Cómo ayudar a los niños a preparar los exámenes finales, afianzar contenidos y potenciar su aprendizaje

Cómo ayudar a los niños a preparar los exámenes finales, afianzar contenidos y potenciar su aprendizaje
Sin comentarios

Falta muy poco tiempo para el final de curso y con él llegan también los exámenes finales. Según los expertos, los exámenes no solo sirven para evaluar los contenidos que los niños han aprendido durante el año, sino también para potenciar el aprendizaje, la comprensión y mejorar el rendimiento de cara al próximo curso.

Aunque las calificaciones no deberían ser lo importante, sino el esfuerzo que el niño haya hecho durante el curso y su actitud frente a los estudios, es lógico que los padres deseemos que nuestros hijos superen con éxito los exámenes finales, pero sobre todo se enfrenten a ellos con tranquilidad y seguridad.

Si tu hijo está preparando los exámenes de fin de curso, te damos algunas claves que podrían ayudarle a estudiar y afianzar contenidos de un año para otro de una manera fácil y eficiente.

Primera lectura comprensiva

Antes de abordar cualquier texto, lección o problema matemático, es esencial que el niño comprenda perfectamente lo que está leyendo, pues entender lo que le piden no solo le hará partir con ventaja a la hora de estudiar o resolver problemas, sino que facilitará su aprendizaje y mejorará su rendimiento escolar.

Para fomentar la comprensión lectora, el niño debe tomarse tiempo en leer el texto o enunciado detenidamente (las veces que sea necesario), prestando atención a cualquier detalle o dato que podría ser especialmente importante. De inicio no es necesario subrayar ni tomar notas, sino simplemente entender el texto en su totalidad.

Extraer y organizar las ideas importantes

resumen

Después de una primera lectura, el niño debería saber resumir la idea principal del texto en una sola frase. En caso de que se trate de un problema matemático, tendría que ser capaz de entender el planteamiento del problema y lo que se le está pidiendo.

Pero antes de lanzarse a responder, es aconsejable que extraiga las ideas del texto, las ordene como principales y secundarias, y subraye aquellos conceptos importantes. En el caso de que se trate de un problema matemático, podría resultarle útil redondear los datos que se muestran en el enunciado y subrayar las preguntas que se formulan, para identificar en un primer golpe de vista los datos con los que deberá operar.

Hacer un resumen

Cuando hablamos de textos comprensivos y lecturas, es recomendable que una vez seleccionadas las ideas, el niño escriba un resumen sintetizando la información más importante. Dicho resumen deberá estar redactado con sus propias palabras para facilitar la asimilación, relacionando unas ideas con otras.

Este punto es especialmente importante, pues sintetizar las ideas y plasmarlas en un papel ayudará al niño a afianzar conceptos, al tiempo que la escritura a mano favorecerá su concentración y memorización.

Preparar un esquema

estudiar

Una vez elaborado y asimilado el resumen del texto, es recomendable que el niño sintetice todas esas ideas en un esquema (o en un mapa mental) ordenando los puntos principales y relacionando unos con otros mediante líneas, símbolos gráficos o palabras clave.

Los esquemas son perfectos para favorecer el aprendizaje de forma visual y ayudar al niño a comprender fácil y rápidamente las ideas.

Si los niños están acostumbrados a estudiar sintetizando en esquemas, es probable que no tengan dificultad a la hora de elaborarlos y sepan hacerlo de forma precisa y visual. Sin embargo, si nunca han hecho uno o tienen poca experiencia se recomienda que los padres los revisemos para asegurarnos de que han quedado plasmadas todas las ideas y datos importantes, y que son fáciles de entender.

Pasar todo a limpio

El paso final es pasar a limpio todos los resúmenes y esquemas, teniendo en cuenta las posibles anotaciones, correcciones o tachones que el niño haya ido haciendo a lo largo del proceso. El objetivo es poder estudiar de forma clara e inequívoca.

Una vez pasado todo a limpio es recomendable destacar y subrayas las distintas ideas y los elementos gráficos con colores diferentes, según su importancia. Así conseguirán que la información sea mucho más visual y puedan diferenciarla y recordarla fácilmente.

Seguro que con estos consejos los estudiantes podrán enfrentarse a los exámenes con herramientas que les ayuden a potenciar su aprendizaje y a comprender y procesar aquello que tienen que aprender. Recordamos, además, la importancia de motivar a nuestros hijos y animarles en esta recta final de curso, teniendo claro que las notas no son lo importante, sino su esfuerzo y dedicación.

Fotos | iStock

Vía | Editorial Rubio

En Bebés y Más | La comprensión lectora de los alumnos españoles se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea, según el Informe PISA 2018, Nueve consejos para organizar en casa una zona de estudio sin distracciones para tu hijo, Seis razones por las que seguir escribiendo a mano

Temas
Inicio