Descanso en el embarazo: ¿por qué es importante y cómo lograrlo?

Descanso en el embarazo: ¿por qué es importante y cómo lograrlo?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En el embarazo, el organismo de la mujer trabaja a marchas forzadas para proporcionarle al bebé todo lo necesario para crecer fuerte y saludable. Esto repercute en que podamos sentirnos con falta de energía y más agotadas de lo habitual. 

Además, no podemos olvidar las molestias propias del embarazo y las múltiples preocupaciones que nos vienen a la cabeza cada día. Con todo esto, es posible que tu cuerpo y tu mente necesite un descanso en el embarazo, un respiro, una pausa.

¿Por qué es importante descansar en el embarazo?

Durante los primeros meses, el propio cuerpo pide descanso, escúchalo. Las molestias típicas de esta etapa como náuseas, vómitos, cansancio extremo y sueño se alivian con un buen descanso. Estar cansada no es signo de debilidad ni mucho menos, durante la gestación el organismo utiliza energía extra, por eso es lógico sentirse fatigada.

No debemos menospreciar el descanso en el embarazo. El estrés puede afectarnos durante el embarazo, puede provocar ansiedad, insomnio, depresión... y manifestarse en síntomas físicos como dolor de cabeza, tensión muscular, dolor de espalda... Un estrés continuado e intenso puede afectar al desarrollo del embarazo, provocando riesgo de parto prematuro o bebés de bajo peso al nacer.

Descansar es bueno para tu salud tanto física como mental pero también lo es para el bebé, pues si estás descansada mejora el flujo sanguíneo optimizando la llegada de oxígeno y nutrientes al bebé.

Es momento de parar un poco la marcha y encontrar momentos de relax dentro de tu vida cotidiana.

Rutinas de descanso en el embarazo

descanso-embarazo

Tómate unos minutos al día solo para tí

Tumbarse en el sillón unos minutos al día a leer o escuchar música relajante o darse un baño de inmersión pueden ser sanas rutinas a incorporar durante el embarazo.

Practica yoga

El yoga es uno de los ejercicios más recomendables durante el embarazo, ya que no solo tonifica los músculos, aporta flexibilidad y favorece la función de los órganos -entre otros beneficios-, sino que facilita la relajación.

Sino puedes ir a un centro, puedes practicarlo asistiendo a clases online sin moverte de casa. Las diferentes posturas te ayudarán mucho para bajar las revoluciones del día a día y centrarte en tu bienestar.

descanso-yoga

Duerme 8 horas, y si es posible, la siesta

Por las noches, no restes horas de sueño. Resigna otras actividades para dormir tus 8 horas sagradas y si es posible, después de la comida echa un siesta o al menos una cabezadita, o descansa en el sofá con las piernas en alto.

Haz ejercicios de relajación

Los ejercicios de relajación puedes hacerlos una vez al día, en el momento que más te convenga. Hay diferentes técnicas que puedes poner en práctica a través de la respiración, la meditación, la visualización, etc. 

Suelen funcionar muy bien antes de irse a la cama, ya que ayudan a conciliar el sueño y a que descansemos mejor, sobre todo en la recta final de la gestación, cuando más incómodas nos sentimos.

Mantén alejado el estrés

Intenta alejar el estrés de tu vida y evita en la medida de lo posible situaciones laborales extenuantes. Numerosos estudios vinculan al estrés materno con problemas en el bebé, demostrando cómo influye en la gestación el estado de salud de la mamá. 

Por eso, junto con una correcta alimentación y ejercicio moderado, el descanso es una de las recomendaciones esenciales para llevar un embarazo sano.

Otras cosas que puedes hacer

Opta por los paseos, sal a la naturaleza, reduce las fuentes de ruido, evita la cafeína, haz cosas que te reconforten como manualidades, pintar o tejer, tomándotelo como un momento de relax. 

Haz un viaje para descansar de la rutina, aunque sea una escapada de fin de semana a un sitio cercano. 

Fotos |pvproductions - www.freepik.es, iStockphoto

En Bebés y más | Siete consejos para llenarte de energía en el embarazo

Temas
Inicio