Publicidad

La AESAN actualiza las cantidades recomendadas de consumo de espinacas y acelgas en niños por la presencia de nitratos

La AESAN actualiza las cantidades recomendadas de consumo de espinacas y acelgas en niños por la presencia de nitratos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las verduras y hortalizas constituyen una parte fundamental en la dieta de los más pequeños desde que comienzan con la alimentación complementaria. Pero debido a la presencia de nitratos en las hortalizas de hoja verde como las espinacas, las acelgas y la borraja, hay que ser cuidadosos con las cantidades que ofrecemos a los más pequeños.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha actualizado las cantidades recomendadas de consumo de estos vegetales según la edad del niño, con el objetivo de disminuir la exposición a los nitratos en las poblaciones vulnerables (bebés y niños de corta edad).

Los nitratos en los vegetales y los niños

espinacas

¿Qué son los nitratos y por qué son perjudiciales para los más pequeños? Los nitratos son compuestos generados de manera natural en el metabolismo de las plantas, acumulándose en las partes verdes. Por tanto, los cultivos de hoja presentan mayores concentraciones de estos contaminantes, que también podemos encontrarlos en otros vegetales como la rúcula, la remolacha, el apio, la col china o la lechuga.

Los nitratos en sí son relativamente poco tóxicos, pero en el organismo se convierten en nitritos, que compiten con el oxígeno para unirse a la hemoglobina pudiendo dar lugar a metahemoglobinemia, una enfermedad de la sangre conocida como "síndrome del bebé azul", porque la piel adquiere esa tonalidad debido a la falta de oxígeno.

A diferencia de los adultos, los bebés y niños pequeños son más propensos a fabricar y acumular metahemoglobina, y menos eficientes a la hora de transformarla en hemoglobina de nuevo.

Se recomienda no incluir espinacas y acelgas en las papillas durante el primer año de vida. Y en caso de hacerlo, en cantidades limitadas. 

Espinacas y acelgas

acelgas

Se recomienda no incluirlas antes del primer año de vida (0-1 años)

En caso de incluirlas en los purés antes del año procurar que:

  • En niños de 3 a 6 meses –recordando siempre que la lactancia es la alimentación recomendada-, si se incorpora una alimentación complementaria el contenido de espinacas y/o acelgas no sea mayor de 25 gramos/ día.
  • En niños de 6 a 12 meses, el contenido de espinacas y/o acelgas no sea mayor de 35 gramos/ día.
  • En niños de 1 a 3 años: No dar más de media ración de acelgas o espinacas (45 gramos/día, cantidad a modo de guarnición). No dar espinacas y/o acelgas a niños que presenten infecciones bacterianas gastrointestinales.

Borraja

Totalmente desaconsejada en niños menores de tres años.

Verduras cocinadas

No mantener a temperatura ambiente (enteras o en puré). Conservar en frigorífico si se van a consumir en el mismo día, si no, congelar.

El lavado y la cocción de las verduras (desechando siempre al final el agua resultante) ayudan a reducir el contenido en nitratos.

En cuanto a la lechuga, la EFSA afirma que los niveles de nitratos en lechuga no representan un riesgo para los niños.

No dejar los purés de verduras fuera de la nevera, ni por poco tiempo. Esto favorece la aparición de nitritos.

Sobre el mercurio de los pescados

Al igual que hizo ahora con las hortalizas de hoja verde, hace un año, la AESAN actualizó sus recomendaciones de consumo de cuatro pescados en la dieta de los niños, elevando de 3 a 10 años la edad para empezar a consumirlos.

Se trata del tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera), el pez espada o emperador, el atún rojo y el lucio.

Más información | AESAN

En Bebés y más |Nueve trucos y 35 recetas para que los niños coman verduras

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios