Las cuatro etapas desarrollo del lenguaje según la edad: cómo y cuándo aprenden los niños a hablar

Las cuatro etapas desarrollo del lenguaje según la edad: cómo y cuándo aprenden los niños a hablar
Sin comentarios

El lenguaje es una herramienta importantísima para la comunicación social y el desarrollo general de los niños, a nivel intelectual y cognitivo. Y los niños van construyendo un lenguaje rico y funcional a medida que van creciendo.

Esta evolución y explosión del lenguaje suele ser muy rápida, y se produce durante los primeros años de vida.

En este artículo conoceremos las cuatro etapas del desarrollo del lenguaje de los niños más importantes, según la edad. ¿Cómo van aprendiendo a hablar? ¿Cuándo dicen la primera palabra? ¿Y cúando pueden construir frases más complejas? Resolveremos éstas y otras dudas.

Las cuatro etapas desarrollo del lenguaje según la edad

En el desarrollo del lenguaje de los niños podemos distinguir cuatro períodos diferenciados:

1) Período preverbal o prelingüístico (0-12 meses)

En esta etapa el bebé aún no es capaz de emitir palabras, pero sí otros sonidos. Es por ello que recibe este nombre "pre-verbal", "antes que las palabras".

Aquí se inicia el camino para que el pequeño poco a poco pueda comunicarse con su entorno y su familia.

Habla de estilo maternal

Un fenómeno muy característico de esta etapa es el maternés, también llamado habla del estilo maternal. Se trata del lenguaje con el que a veces los adultos, y especialmente las madres, se dirigen a los niños que aún no saben hablar y que se encuentran en este período preverbal. Las características de este lenguaje son:

  • Está más acentuado fonológicamente.
  • La velocidad es más lenta.
  • Gramáticamente es más simple.
  • Contiene más repeticiones.
  • El vocabulario que se emplea es sencillo.

Gestos, respuestas no verbales y protos

En esta etapa también, los adultos impulsan el desarrollo del lenguaje del niño atribuyéndole más competencias de las que tiene.

Entre el nacimiento y los nueve meses de edad, las interacciones del bebé y el adulto en ocasiones constituyen "protoconversaciones", cuando el niño interviene en una serie de acciones en las que interactúa con el adulto, como si se produjera un diálogo, aunque todavía sin lenguaje.

Por otro lado, ya en este período los bebés que oyen utilizan gestos, combinados con otras respuestas no verbales, para realizar muchas de las funciones del lenguaje oral.

Un ejemplo de esto son los protos; los protos son conductas específicas de la especie humana con la misma estructura funcional que los signos lingüísticos, pero sin la aparición de palabras.

Para que se produzcan protos, deben aparecer tres elementos: el niño, el adulto y un objeto. El adulto y el niño comparten la atención sobre el objeto.

  • Protoimperativos

Se adquieren sobre los nueve meses de edad, y consisten en que el niño señala un objeto al adulto con la intención de conseguirlo. Por ejemplo, el niño señala una pelota que no está a su alcance delante de su madre para que ésta le dé la pelota.

  • Protodeclarativos

Estos se adquieren sobre los 12 meses de edad, y consisten en que el niño señala un objeto al adulto para compartir la atención con él sobre el mismo objeto, para compartir la atención sobre el mismo mundo de significados.

Por ejemplo, el niño y la madre pasean por la calle y se cruzan con un perro, y el niño se lo señala a su madre (no para que ésta le dé el perro, como sucedía en el caso anterior), sino simplemente para que se dije en ese animal que a él le ha llamado la atención.

Los "protos" son interacciones tempranas que los niños establecen con sus padres a través del lenguaje no verbal y que buscan enseñarles algo o pedirles algo.

2) Período holofrástico (12-24 meses)

Este período empieza alrededor del año (cuando los bebés dicen su primera palabra). Algunas de las primeras palabras que emite el niño aquí constituyen "holofrases", que son frases de una sola palabra. Por ejemplo, para decir que quiere agua, dice "agua".

