Compartir
Publicidad
Publicidad

Alimentación complementaria: cuándo y cómo introducir el gluten en la dieta

Alimentación complementaria: cuándo y cómo introducir el gluten en la dieta
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El gluten es un complejo de proteínas que se encuentra en las harinas de trigo, centeno, cebada y avena y por ende en diversos alimentos de consumo habitual.

La enfermedad celíaca es la enfermedad provocada por el gluten. En caso de intolerancia, el intestino sufre una reacción inmunológica inflamatoria que afecta a la correcta absorción de los alimentos. Tiene una incidencia de 1 entre 1.000 niños y es hereditaria aunque no siempre se encuentran antecedentes familiares.

Cuándo y cómo introducir el gluten en la dieta es una pregunta difícil de responder porque las recomendaciones en torno a la alimentación para prevenir o evitar la enfermedad celíaca han ido variando con los años gracias a nuevos estudios realizados. Sin embargo, vamos a tratar de explicar cuál es la situación actual:

La lactancia materna protege de la enfermedad celíaca

Se ha evidenciado una reducción del riesgo de aparición de la enfermedad a los dos años de edad de un 40% en aquellos bebés que tomaban leche materna en el momento de introducir el gluten en la alimentación. El efecto es todavía más pronunciado en aquellos que continúan siendo amamantados después de la introducción de gluten en los alimentos.

Las causas de esta increíble protección parecen ser que, por un lado, la lactancia materna limita las cantidades reales de gluten recibido y, por el otro, protege contra las infecciones intestinales. Las infecciones pueden aumentar la permeabilidad intestinal del/a lactante y favorecer el paso del gluten.

Se ha sugerido también que el efecto inmunomodulador de la leche materna induce tolerancia inmunológica al gluten.

Recomendaciones actuales

Todo lo comentado sobre la protección que lleva a cabo la lactancia materna ante la enfermedad celíaca sirve para explicar que las recomendacines actuales son:

• Introducir el gluten antes de los siete meses en muy pequeña cantidad durante las primeras semanas.

A la práctica sería darle al niño una corteza de pan para que mordisquee, una cucharadita de sopa de pasta tipo maravilla (escurrida, sin agua) o si toma cereales desecados en polvo (los industriales) sería hacer papilla sin gluten añadiendo una cucharada de cereales con gluten al día.

Quiero realizar un inciso y es que la sopa de pasta, según la marca que sea, lleva huevo. Algunas galletas o bollería también pueden llevarlo como ingrediente. El huevo es mejor ofrecerlo a partir de los 12 meses, por lo que deberemos mirar las etiquetas para comprar los alimentos que no lo lleven.

• Continuar la lactancia materna durante al menos un mes después de la introducción del gluten.

Se recomienda la introducción a los 6-7 meses de edad, en parte, para que las madres que están amamantando hagan “cabalgar” el gluten con la leche materna. Si una madre tenía pensado dejar de dar el pecho a los seis meses se le recomienda esperar uno o dos meses más para proteger al bebé de la intolerancia.

La introducción del gluten a los 7 o más meses, como se recomendaba antiguamente, frente a los 5 o 6 que algunos estudios recomiendan, se asocia con una incidencia de celiaquía ligeramente menor, sin embargo no es significativa y alejar la recomendación de los 6-7 meses podría suponer un menor número de lactantes que tomaran a la vez gluten y leche materna.

Más información | AEP, AEPAP, IBFAN Foto | Flickr (Lars Plougmann) En Bebés y más | Alimentación complementaria: los cereales (II), Pan para los celiacos, Libro: "Tu hija es celíaca", Mejor información en los alimentos sin gluten

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos