellos tenga un significado especial; compartir las lecturas que están haciendo en verano; acordar que mirarán a la vez un punto determinado del cielo, con independencia del lugar en el que se encuentre cada uno; saborear un helado sabiendo que es el favorito del otro...

Estas son solo algunas ideas que podemos ofrecer a nuestro hijo para ayudarle a mantener el contacto con sus amigos durante el verano. Recuerda sostenerle y acompañarle en sus emociones si en un momento dado está especialmente triste o nostálgico, y en ningún caso restar importancia a lo que está sintiendo.

Fotos | iStock

Temas
Inicio