Así, durante este período, las palabras cumplen funciones que más adelante corresponderán a las frases.

El significado de las holofrases dependerá en gran medida del contexto en que sean pronunciadas y del lenguaje no verbal. Por ejemplo, si un bebé dice "bibe", seguramente esté pidiendo el biberón.

En cambio, si lo señala, es probable que lo que quiera decir en realidad sea "esto es un biberón" (quiere compartir ese momento de atención con nosotros).

Holofrases: frases de una sola palabra

De esta forma, la holofrase constituye el núcleo del desarrollo lingüístico. A pesar de que estas "frases", o construcciones, tienen una falta de gramaticalidad, el hecho de que aparezcan quiere decir que el bebé entiende que tales verbalizaciones tienen como objetivo transmitir un significado específico a otras personas.

Poco a poco, y a medida que los niños crecen, van adquiriendo nuevas palabras en su vocabulario (la adquisición suele ser muy rápida y extensa), y con ello llega la siguiente etapa: el período de las primeras combinaciones de palabras.

Alrededor de los dos años, los niños entran en la etapa de la holofrase: usan una sola palabra para construir una "frase" y emitir un mensaje.

3) Período de combinaciones de palabras (18-36 meses)

Así, a medida que el niño posee más palabras en su vocabulario, comienza a realizar las primeras combinaciones de las mismas. Esta etapa suele llegar hacia los 18 meses de edad, más o menos.

A esta edad el vocabulario del bebé se ha complejizado mucho y ha incorporado multitud de palabras (es la etapa de explosión lingüística), de forma que ya es capaz de combinar palabras y, por tanto, significados.

Sujetos y predicados en las frases

Es en este período cuando aparecen por primera vez, y de forma explícita, sujetos y predicados en las frases. Sin embargo, aún no está claro que el niño distinga entre categorías de palabras.

Uso de diferentes entonaciones

Generalmente, entre los dos y los tres años los niños empiezan a combinar tres o más palabras de forma habitual. Llegan, así, a construir frases muy ricas. Por otro lado, aprenden también a utilizar distintas entonaciones que les permiten usar el modo interrogativo, por ejemplo.

Prioridad a los verbos y sustantivos

Estas primeras combinaciones de palabras se denominan "habla telegráfica". En ellas, los niños obvian los componentes menos informativos de las frases (como las conjunciones, los determinantes...), y dan prioridad a los verbos y a los sutantivos.

En realidad, los sustantivos son los que forman el grueso de las palabras que aprenden durante esta etapa.

Entre el año y medio y los tres años, los niños ya construyen frases con sujeto y predicado, usan entonaciones diferentes y priorizan los sustantivos.

4) Período del desarrollo de un lenguaje avanzado (3-5 años)

Esta etapa se caracteriza por el desarrollo de un lenguaje cada vez más avanzado. Emplean muchos verbos y tienen un vocabulario cada vez más amplio.

En esta etapa hacen los niños hacen muchas preguntas. Su pronunciación aún no es del todo correcta.

Entre los 3 y 5 años, comienzan a pronunciar mejor, pero pueden tener problemas con algunas consonantes. A nivel de construcción de frases y de uso del lenguaje, ya son capaces de contar una historia de principio a fin.

Características del lenguaje y la comunicación entre los 3 y 5 años

En esta etapa entre los 3 y 5 años, los niños, a nivel de lenguaje y comunicación, ya pueden:

  • Salir del egocentrismo y entrar en la etapa del lenguaje social.
  • Usar los sonidos del habla de forma correcta.
  • Ser capaces de describir objetos comunes.
  • Divertirse con el lenguaje y disfrutar con los absurdos. con el lenguaje y disfrutar con los absurdos.
  • Expresar ideas y sentimientos.
  • Usar verbos en gerundio.
  • Repetir enunciados largos.
  • Dominar la gramática.
  • Empiezan a responder a preguntas sencillas que se refieren a algo que no está presente.

Fotos | Portada (Freepik)

Temas
Inicio