Compartir
Publicidad

¿Sincroniza tu bebé gestos y palabras?

¿Sincroniza tu bebé gestos y palabras?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si solo señalamos algo, podemos estar dejando escapar información. Lo mismo sucede si solo hablamos. La mayor parte de la comunicación humana se da a través de la combinación de palabra y gestos, lo cual es más efectivo. Por eso, si tu bebé sincroniza gestos y palabras a los doce meses es señal de que su capacidad comunicativa se desarrolla favorablemente.

No solo eso, sino que, en relación a otros niños que no emplean ese tipo de comunicación al año de edad, tendrán un mayor dominio del lenguaje a los 18 meses. Así lo señalan las conclusiones de un estudio reciente: la habilidad temprana de atraer la atención del adulto utilizando dos modalidades comunicativas al mismo tiempo se relaciona con mejores habilidades del desarrollo del vocabulario y de la sintaxis (o el modo de construir oraciones) al año y medio.

Es fascinante cómo los bebés son capaces de utilizar distintas estrategias comunicativas mucho antes de decir su primera palabra. Es cierto que a muchos niños les costará más tiempo hablar, por lo que el hecho de que a los 12 meses no digan palabras no es significativo (a no ser que haya otros indicios de trastornos del lenguaje).

Y es que, aunque el bebé ya "habla" en su mente antes de pronunciar sus primeras palabras, cada uno desarrollará la capacidad lingüística a un ritmo diferente. De todas formas, recordamos que existen diversos procedimientos para estimular el desarrollo lingüístico del bebé.

Pero volvamos a la investigación que ha llamado nuestra atención. El hecho de señalar con el dedo es una estrategia comunicativa para dirigir la atención del adulto cuando este no mira hacia el objeto de referencia y si además a ese gesto se suma la pronunciación de la palabra en cuestión, estamos frente a un signo de que el niño comprende y muestra esa complejidad comunicativa que se irá perfeccionando a lo largo de su vida.

El estudio ha sido realizado por investigadores de la Universitat Pompeu Fabra y la Universitat de Barcelona y publicado en "Infant Behavior & Development". Sus conclusiones nos animan, por ejemplo, a quitarles el chupete a los niños (o procurar que no lo lleven puesto continuamente) para que, a diferencia del caso de la fotografía que ilustra estas líneas, el bebé no pueda solo señalar sino también hablar al mismo tiempo.

Más información | NCBI
Foto | Maria Casacalenda en Flickr-CC
En Bebés y más | Qué pueden hacer los padres para ayudar a estimular el lenguaje (I), (II) y (III)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio