Los movimientos espontáneos del bebé, dentro y fuera de la barriga, tienen un propósito importante

Los movimientos espontáneos del bebé, dentro y fuera de la barriga, tienen un propósito importante
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Una de las sensaciones más curiosas que podemos sentir durante el embarazo es la de nuestro bebé dándonos pataditas. Posteriormente, cuando ya ha nacido, podemos observar que continúa haciendo movimientos espontáneos, quedándose quieto poco tiempo mientras está despierto.

Pero a pesar de que podría parecer que no tienen mucho sentido, en realidad esos movimientos espontáneos -que inician desde que está en nuestra barriga y continúan cuando ya ha nacido- tienen un propósito muy importante, de acuerdo con un nuevo estudio.

De acuerdo con esta nueva investigación realizada por la Universidad de Tokio, los movimientos espontáneos y aleatorios del bebé en realidad tienen un propósito: ayudar al desarrollo sensoriomotor, que tiene lugar en los primeros dos años de vida del bebé y engloba el área sensorial (el desarrollo de los sentidos) y el área motora (desarrollo psicomotor).

Para descubrir la función de estos movimientos, que hasta hace un tiempo se creía no tenían algún motivo en particular, se capturó de forma detallada los movimientos de los bebés participantes en el estudio y se combinaron con un modelo musculoesquelético, que permitió a los investigadores analizar la comunicación entre los músculos y las sensaciones de todo el cuerpo.

Tras revisar la información, se encontraron patrones de interacción muscular basados en el comportamiento aleatorio de los bebés, lo que posteriormente les permite realizar movimientos secuenciales.

Los investigadores señalan entonces que esos primeros movimientos espontáneos de los bebés ayudan a regular las interacciones sensoriomotoras, contribuyendo al desarrollo de comportamientos coordinados posteriores.

Uno de los principales motivos por los que estos resultados son importantes (además de ayudarnos a entender mejor el desarrollo de los bebés), es porque al comprender la función de estos movimientos aparentemente aleatorios y su papel en el desarrollo temprano, podría ayudar a identificar indicadores tempranos de algunos trastornos del desarrollo, como la parálisis cerebral.

Foto de portada | Depositphotos

Temas
Inicio