Publicidad

¿Son los productos light adecuados para los niños?

¿Son los productos light adecuados para los niños?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los alimentos light o ligeros son aquellos que suponen una versión con menos calorías del mismo alimento o bebida (como mínimo, un 30% menos del contenido calórico "original"). Suelen reducir el aporte de calorías, azúcares y grasas, pero, ¿son los productos light adecuados para los niños?

La respuesta es que estos alimentos light no forman parte de una nutrición saludable y aunque consumirlos esporádicamente no conlleva ningún riesgo, no se debe abusar de ellos. Además, hay que remarcar que no todos los alimentos light tienen pocas calorías (puede que la versión "ligera" siga siendo excesiva) por lo que si nuestro hijo o hija tiene sobrepeso hay que buscar otras maneras de reducirlo.

Según nuestros compañeros de Vitónica, estos alimentos tienen pros y contras, y entre sus riesgos se encuentran:

  • Abusar de los alimentos light puede conllevar desequilibrios nutricionales.
  • No se trata de productos adelgazaste.
  • En ocasiones se come el doble al tratarse de productos "ligeros".
  • Los azúcares son sustituidos muchas veces por edulcorantes (se asocian a obesidad, caries, problemas cardiovasculares, diabetes...).

Además, recordemos que las grasas son un componente fundamental de la dieta humana y los niños necesitan lípidos saludables para su correcto desarrollo. Por otro lado, es posible que al reducir las calorías del alimento también se vean alterados los contenidos de nutrientes esenciales para el correcto desarrollo infantil, como vitaminas, minerales...

Por lo tanto, en lugar de recurrir a los productos light para controlar el peso de los niños, es mejor que estos lleven una dieta variada y saludable, evitando bollería industrial, las grasas trans, embutidos, refrescos y zumos azucarados...

La Asociación Española de Pediatría recomienda, para reducir el contenido de grasa de los alimentos, lo siguiente:

  • Eliminar la grasa visible de las carnes.
  • Consumir pollo sin piel.
  • Disminuir el consumo de embutidos, utilizando siempre los más magros.
  • Valorar recomendar el uso de leche semidesnatada a partir de los dos años.

Para aumentar la calidad de la grasa de la dieta las recomendaciones prácticas son:

  • Aumentar el consumo de pescado a 3-4 veces a la semana si es blanco, y al menos a 2 veces a la semana si es azul.
  • Utilizar aceites vegetales, especialmente de oliva.
  • En caso de consumir grasas untables, escoger margarinas, ya que son ricas en grasas poliinsaturadas y actualmente no son fuente de grasas trans o grasas de origen animal.
  • Utilizar formas culinarias sencillas: hervido, plancha y horno. Los fritos, aunque contribuyen a aumentar el contenido calórico de los alimentos, pueden utilizarse si es con aceite de oliva con una fritura a alta temperatura y de poco tiempo.

Por otra parte, también es posible reducir el consumo de azúcar con unos hábitos saludables, como recomienda la OMS, limitando el consumo de alimentos y bebidas con un alto contenido (bebidas azucaradas, refrescos, golosinas, aperitivos azucarados...) y comiendo frutas y verduras crudas sustituyendo los aperitivos industriales.

Finalmente, pero no por ello menos importante, si nuestros hijos tienen sobrepeso mejor que acudir a los alimentos light es que combinen una alimentación saludable con la práctica habitual de ejercicio físico, ya que este conlleva innumerables beneficios para la salud. Y, por cierto, para los adultos tampoco es bueno abusar de los productos light, así que toda la familia podemos aplicarnos estos consejos.

Foto | iStock
En Directo al paladar | Bebidas y alimentos light, no recomendados para los niños
En Bebés y más | ¿Alimentos light para los niños?,

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir