Compartir
Publicidad
Publicidad

Las preferencias artísticas de los bebés

Las preferencias artísticas de los bebés
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

¿Puede un bebé apreciar el arte? No podemos esperar una gran crítica, pero al menos sabemos que los bebés prefieren Picasso a Monet. Un reciente estudio revela que los bebés son capaces de valorar una obra de arte con un criterio lógico y racional, fijándose en determinadas características de las pinturas.

Y que expuestos a determinados cuadros y estilos, prefieren al cubista Pablo Picasso antes que al impresionista Claude Monet. No es de extrañar, entonces, que sus primeros dibujos se aproximen más al estilo picassiano...

El estudio, realizado por investigadores de la universidad de Zurich, dirigido por el psicólogo Trix Cachionne, demuestra que para los bebés de nueve meses la pintura y el color de un lienzo es el patrón visual más importante, mucho más que otras características de la obra.

En uno de los experimentos se dividió a los niños en dos grupos. Al primer grupo se les mostró una serie de obras de Picasso, y al otro, unas muestras de Monet. Inmediatamente, el equipo de investigación percibió que los jóvenes participantes (sentados en el regazo de sus padres) dedicaban más tiempo a observar la pintura colorista de Picasso, en lugar de la obra de Monet.

Según los investigadores, los bebés atienden a "los colores audaces, fuertes contrastes y la presencia de objetos figurativos, como son los objetos". Incluso los bebés optaron por la obra más apagada del artista español, obras en blanco y negro donde los contornos y las formas eran borrosas.

La clave para esta elección reside en que Picasso utiliza los contrastes y acentúa especialmente en el tratamiento de la luz, mientras que Monet, por el contrario, a pesar de emplear colores luminosos y vivos crea efectos borrosos e ininteligibles.

Parece lógico que los bebés prefieran la información visual más básica y esencial para fijarse en una obra, y las pinturas de Picasso son más fáciles de procesar, les estimula más visualmente.

Pero conforme crezcan los bebés, sus preferencias artísticas evolucionarán, haciéndose más complejas gracias también al desarrollo perceptivo visual, y comprenderán y apreciarán los artistas y estilos más variopintos.

Vía | El Mundo En Bebés y más | Los bebés nacen programados para el baile, Libros para descubrir el arte, "Maternidad" de Picasso (1901)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos