Compartir
Publicidad
Publicidad

Preguntas frecuentes en el segundo trimestre de embarazo (I)

Preguntas frecuentes en el segundo trimestre de embarazo (I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas iniciamos una serie de entradas con el objetivo de responder a las preguntas más frecuentes en el embarazo. Tras tres entradas hablando del primer trimestre hoy vamos a hablar de las que suelen hacerse durante el segundo trimestre.

¿Es verdad eso que dicen que es el periodo del embarazo más agradable?

Sí, es cierto. En el segundo trimestre la mujer parece recuperar la energía que le faltaba en el primero. Las náuseas y el cansancio empiezan a disminuir y la barriga todavía no es lo bastante grande como para "molestar". Además el bebé aparece prácticamente completo en las ecografías y esos momentos se disfrutan más que al principio, cuando aún es muy pequeño y está en formación, y que al final, cuando es tan grande que tan sólo se pueden ver porciones de su cuerpo, a veces difíciles de distinguir. Por esta razón se dice que el segundo trimestre es el que más se disfruta.

¿Qué cambios notaré en el segundo trimestre de embarazo?

Como ya dijimos en entradas anteriores entradas, no todas las mujeres sufren los mismos síntomas ni la misma mujer tiene dos embarazos iguales. Aún así los cambios y síntomas más comunes en las embarazadas, durante el segundo trimestre de gestación, son los siguientes:

  • Aumento de la energía: la embarazada se encuentra con más fuerzas y vitalidad que durante el primer trimestre.
  • Menor necesidad de orinar con frecuencia: el útero empieza a dilatarse hacia el abdomen y ya no presiona tanto la vejiga.
  • Estreñimiento: los cambios hormonales siguen afectando a la motilidad intestinal.
  • Ardor, indigestión, flatulencias: el aumento de progesterona relaja el cardias (esfínter gastroesofágico) y es más habitual que el contenido del estómago vuelva al esófago, causando acidez.
  • Desmayos o mareos: en ocasiones pueden producirse mareos por la dilatación de los vasos sanguíneos, sobretodo si la mujer está mucho rato de pie.
  • Los pechos siguen creciendo.
  • Aumento del apetito.
  • Posible hinchazón de pies, tobillos, cara y manos.
  • Las encías pueden ablandarse y sangrar en ocasiones.
  • Al haber un mayor volumen de sangre tanto el corazón como los riñones actúan con más intensidad.
  • Quizás aparezcan varices y hemorroides.

¿Y a nivel emocional, notaré algún cambio?

Normalmente no hay muchos cambios a nivel emocional, más allá del sentimiento ya real de estar embarazada. Muchas mujeres no se hacen la primera ecografía hasta la semana 12. En ese momento escuchan el latir del corazón de su bebé y lo ven. Esto hace que desaparezca el típico "estoy embarazada porque lo sé, pero es como si aún no me lo creyera".

Marearse y desmayarse, ¿es indicativo de que algo va mal?

No necesariamente. Lo cierto es que los mareos y desmayos en este periodo son relativamente frecuentes. Suelen aparecer cuando la mujer ha estado mucho tiempo de pie, almacenando sangre en la parte distal del cuerpo y provocando que el corazón bombee aún más rápido y fuerte. En dichas condiciones, si el cuerpo sospecha que puede haber algún déficit para los órganos principales (cerebro y corazón), provoca el mareo y el desmayo. De ese modo, en posición tumbada, la sangre vuelve a irrigar las zonas donde más la necesitamos.

¿Se pueden evitar los desmayos de alguna manera?

La mejor manera de evitar los desmayos, teniendo en cuenta que suceden cuando la mujer pasa mucho tiempo de pie es, simplemente, evitar pasar mucho tiempo en esa posición. Además, es recomendable cambiar de posición lentamente (levantarse del suelo, silla o cama poco a poco), para dar tiempo al cuerpo a adaptarse a la nueva postura, así como ir comiendo frecuentemente o bien llevar encima unas galletas, frutos secos o algo que llevarse a la boca para que el mareo no se agrave por la falta de ingesta alimenticia.

¿Por qué tengo tanta acidez de estómago?

Como ya hemos explicado más arriba los niveles altos de la hormona progesterona provocan una relajación en el esfínter gastroesofágico, encargado de evitar que el contenido gástrico vuelva hacia el esófago. Al producirse dicha relajación queda abierto el paso y, de igual modo que la comida baja, la comida, junto con los jugos gástricos, puede volver a subir, produciendo acidez o ardor de estómago.

¿Puede tratarse la acidez de estómago durante el embarazo?

Más que tratar, lo que puede hacerse es tratar de mitigar las molestias o bien prevenirlas un poco. Se recomienda comer poco y de manera frecuente, ya que si se hacen comidas copiosas la dilatación excesiva del estómago hace que el reflujo sea más exagerado. También es mejor dejar un tiempo de digestión antes de tumbarse, por el mismo motivo (así como no agacharse, no sentarse de manera que se comprima el estómago, etc.).

Con respecto a la comida, deben evitarse alimentos picantes, a menos que la mujer esté muy acostumbrada a ellos. Por la noche, si también sufre de acidez, hay que colocar almohadas para dormir con el tronco un poco elevado y disminuir el reflujo.

Como posible tratamiento, hay mujeres que toman leche, aunque a veces se acentúan las náuseas y hay quien toma remedios basados en hierbas, como el olmo, que calma las digestiones. En cualquier caso, si es muy molesto, se puede pedir al médico que recete algún antiácido.

¿Puede ser también normal que note las digestiones pesadas?

Pues sí, es normal notar indigestión por culpa de la misma hormona que afecta a la acidez. No sólo el cardias (esfínter gastroesofágico) se relaja, sino también el resto del sistema digestivo. La consecuencia es que la digestión es más lenta y por lo tanto la comida permanece más tiempo en el estómago, provocando sensación de pesadez o incluso ardor.

La única recomendación al respecto es comer poco pero frecuentemente, para evitar digestiones largas y molestas.

Continuará...

Dentro de unos días seguimos con más preguntas relacionadas con el segundo trimestre del embarazo.

Foto | Greensuitcase En Bebés y más | Molestias en el segundo trimestre de embarazo, Preguntas frecuentes en el primer trimestre de embarazo (I), (II) y (III), Embarazo mes a mes: cuarto mes, Embarazo mes a mes: quinto mes, Embarazo mes a mes: sexto mes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos