Tetinas de biberón: cuántos tipos existen y cómo elegir la mejor para tu bebé

Tetinas de biberón: cuántos tipos existen y cómo elegir la mejor para tu bebé
Sin comentarios

Si has optado por alimentar a tu bebé con leche de fórmula o vas a ofrecerle tu leche materna en biberón, es probable que te surjan muchas dudas sobre qué tipo de biberón elegir y qué tetina es la más recomendada.

Y es que la oferta de tetinas que encontrarás en el mercado es bastante amplia, por lo que es fundamental entender sus características para así encontrar la que mejor se adapte a las necesidades de tu bebé.

Te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte en tu elección.

Tipos de tetinas según su material

Al igual que las tetinas de los chupetes, las de los biberones también varían en función del material con el que estén fabricadas. Pueden ser de dos clases:

  • Tetinas de látex o caucho: se trata de un material natural de color marrón-anaranjado, blando al tacto pero resistente y elástico. Muchos bebés prefieren este material frente a la silicona, aunque tiene el inconveniente de que absorbe más fácilmente los olores y sabores.
  • Tetinas de silicona: a diferencia del caucho, la silicona es un material mucho más rígido, por lo que puede dañarse con más facilidad si se rasga o corta. Aguanta bien las altas temperaturas, y al contrario del látex no absorbe olores ni sabores.

Elegir un material u otro va a depender únicamente de los gustos de tu bebé. En cualquier caso, debes saber que si optas por una tetina de látex tendrás que reemplazarla con más frecuencia que las de silicona. Sin embargo, dado que este último material tiende a rasgarse fácilmente, es fundamental revisarlo periódicamente.

Tipos de tetinas según su forma

forma de tetina

Si atendemos a la forma de la tetina, encontraremos tres tipos:

  • Con forma de gota: tiene forma ancha y redondeada, y tradicionalmente son las que más se han utilizado.
  • Tetina fisiológica: presenta un diseño uniforme que se adapta completamente al paladar del bebé y previene malformaciones. Suele ser la forma de tetina preferida por la mayoría de bebés, y está especialmente indicada en caso de transición del pecho al biberón.
  • Tetina anatómica: esta tetina simula el pezón materno durante la succión, de ahí que sea la más recomendada en caso de lactancia mixta. Tiene un lado redondeado y otro plano y alargado que es el que toca el paladar.

Los expertos en salud bucodental recomiendan optar preferiblemente por tetinas anatómicas con flujo lento (veremos a continuación los tipos de flujo), pues favorecen el movimiento anterior de la mandíbula y la coordinación de la succión, la deglución y la respiración.

Tipos de tetinas según el flujo de leche

biberón

También es importante tener en cuenta el flujo de leche que sale a través de la tetina. En este sentido, las tetinas se dividirían en cuatro tipos:

  • Flujo lento: el orificio de la tetina es tan pequeño que la leche sale muy despacio. Está recomendada para bebés recién nacidos y hasta los tres meses.
  • Flujo medio: las tetinas de flujo medio tienen una apertura un poquito mayor, así que la leche sale con más caudal y menos esfuerzo de succión. Está recomendada para bebés a partir de los tres meses y hasta los seis-12 meses.
  • Flujo rápido: la leche cae rápidamente a través del orificio, por lo que solo deben utilizarla aquellos bebés que ya controlan perfectamente la succión. Está indicada para bebés a partir de los seis - 12 meses.
  • Flujo variable: estas tetinas permiten ajustar el flujo de salida de la leche con solo girar el biberón, pues cuentan con tres agujeros con tres caudales de salida diferentes. Por eso pueden utilizarse desde el principio, e ir ajustando la salida de la leche a las necesidades del bebé.

Es muy importante tener en cuenta este punto a la hora de escoger la tetina del biberón, para evitar atragantamientos.

Tipos de tetina según su tamaño

El tamaño de la tetina también cambia dependiendo del tipo de biberón. Así, encontrarás tetinas de boca estrecha que son las que se acoplan a biberones estrechos y alargados, y otras de boca ancha que son las que se emplean en biberones gruesos y pequeños.

Tipos de tetinas según el alimento que vayamos a ofrecer

biberon

La consistencia de la leche espesa cuando se mezcla con los cereales, por lo que si vas a dar a tu bebé papilla en biberón deberás optar por una tetina con agujero en forma de estrella. En cualquier caso, es importante que tengas en cuenta que no se recomienda esta práctica, pues favorece la obesidad.

También hay tetinas especiales para bebés a partir de 12 meses que hayan dejado el biberón y empiecen a utilizar vasos de aprendizaje. Este tipo de tetinas, llamadas antiderrame, permiten la salida del líquido solo cuando el niño succiona, evitando incidentes.

Consideraciones generales

Como podéis ver, el universo de las tetinas para biberones es amplio y se deben tener en cuenta varios factores para elegir la que mejor se adapta a la edad, necesidades y gustos del bebé.

Además, es importante seguir los siguientes consejos para un correcto uso:

  • Adquiere las tetinas en farmacias o tiendas especializadas.
  • Opta preferiblemente por comprar tetinas de la misma marca del biberón, para que el ajuste sea perfecto.
  • Lávate siempre las manos con agua y jabón antes de manipular los biberones y tetinas de tu bebé.
  • Esteriliza las tetinas antes de su primer uso.
  • Lava la tetina con agua y jabón suave después de cada uso, separándola de su rosca y utilizando un cepillo que te permita llegar a todos los rincones. Después, déjala secando al aire o utiliza un trapo suave destinado únicamente a este fin.
  • Cambia la tetina cada dos-cuatro semanas, o antes si adviertes signos de deterioro.
  • Revisa con frecuencia la tetina para asegurarte de que no tiene ningún daño o desperfecto, sobre todo si tu bebé ha comenzado con la dentición, pues podría rasgarla de manera accidental.
  • Evita que tu bebé se duerma con la tetina del biberón en la boca, ni tampoco lo utilices para ayudarle a coger el sueño. Este mal hábito podría propiciar la aparición de caries del biberón.
  • Los expertos aconsejan retirar el biberón entre los 12 y los 18 meses, para evitar que afecte de forma negativa al desarrollo bucodental del bebé.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | 6 dudas que te surgirán si le das el biberón a tu bebé, El ABC de los biberones: ¡Elige el más adecuado para tu bebé!

Temas
Inicio