Nueve valores positivos que los niños aprenden de la Navidad y estas fechas, y cómo inculcarlos

Nueve valores positivos que los niños aprenden de la Navidad y estas fechas, y cómo inculcarlos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Al llegar la Navidad, los Reyes Magos... muchos piensan en regalos, pero lo cierto es que la época navideña transmite también otros mensajes y valores positivos en los más pequeños. Por ejemplo, el valor de la solidaridad, la generosidad y la importancia del tiempo en familia.

Los valores son virtudes, principios y cualidades que caracterizan a una persona. Es decir, es aquello a lo que le da valor uno mismo, aquello que guía su conducta y sus decisiones. Los valores nos impulsan a actuar de una determinada manera en nuestra vida.

Durante toda su vida, los niños aprenden valores a través de lo que les transmitimos y lo que aprenden por ellos mismos. Y la Navidad y las celebraciones en torno a estas fechas puede ser una buena oportunidad para cultivar valores importantes entre los más pequeños, y los no tan pequeños.

Nueve valores positivos que podemos transmitir a los niños en Navidad

1. La solidaridad

La solidaridad implica actuar pensando en los demás, de forma altruista. Es un valor que podemos transmitir a los niños a través de acciones solidarias en esta época del año. Existen muchas campañas para ayudar a los más desfavorecidos a través de la donación de ropa, regalos, juguetes y alimentos, voluntariados...

2. El amor

El amor, el cariño, el afecto... es otro valor que impera en Navidad. El amor en familia, el amor con los amigos, con nuestros animales... Este bonito sentimiento se transmite día a día en estas fechas, en el seno de muchas familias.

Y no es que durante el año no exista el amor, o esté menos presente, sino que durante las fechas navideñas es una muy buena oportunidad para manifestarlo.

3. La paz

Otro valor que pueden aprender los niños en Navidad es el valor de la paz. Aquella armonía que se establece en muchas comidas o cenas familiares, sin necesidad del conflicto gratuito. Cuando estamos en paz con nosotros mismos y con los demás, florecen en nosotros otros valores como la calma o el respeto, y es más fácil disfrutar de la vida en este estado de serenidad.

Por ello es importante dar ejemplo a nuestros niños y comunicarnos de forma respetuosa y serena con nuestros seres queridos, a fin de favorecer este ambiente tranquilo y libre de discusiones innecesarias.

4. El agradecimiento

Ser agradecidos implica sentir gratitud hacia las cosas que tenemos, las vivencias que experimentamos y las personas que nos rodean. La gratitud es un sentimiento de apertura a la vida, que nos lleva a valorar lo que tenemos y a transmitir este sentimiento donde confluyen la alegría y el agradecimiento.

Así, la gratitud es otro valor positivo que los niños pueden aprender en Navidad, al ser capaces de apreciar este estado en los adultos y en ellos mismos cuando se dan cuenta de lo afortunados que son al poder reunirse con sus seres queridos, por ejemplo, en estas fechas.

La gratitud también aparece cuando hacemos balance año tras año y vislumbramos la suerte que tenemos de tener salud, amor, un hogar en el que vivir...

5. La familia

En estas fechas aprovechamos para reunirnos en familia y compartir tiempo, experiencias, comidas, regalos... La familia es un bien muy preciado, y también es un valor; los niños pueden entender, a través de estos días, lo importante que es tener una familia que realmente les quiera y les cuide, que se preocupe por ellos, y no sentirse solos.

Y es que la Navidad puede ser una buena oportunidad para mirarnos los unos a los otros y pensar en lo que necesita el otro, escucharlo, darle cariño y compañía, empatizar, etc.

6. La humildad

Otro gran valor que pueden aprender los niños en Navidad es el valor de la humildad. Podemos mostrarles este valor enseñándoles que todas las personas valen por lo que son, y no por lo que tienen; que lo importante es el amor y no los bienes materiales.

Y sobre todo, que todos somos iguales en cuestión de derechos, independientemente de nuestras diferencias, circunstancias o condiciones.

7. La generosidad

La generosidad es aquel valor que nos impulsa a dar sin esperar nada a cambio. Nos lleva a pensar en el otro, en sus necesidades, y a querer aportarle algo positivo, algo que le sume.

En Navidad los niños pueden aprender este valor al ver cómo damos a los demás, no solo cosas materiales y regalos, sino también nuestro tiempo, nuestra compañía y nuestro amor.

8. La unión

Estar unidos con la familia, con los amigos... es un valor que los niños también pueden aprender, especialmente en Navidad. Estar unidos implica ir todos a la una, "hacer piña", pensar en el otro, ser empático, ser más fuertes en conjunto... Por lo que, la unión es un valor lleno de otros "pequeños" valores, que también podemos transmitir a los más pequeños.

9. El valor del tiempo (compartido)

El tiempo es un bien muy preciado, pues es, en realidad, lo más valioso que podemos ofrecer a nuestros seres queridos. Tiempo compartido, tiempo en familia, tiempo de celebración.

Y en estas fechas navideñas pasamos mucho más tiempo en familia, coleccionando momentos y recuerdos que un día rememoraremos con amor y nostalgia, y que serán recuerdos que nos definirán (y también a nuestros hijos). El tiempo es un valor, pero sobre todo, lo es el tiempo compartido, el que les ofrecemos a los demás con el objetivo de disfrutar y ser felices.

¿Cómo inculcar valores a los niños?

Los niños aprenden valores toda su vida, pero sobre todo, durante su infancia, a través de nuestro ejemplo y de los mensajes que les vamos transmitiendo.

¿Cómo podemos inculcarles estos y otros valores? Podemos hacerlo a través de diversas acciones, como:

  • Enseñándoles, desde pequeños, qué valores queremos que tengan.
  • Mostrándoles, a través del ejemplo, los valores que queremos inculcarles; a través de nuestro lenguaje, de nuestras acciones y nuestras actitudes.
  • Fomentando una crianza respetuosa y en positivo.
  • Leyéndoles libros, cuentos e historias sobre la importancia de tener valores. Las películas o las series también pueden ser una buena opción.
  • Cultivando en ellos un espíritu crítico de las cosas, para que puedan diferenciar lo que está bien y lo que no, lo que es bueno para ellos y los demás y lo que no, etc.

Fotos | Portada (Freepik)

Temas
Inicio