Cómo enseñar a los niños a poner límites a los demás con respeto y educación

Cómo enseñar a los niños a poner límites a los demás con respeto y educación
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Como padres queremos lo mejor para nuestros hijos, y esto implica enseñarles y darles tantos recursos como sean posibles para que puedan desenvolverse en su vida diaria.

Parte importante de esto es aprender a poner límites que, lejos de lo que algunos piensan, no se trata de promover que nuestros hijos sean groseros o que se comporten de manera descortés, es simplemente enseñarles a saber hasta dónde permitirles a los demás ser y hacer cosas con respecto a ellos.

Se trata pues de un acto de amor propio, de reafirmar su autoestima y de ayudarlo a conocerse mejor y a ser más seguro de sí mismo. Aquí te explicamos con algunas sencillas recomendaciones cómo enseñar a tu hijo a poner límites de forma saludable.

“Atreverse a establecer límites se trata de tener el valor de amarnos a nosotros mismos, incluso cuando corremos el riesgo de decepcionar a otros”.
-Brene de Brown-

Cómo enseñar a los niños a poner límites

Se empieza desde casa

Es importante que nuestros hijos aprendan acerca de los límites en casa, pero con esto no nos referimos solamente a imponer a ellos límites, sino también a que puedan expresar hasta dónde se sienten cómodos con algunas cosas que suceden.

Deja que tus hijos expresen sus pensamientos y sentimientos en relación con todo lo que sucede, y no te angusties si opinan algo diferente a ti. Enséñale que está bien decir lo que piensa sin herir a otros, y que establecer límites es algo correcto (es la llamada asertividad).

Lo importante es poder expresar las cosas de forma educada, respetando a los demás pero siendo sinceros; en eso consiste la asertividad.

Explícale que no tiene obligaciones con nadie

Tomate el tiempo necesario y repite tantas veces como sea posible que el hecho de que se trate de alguien cercano o muy querido por él no le da derecho a sobrepasar los límites.

Hazle saber que no debe permitir ser maltratado de ninguna manera por ninguna persona.

Indícale que esto no va a hacer que los demás lo dejen de querer, y que si alguien le dice que no puede contarle a nadie lo que ha sucedido, es muy importante que te lo cuente a ti.

“Digamos lo que tengamos que decir. Podemos decirlo suavemente, pero con firmeza, hablando con el corazón. No necesitamos ser críticos o no tener tacto, ni culpar o mostrarnos crueles cuando decimos nuestras verdades”.
-Melody Beattie-

Ser conscientes de sí mismos

Uno de los puntos clave para aprender a poner límites es que los niños tengan muy en claro su autoconsciencia, es decir, que sepan quienes son, que identifiquen su cuerpo y sus zonas íntimas.

Y que estas no deben ser tocadas por nadie sin su permiso; así, deben ser conscientes de las cosas que los hacen sentir mal, las cuales no deben permitir.

Pero diles siempre que si en algún momento alguien pasa esos límites no es su culpa, y que puede y debe venir contigo y contarte lo sucedido. Hazle saber que tiene en ti un espacio seguro para conversar y expresar lo que siente sin ser atacado.

“Establecer límites es una forma de cuidar de ti mismo.me llaman egoísta o indiferente porque no hago las cosas a su manera. Me preocupo por mí, también”.
- Christine Morgan-
Los niños deben entender que los demás no pueden acceder a su cuerpo sin su permiso, ni permitir que los demás hagan cosas que les hagan sentir mal.

Desde lo más simple a lo complejo

El tema de los límites puede ser un poco complicado de explicar para que los niños nos puedan entender cuando se trata de cosas más complejas, entonces lo mejor que podemos hacer es empezar con situaciones simples y pequeñas de la cotidianidad.

Por ejemplo, puedes enseñarle a tener límites en relación con la comida, con la cantidad de dulces que puede comer, y que tu hijo también exprese los límites que tiene para comer algún alimento que no sea mucho de su agrado.

“Los límites son una parte de nuestro autocuidado. Son saludables, normales y necesarios”.
-Doreen Virtud-

Ofrece siempre un lugar seguro

Es de gran importancia que nuestros hijos encuentren siempre un espacio seguro en el que puedan expresarse, conversar de los que piensan o sienten sin sentirse juzgados. Pero más importante aún, es que se sientan escuchados, valorados y tomados en cuenta.

Esto ayudará a tu hijo a sentirse más seguro de sí mismo, lo cual es muy beneficioso para que aprenda a poner límites claros con respecto a las cosas que se pueden permitir y las que no.

Tener un lugar seguro en el que hablar en casa puede facilitar que se sientan seguros para explicar lo que les ocurre, lo cual favorecerá que pongan límites.

Fortalece su autoestima

La autoestima es clave al momento de aprender a poner límites, y es que un niño seguro de sí mismo y que tenga conocimiento de lo que le gusta y lo que no, tendrá mucho más fácil la labor de poner puntos claros a las demás personas para no sentirse agredido de ninguna manera.

Recuérdale constantemente lo valioso que es, muéstrale que equivocarse es parte de la vida y que no hay nada malo de ello, ya que de esas experiencias aprendemos y las corregimos. Esto no solo será beneficioso para que tu hijo aprenda a poner límites, sino para su vida entera, su autoestima y su desarrollo.

“Si estamos muy pendientes de no herir a nadie en ninguna circunstancia, acabaremos lastimándonos a nosotros mismos y a los demás”.
-P. Jakubowski-

Cómo poner límites con respeto y educación

Finalmente, es importante animar a los niños a decir lo que sienten de forma asertiva, respetuosa y educada, tanto a otros niños como a adultos. Deben saber que tienen derecho, siempre, a decir "no" ante una propuesta que no les apetece, o a comunicar lo que sienten si alguien les hiere (y en todo momento).

Para enseñárselo, podemos utilizar frases de ejemplos, como "gracias por ofrecérmelo, pero esto no me apetece ahora", o "esto que haces me molesta".

Esto podrán aplicarlo en múltiples situaciones de su vida; por ejemplo, cuando otro niño les quite un juguete, cuando les alienten a hacer algo que no quieren, cuando se sientan agredidos, cuando les molesten o invadan su espacio vital, etc.

Fotos | Portada (Pexels)

Temas
Inicio