Uno de cada diez niños españoles tiene algún tipo de necesidad educativa especial: cómo ayudarles en su aprendizaje

Uno de cada diez niños españoles tiene algún tipo de necesidad educativa especial: cómo ayudarles en su aprendizaje
Sin comentarios

Según datos oficiales publicados este año por el Ministerio de Educación, durante el curso 2019-2020 un total de 730.100 alumnos españoles (9% del total del alumnado) recibió una atención educativa diferente a la ordinaria. De ellos, más del 85% se correspondieron con los cursos de Infantil, Primaria y ESO.

Tres de cada 10 alumnos con necesidades educativas especiales la recibieron por discapacidad o trastorno grave, mientras que el resto la recibió  peculiaridades como el déficit de atención, la dislexia o trastornos de conducta, entre otros.

¿Cómo detectar de forma precoz los problemas de aprendizaje en los niños y qué podemos hacer los padres para ayudarles?

La educación, uno de los temas que más preocupa a los padres

educación

La educación de los hijos es una de las mayores preocupaciones de las familias, y empieza a manifestarse a muy temprana edad, cuando los niños comienzan el colegio por primera vez.

A las dudas iniciales sobre el tipo de enseñanza que queremos para ellos se suma después la búsqueda del colegio perfecto, el entendimiento con sus profesores o el temor a cambiarlos de centro cuando finalizan una etapa académica.

A medida que nuestros hijos van creciendo, las dudas y preocupaciones también aumentan, pues comenzamos a darnos cuenta de lo necesario que es el aprendizaje de ciertas competencias para el desarrollo futuro de su actividad profesional.

Ni qué decir tiene que cuando nuestros hijos presentan algún tipo de dificultad de aprendizaje, la incertidumbre acerca de su educación y su futuro es aún mayor.

Por eso, y aunque muchas veces son los profesores de los niños quienes dan la voz de alarma, es importante que los padres estemos atentos a cualquier indicio que pueda hacernos sospechar de la existencia de algún problema, pues la atención precoz es clave para tratar, compensar y adaptar diferentes aspectos que puedan facilitar la evolución del menor.

¿Cómo podemos ayudar a nuestro hijo con problemas de aprendizaje?

Una vez identificadas las dificultades que presenta el niño en su desempeño escolar o en su comportamiento, es fundamental ponerse en manos del profesional adecuado, y además hacerlo a la menor brevedad posible, pues los expertos insisten en que a mayor edad, más complejos son los conceptos que deben adquirirse, y por lo tanto mayor será el desfase en el aprendizaje.

Si no sabemos a qué profesional acudir, podemos consultarlo con el pediatra para que nos oriente sobre cómo proceder al respecto y nos derive al especialista correspondiente.

El diagnóstico por parte de un profesional, especificando cuáles son los problemas y/o necesidades que presenta el niño es fundamental para que reciba la ayuda necesaria en el colegio.

Pero además del abordaje profesional, hay una serie de cosas que los padres podemos hacer para ayudar a nuestro hijo con necesidades especiales de aprendizaje:

  • Familia y colegio siempre de la mano
colegio

Los profesores que tratan diariamente con nuestros hijos nos pueden aportar información muy valiosa que nos ayude a comprender la situación de forma global y poder dar una respuesta adecuada a las circunstancias del niño.

Por eso es importante tener siempre en cuenta sus opiniones, involucrarse de manera activa en su educación, participar en los proyectos e iniciativas organizadas por el centro y trabajar de forma conjunta elaborando líneas de actuación en reuniones y tutorías.

  • Fomentar su autoestima y seguridad

Es importante que los niños con necesidades educativas comprendan que ellos también son capaces de resolver las tareas de forma eficaz y eficiente, y que al igual que sus compañeros cuentan con potencial para superar situaciones de aprendizaje.

Es por ello que aunque en algunos casos pueda implicarles un mayor esfuerzo, debemos motivarles para que alcancen sus metas, reforzar sus logros y potenciar sus habilidades.

  • Procurar su socialización
niños

La interacción con sus iguales es crucial para los niños, pero mucho más aún para aquellos con necesidades educativas especiales, pues relacionándose con los demás aprenden a compartir, a ganar, a perder, a respetar...  En definitiva, se sienten parte del grupo y aprenden la importancia que tiene para los demás su contribución.

Por eso, tanto dentro como fuera del aula debemos fomentar la autonomía del niño en las distintas parcelas de su vida, así como la correcta gestión emocional.

En definitiva, un correcto abordaje del problema por parte de profesionales, profesores y familias no solo ayudará al niño en su proceso de aprendizaje, sino que también repercutirá positivamente en su autoestima y en su desarrollo emocional.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | ¿Mi hijo necesita ir al psicólogo? Cinco señales de que el niño necesita ayuda profesional , Mi hijo no quiere hacer deberes: 1 claves para ayudarle y evitar que el momento afecte al clima familiar, Seis cosas que puedes hacer por tu hijo este curso escolar y que le servirán para toda la vida

Temas
Inicio