Compartir
Publicidad
Publicidad

Las mejores películas infantiles: 'El libro de la selva'

Las mejores películas infantiles: 'El libro de la selva'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al recordar una película de Disney como 'El libro de la selva' lo primera que nos suele venir a la cabeza es algunas de las pegadizas canciones que la acompañaban. Y es que esta película sobre la historia de Mowgli un niño salvaje, que es encontrado abandonado y adoptado por una familia de lobos, salvándolo de las garras de un tigre que hace las veces de villano.

La relación de Mowgli con su familia adoptiva y, en especial, la estrecha relación con animales como el gigante oso Baloo, es el centro de historia adaptada por Disney.

La obra original es un conjunto de cuentos del premio nóbel británico Rudyard Kipling, aunque algo más oscuros y dirigidos a un público más infantil. El propio Walt Disney se encargó de adaptar libremente esta historia con el entrañable protagonista Mowgli, que se estrenó en 1967, poco después de su triste fallecimiento.

Lo que cuenta

Como comento, es la historia de un joven niño abandonado en un lugar de la selva, acogido por unos lobos antes de caer en las garras del malvado tigre Shere Khan y luego acogido y reeducado en los valores humanos. En una familia dentro de una pequeña aldea donde todos colaboran y se trabaja en equipo.

El pequeño Mowgli es despierto, inquieto y con mucha fantasía y añora la selva, que es donde vino. A pesar de que tiene una vida apacible, cómoda y rodeada de una familia que lo protege y quiere como a uno más, él siente esa sensación de no pertenecer del todo a ese entorno.

Y comienza su particular aventura en la que conoce a otros animales de la selva, con los que mantiene una gran empatía, especialmente con el holgazán oso Baloo, que le enseña a divertirse, alimentarse y vivir sin ataduras y en libertad. Mantienen una gran relación de amistad, aunque el fondo, Mowgli echa de menos a su familia adoptiva.

El malvado Shere Khan se encarga de añadir emoción a la historia, siendo el villano de turno y especialmente empeñado en zamparse al pequeño Mowgli. Pero no le resulta fácil llegar a él, ya que el resto de animales de la selva le protegen y evitan el peor desenlace. En medio se producirán varias escenas con más animales en los que Mowgli va sufriendo un proceso de aprendizaje.

Nos gusta porque...

Se trata de una historia un punto atípica dentro del estilo de Disney. De hecho el propio Walt Disney produjo y engendró esta historia de Kipling, adaptándola con mucha libertad y dirigida a un público más infantil. Pero mantiene ese punto oscuro, aunque más sutil.

Aquí Disney, que falleció durante la producción aunque dejó su sello personal, aportó los habituales números musicales, que le otorgan al film mucha más diversión y atractivo para los niños.

Y es que no se puede pasar por alto el estupendo trabajo musical de la película, con un grupo de canciones que la hicieron muy popular, incluso logrando una nominación del Oscar.

Valores que transmite 'El libro de la selva'

En 'El libro de la selva' los más pequeños de la casa encontrarán un gran atractivo en Mowgli, un personaje con el que identificarse. Inquieto, aventurero, muy despierto y que goza de cierta libertad, pero que le supone también vivir ciertos momentos de peligro. Por tanto, queda muy patente la seguridad y fuerza que otorga el calor del hogar y vivir en familia.

Asimismo se hace todo una apología de la amistad, que establece el protagonista con otros animales, especialmente con Baloo y que demuestra que es un valor tan importante como la familia. Pero también encontramos en la película el valor de la solidaridad, del trabajo en equipo, del esfuerzo.

Queda patente y claro como siempre hay un tiempo para el juego y la diversión, pero no se puede olvidar la necesidad también del trabajo y la responsabilidad, para una buena convivencia.

Recomendada a partir de 4-5 años

Con el inconfundible sello de Disney y siendo una historia animada a la clásica usanza, desde muy pequeños disfrutarán con Mowgli y el resto de personajes, especialmente por las pegadizas canciones.

Aunque si bien es cierto, que con la presencia de muchos personajes, la evolución de Mowgli, las malvadas apariciones del tigre y por su duración no es tan recomendable para niños mejores de cuatro años. Es a partir de los cuatro o cinco años, cuando pueden disfrutar más de la historia y asimilar los valores, además de aprender las canciones.

Al ser un clásico de Disney, es fácil encontrar la película en formato doméstico, como en DVD y acompañado de extras para conocer más sobre la historia.

En Bebés y más | Las mejores películas infantiles.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos