Publicidad

¿Cómo estimular el desarrollo lingüístico del bebé?

¿Cómo estimular el desarrollo lingüístico del bebé?
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

El lenguaje no se puede "practicar", el bebé nace con la capacidad lingüística que le permitirá, poco a poco, desarrollar el lenguaje. A no ser que existan problemas , a través de un comportamiento adecuado podemos estimular el desarrollo lingüístico del bebé.

No se trata de intentar que hable antes y mejor, porque existen ciertas limitaciones que solo con el paso de los meses, conforme vaya creciendo, el bebé irá superando. Pero sí podemos mostrarnos "abiertos" a una comunicación más efectiva con el bebé y permitirle que desarrolle todo su potencial, estimulándolo.

Es decir, lo que queremos es potenciar un entorno enriquecedor. Está comprobado que la educación, ingresos o estatus social, el ambiente familiar o la condición psicológica de los padres influyen en el desarrollo lingüístico de los hijos. Veamos cómo comunicarnos mejor con el bebé.

Consejos para estimular el desarrollo del lenguaje del bebé

Aunque existen unos límites naturales para que el bebé emita sus primeras sílabas (y no digamos ya palabras o frases), podemos hablarles desde su nacimiento. De hecho, desde el vientre materno ya reconocen la voz de la mamá. Ese sonido les tranquilizará una vez nacidos.

  • Por lo tanto, hay que hablar desde el principio con el bebé. Nuestro tono y los sonidos inducen al bebé no solo al reconocimiento sino a la imitación. El bebé imita los sonidos articulatorios, que aún no tienen significado para él.

  • Hay que responder a los sonidos que emite el bebé para que este comprenda pronto el carácter comunicativo del lenguaje.

  • No solo se comunican con palabras: los gestos y ruidos (chasquidos, pedorretas...) que podemos enseñarles son unos de los primeros mecanismos comunicativos de los bebés.

  • Se ha de utilizar palabras y frases sencillas y repetirlas múltiples veces para los objetos cotidianos o seres familiares, de modo que el bebé empieza a entender la relación entre el lenguaje y la realidad.

  • Esto no significa que utilicemos continuamente diminutivos o palabras inventadas, ya que entraría en lo que no se debe hacer para estimular el lenguaje infantil según algunos estudiosos.

  • También podemos emplear frases más complejas, conviene que les cantemos o contemos cuentos... Las melodías les calman y resultan muy agradables. Nunca es pronto para empezar a contarles cuentos y los niños son "esponjas" que van aprendiendo vocabulario mucho antes de que puedan hablar.

Bebé aprendiendo a hablar
  • Comentemos lo que estamos haciendo en cada momento ("te peinamos con el cepillo, te lavamos la carita, ahora vamos a comer...") para que el niño haga sus conexiones y entienda distintas acciones y el paso del tiempo cuando se repita una frase referida a la misma acción.

  • Dale tiempo al bebé para que pueda "contestar", deja espacios entre tus comentarios, anímalo a "hablar" con sus ruidos, pedorretas, sílabas... Hazle preguntas y no solo afirmaciones.

  • Juega mucho con el niño: el juego es el mejor modo de aprendizaje y mediante este interactuamos con el bebé. Que juegue también con otros niños mayores que le puedan hablar (hermanitos, primos, vecinos...).

  • Los libros, música o los juguetes interactivos estimulan y desempeñan un papel activo en el desarrollo del cerebro y la capacidad del lenguaje. Deja libros y juguetes a su alcance.

  • Las primeras interacciones de los bebés son para pedir cosas (agua, muñecos, galleta...), lo hacen mediante gestos o sonidos más adelante. Cuando pase el tiempo y el niño ya emita sus primeras palabras, no se lo des enseguida: anímalo a pedirlo de otro modo porque así se esforzará por emitir nuevos sonidos, ya que a estas alturas ya sabe cómo se llama lo que desea.

  • No compares, cada niño va a su ritmo, muy pequeños ya pueden sentir presión o decepción por nuestra parte y esto provocaría un efecto contrario al que deseamos.

Si con el paso de los meses observas que el bebé no hace ningún avance lingüístico, puede que nos encontremos ante algún trastorno del lenguaje. Consulta al pediatra, aunque probablemente si existe un problema grave ya lo habrán detectado, por lo que lo más seguro es que se trate de un simple retraso.

En definitiva, la recomendación general para estimular el desarrollo lingüístico del bebé es que nos comuniquemos mucho con él, que lo cuidemos dedicándole el tiempo suficiente porque de este modo estará todo listo para un adecuado desarrollo en muchos más sentidos.

Fotos | Thinkstock En Bebés y más | Un Club de lectura para bebés: nunca es pronto para empezar, Qué pueden hacer los padres para estimular el lenguaje (I) y (II)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir