Publicidad

Alimentos infantiles: analizamos 17 marcas de cereales de desayuno que más consumen los niños

Alimentos infantiles: analizamos 17 marcas de cereales de desayuno que más consumen los niños
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Al momento de lograr establecer el desayuno en la dieta de los niños, es frecuente acudir a productos que encontramos en el supermercado tales como las galletas o bien, los cereales de desayuno. En esta ocasión analizamos 17 marcas de cereales que más consumen los niños.

Los nutrientes de los cereales de desayuno

Cereales

Los cereales son ante todo fuente de hidratos de carbono complejos, sin embargo, nos interesa saber en su interior qué proporción de buenos nutrientes como la fibra o la proteína hay así como también, el contenido de azúcar añadido o de sal.

Para conocer estos datos, analizamos 17 marcas de cereales de desayuno y mostramos en la siguiente tabla sus principales nutrientes por cada 100 gramos:

CerealesKcalHidratosde los cuales azúcaresProteínasGrasasSalFibra
Corn Flakes Kelloggs37884870.91.133
Frosties37587374.50.60.832
Choco Krispies38284176.31.90.653
Unicorns froot loops Kelloggs391802583.51.133.5
Rice krispies Kelloggs387867.971.212
Chocapic Original38674.628.88.14.50.327.4
Golden Grahams38579.724.873.20.984.7
Smacks382844161.50.084
All Bran choco39265191080.0510
Nesquik36975.824.98.41.70.448.7
Estrellitas39978.124.77.45.40.354.4
Cereales Lion Caramelo y chocolate40975.528.87.57.30.495.3
Miel pops38085285.41.10.834
Rellenos de leche Mercadona44765321015.40.754
Xtreme Carrefour44574317120.55.5
Seleqtia Eroski chocolate negro y con leche46361.325920.33.55.3
Rellenos de chocolate y avellana Mercadona41572392.1101.23.1

Como podemos ver, los cereales de desayuno son ante todo fuente de hidratos de carbono, pero la mayoría de ellos poseen una enorme cantidad de azúcar en su interior y son escasos en proteínas que todos los niños necesitan para su adecuado crecimiento y desarrollo.

También encontramos en los cereales de desayuno una apreciable proporción de sal que es ante todo fuente de sodio, un mineral que la OMS recomienda reducir en la dieta habitual.

Es importante aclarar que la ración de cereales de desayuno es de 30 gramos que es la cantidad que encontramos en media taza aproximadamente.

El azúcar de los cereales infantiles

azucar-cereales-desayuno

La mayor parte de los cereales de desayuno industriales son alimentos colmados de azúcares libres o añadidos que se absorben rápidamente y que la OMS recomienda reducir a menos del 10% de las calorías diarias.

Estos azúcares en exceso predisponen a padecer caries, sobrepeso y obesidad, diabetes y muchas otras enfermedades vinculadas a la alimentación, por eso, debemos intentar que nuestros niños no superen los 38 gramos diarios de azúcar (aproximadamente el 10% de las calorías diarias) e idealmente que ingieran menos de 20 gramos cada día.

Los cereales que mayor proporción de azúcar poseen son los Smacks con poco más de 40% de azúcar y también, los Frosties, los cereales rellenos y con chocolate o miel en su interior.

Así, con una ración de 30 gramos de un cereal como los Smacks podemos alcanzar casi el 50% de la cuota diaria recomendada por la OMS para los niños, una cantidad apreciable si consideramos que muchos otros alimentos que consumen los niños poseen azúcar en exceso.

Las opciones con menos azúcar son los Cron Flakes y Rice Krispies de Kellogs, que no alcanzan el 10% de azúcar pero que igualmente poseen este nutriente de mala calidad en su interior.

Las grasas de los cereales de desayuno

grasas-cereales-infantiles

Aunque los hidratos de carbono y los azúcares son los nutrientes que predominan en los cereales de desayuno comerciales, estos también pueden ofrecer grasas en cantidades variables.

Los cereales con más grasas son los de chocolate o rellenos, como los de Mercadona o bien, Seleqtia de Eroski de chocolate negro y chocolate con leche.

La mayor parte de las grasas de los cereales que son rellenos de leche o con chocolate son grasas saturadas, pues poseen chocolate con leche.

Y en algunos casos encontramos en su mayoría aceites vegetales de mala calidad con grasas saturadas igualmente, como es en los cerelaes de Mercadona rellenos de chocolate y avellanas que poseen aceite de palma.

Las opciones con menos grasas son los Corn Flakes y Frosties de Kellogs, que son quizá opciones sencillas, sin agregado de chocolates o sabores varios. Aunque estos últimos son los de mayor proporción de azúcar entre sus ingredientes, como hemos visto antes.

La fibra de los cereales de desayuno

fibra-cereales-infantiles

Podríamos pensar que los cereales de desayuno son una buena opción para sumar fibra a la dieta de nuestros niños, que necesitan entre 25 y 30 gramos diarios después de los 4 años según al Asociación Española de Pediatría.

Sin embargo, los cereales de desayuno que más fibra tienen, los All Bran chocolate, poseen 10% de este nutriente, lo cual se traduce en que por ración de 30 gramos sólo se ingieren 3 gramos de fibra, cantidad que no alcanza a cubrir más de un 1% de la cuota recomendada.

Además, si comparamos con un cereal integral no procesado como la quinoa, la avena o el germen de trigo, la cantidad de fibra supera los 10 gramos fácilmente por cada 100 gramos de alimento consumido. Entonces, nos damos cuenta que los cereales de desayuno no son buena fuente de fibra aunque nos insinúen que sí en su envase.

La sal de los cereales infantiles

sal-cereales-infantiles

Por último, al igual que con las galletas y los cereales de adultos, los cereales de desayuno infantiles de origen industrial pueden tener además de mucho azúcar, cantidades apreciables de sal, lo cual se traduce en demasiado sodio.

Un exceso de sal o sodio en la dieta de los niños puede ocasionar problemas renales e incluso, conducir a un consumo mayor de calorías y así, favorecer el sobrepeso o la obesidad. Por lo tanto, es otro nutriente que la OMS recomienda moderar en la dieta habitual.

Los niños no deberían jamás consumir más de 4 gramos de sal al día, que es casi la cantidad que ofrecen los cereales con más sal por cada 100 gramos que son los Seleqtia de Eroski.

Así, con una ración de cereal podemos alcanzar un consumo de entre 0,3 y 1 gramo de sal, una cantidad apreciable si tenemos en cuenta que además de este alimento otros muy salados pueden incluirse en su dieta.

Conclusión: los cereales comerciales son ultraprocesados a evitar

Como sucede con muchos otros alimentos infantiles de apariencia atractiva para los niños, los cereales de desayuno comerciales no son más que un ultraprocesado a evitar en la dieta habitual, o al menos elegir las marcas más saludables.

Pues como tal, poseen baja calidad nutricional: son ricos en azúcares y en sal y no aportan cantidades apreciables de proteínas o fibra que se necesitan en una dieta infantil saludable.

Además, no sacian sino que pueden volver más elevado el umbral de dulzor o la apetencia por los dulces, estimulando así una dieta de mala calidad en nuestros peques.

Entonces, ¿qué opciones elegir para un desayuno saludable? Pues cereales naturales, no industriales como pueden ser el arroz, la avena, la quinoa en todas sus variantes, e incluso, el cuscús que podemos incluir en un tazón de leche o porridge tal como si fuera avena. También podríamos hacer arroz con leche, quinoa con leche o semejantes y siempre, recomendamos acompañar con frutas frescas además de con leche o yogur natural (sin azúcar añadido) para lograr un desayuno de calidad y que aporta todos los nutrientes que los niños necesitan en cada comida.

Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir