Compartir
Publicidad

¿Veremos por fin menos azúcar en los alimentos infantiles?

¿Veremos por fin menos azúcar en los alimentos infantiles?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Demasiada sal y demasiada azúcar. Las consumimos en exceso y esto puede afectar a nuestra salud y especialmente a la de los más pequeños. Por ello, desoír las recomendaciones de la Organización Mundial de la salud al respecto no parece lo más sensato. Y sin embargo era lo que la Comisión Europea pretendía llevar adelante, una propuesta que finalmente ha sido frenada en el Parlamento Europeo.

La Comisión, como nos contaban ayer nuestros compañeros de Vitónica, había propuesto que los azúcares pudieran seguir representando hasta el 30% del aporte energético de los alimentos para bebés, frente al 10% que la OMS establece como máximo. De hecho, la Organización señala que para obtener mayores beneficios se recomienda reducir el consumo de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total, tanto en adultos como en niños.

Se habla de azúcares libres, que son todos los azúcares que los fabricantes, los cocineros o los propios consumidores añaden a los alimentos o las bebidas que se van a consumir, así como azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, y los zumos y concentrados de frutas.

Y claro, si sirven para los adultos, es muy importante que estas recomendaciones (junto a otras referidas a la sal, a las grasas...) se cumplan en los pequeños, ya que en los dos primeros años de vida una nutrición óptima impulsa un crecimiento sano y una mejora del desarrollo cognitivo, así como una reducción del riesgo de sobrepeso y obesidad y de desarrollar determinadas enfermedades en el futuro.

Si se establece estos límites para los azúcares libres, es porque aumentan el riesgo de caries dental y un exceso de calorías provenientes de alimentos y bebidas con un alto contenido en este componente también contribuye al aumento de peso y aumenta el riesgo de obesidad.

Azúcar comida infantil

¿Cómo podemos reducir el consumo de azúcar?

La OMS recomienda reducir la ingesta de azúcar limitando el consumo de alimentos y bebidas con un alto contenido (bebidas azucaradas, refrescos, golosinas, aperitivos azucarados...) y comiendo frutas y verduras crudas en lugar de aperitivos industriales.

Por supuesto, entre las "medidas práctica" que pueden adoptar las instituciones señala que las políticas comerciales, alimentarias y agrícolas han de promover la alimentación saludable. En cuanto al azúcar y las grasas saturadas, habría que desincentivar la continuación y el aumento de productos que los contengan, además de alentar a la reformulación de los ingredientes de esos productos alimentarios para que aporten menos cantidad.

Pero no todo el mundo parece estar de acuerdo con estas directrices de la OMS, y en el Parlamento Europeo se han pronunciado en contra de reducir el contenido de azúcar en los alimentos infantiles hasta 305 eurodiputados. Por suerte, para nosotros y nuestros niños, han ganado los votos a favor y habrá que revisar los niveles de azúcar aceptados en esos alimentos, los que, hasta ahora, pueblan las farmacias, supermercados y las despensas de las familias europeas.

Entre otras novedades que podrían aparecer en la disposición legal que habrá de aprobarse, está que se prohíban por precaución las innovaciones en alimentos que aún no están suficientemente estudiadas, como las nanotecnologías.

También que en el etiquetado y la comercialización de los alimentos procesados para lactantes se debe dejar claro que estos productos no son adecuados para su uso por niños de menos de seis meses de edad ni deben debilitar la recomendación de alimentación exclusiva mediante lactancia materna durante los seis primeros meses de vida.

¿El siguiente paso? Que se revise el texto legal para redactarlo de nuevo y adecuarlo a las recomendaciones de la OMS. Y ya puestos a pedir, que se cumplan también dichas recomendaciones en el resto de alimentos, para toda la población. Me parece más complicado, pero sin duda reducir la cantidad de azúcar de las comidas infantiles como tarritos, cereales, papillas... es un primer paso que a nosotros como padres nos encanta.

Fotos | iStock
En Vitónica | Papillas de cereales para bebés, cargadas de azúcares
En Bebés y más | Demasiada sal, Nada de sal en la comida del bebé,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio