Publicidad

¡Atención, dinosaurios! 15 razones para visitar Dinópolis con niños
Actividades para bebés y niños

¡Atención, dinosaurios! 15 razones para visitar Dinópolis con niños

Publicidad

Publicidad

Hace una semana que tuve la oportunidad de visitar Dinópolis con niños y las pequeñas aún no han olvidado lo bien que lo pasaron, introduciéndose en un mundo casi mágico, de aventura y de emociones. Los niños se convierten en paleontólogos, en exploradores, en científicos... ¡y en dinosaurios!

Los dinosaurios, que siempre han atraído a los niños, están más de moda que nunca y aquí los tenemos al alcance de la mano. Aprendemos sobre ellos y nos divertimos muchísimo. Estas son mis 15 razones para ir a Dinópolis Teruel con los niños.

  • Sentir que los sueños se pueden hacer realidad en el espectáculo del T-REX, en el que un sofisticado animatrónico recrea un Tyrannosaurus rex, protagonista de esta historia que deja boquiabiertos a los más pequeños. ¿Cómo reaccionaría si le quitan un huevo de su nido? La actriz protagonista, junto al escenario ambientado con todo lujo de detalles, nos trasladan al periodo Triásico, cuando vivieron estos grandes reptiles.

  • Interactuar con un dinosaurio en el espectáculo "Cara a cara", basado en un sistema de infografía interactiva gracias al que un saurio megacarnívoro cobra vida. ¿Saldrá de la pantalla? Un fascinante show en el que las imágenes y la actuación de los intérpretes construyen una fusión de ficción y realidad sorprendente.

Dino Safari Dinópolis
  • Sentir la velocidad en la huida de dinosaurios sueltos. Hablamos de otro espectáculo, cómo no. Es el simulador virtual en 4D “Terra Colossus” que propone la aventura "Dino Safari". En un simulador de movimientos y con nuestras gafas 3D nos trasladamos en un vehículo todoterreno a un parque en el que los dinosaurios van a hacer de las suyas... Dos plataformas móviles nos hacen sentir que giramos, que caemos, que vamos marcha atrás huyendo de un gran reptil... ¡Hasta el viento nos da en la cara cuando nos rompen el cristal! En esta atracción la altura mínima 120 cm. y no se permite a embarazadas.

  • Vivir un espectáculo de teatro negro en el que de nuevo los sueños se hacen realidad: "Un mundo soñado". En un escenario se recrea con gran calidad artística espacios en los que se puede nadar entre medusas o volar entre teranodones. Una combinación del Triásico y del mundo actual que solo es posible en la fantasía.

Paleosenda Dinópolis
  • Jugar en la Paleosenda: el parque infantil que podría haber sido de los Picapiedra, donde encaramarse a torres de madera, pasar puentes móviles, perderse en la sima misteriosa... Al aire libre se combinan juegos de madera y agua, circuitos de habilidad con zonas tematizadas y ambientadas como si nos encontráramos en un campamento paleontológico.

  • Desenterrar huesos de dinosaurios y salir del cascarón: en la Paleosenda también podrán hacer de arqueólogos e incluso fotografiarse saliendo de un huevo, cual pequeñas crías de teranodón.

  • Saurio Park: un parque de atracciones para ellos solos, en el que no nos importará que den una vuelta más. Se trata de una zona de ocio al aire libre reservada para los más pequeños, con cuatro divertidas atracciones: la Troncopista, el Iguanodon, el Brincosaurio y el Dinovivo.

Último minuto Dinópolis
  • Comprender que la humanidad es muy diferente pero todos somos iguales, somos la misma especie. Una dosis de valores que adquirimos a través de un emocionante paseo en barca, viendo cómo surgió la especie humana en “El último minuto”. Se trata de una recreación que abarca desde el momento de la desaparición de los dinosaurios hasta la aparición del Homo sapiens, ambientada con todo lujo de detalles, teniendo en cuenta la flora y fauna de cada etapa y salpicada con numerosas figuras robotizadas que sorprenden al espectador.

  • Los dinosaurios al alcance de la mano en el Cine en 3D. Si a los mayores les sorprende la primera vez que ven una película en 3D, no digamos a los más pequeños. “White Tiron” es un corto dirigido a los niños que cuenta las aventuras de un tiranosaurio albino llamado Tiron. ¡Estirarán sus manos para intentar tocarlo!

Dinópolis con niños
  • "Viaje en el tiempo" en un coche que nos lleva por un circuito fascinante, partiendo desde un laboratorio que sufre un "terremoto". En este vehículo especial, y después del aviso de que no hemos de dar de comer a los dinosaurios, nos trasladamos al Big Bang y a unos bosques misteriosos donde habitaron los dinosaurios. Que, por supuesto, nos salen al encuentro...

  • Maquillarte y fotografiarte como un dinosaurio, en un "photocall jurásico". Estamos en una sala donde también podemos hacer manualidades con los niños, contemplar seres surgidos de la imaginación del hombre, como Godzilla o adquirir un recuerdo para enmarcar.

Abrazar un dinosaurio Dinópolis
  • Abrazar la pata del dinosaurio Gigante Europeo, sintiéndonos diminutos frente a su inmensidad. En el nuevo espacio expositivo al aire libre, “Tierra Magna”, los visitantes pueden pasear entre dinosaurios. Destaca la reproducción del dinosaurio más grande de Europa encontrado hasta la fecha, Turiasaurus riodevensis, con 30 metros de longitud y entre 30-40 toneladas de peso. Los fósiles auténticos de este extraordinario saurópodo los podemos ver en el Museo Paleontológico sin salir de Dinópolis. ¡Un pie es más grande que nuestros niños!

  • Contemplar a Proa, el primer esqueleto original de dinosaurio montado en España, correspondiente a Proa valdearinnoensis, hallado en la provincia de Teruel, donde se enclava otra de las sedes de Territorio Dinópolis. Es otra de las "estrellas" del Museo Paleontológico, el más grande de esta temática en Europa, donde nos esperan muchas otras sorpresas, como vemos a continuación.

Dinópolis con niños
  • Ver trabajar a los paleontólogos en el Museo. Antes de acceder a sus salas, pasamos por un corredor en el que podemos ver en vivo a los especialistas trabajando en sus descubrimientos. Siempre hay algo que hacer, ya que nos encontramos en Teruel, tierra de dinosaurios. Seguro que algún peque se inspira y decide que va a ser paleontólogo de mayor.

  • Jugar a las adivinanzas a lo largo del Museo Paleontológico y otros espacios expositivos (como la introducción a "El último minuto"). Estos recorridos ofrecen a los niños interactuar, tocar, apretar botones, activar infografías, participar del conocimiento, descubrir. ¿Cómo caminaban los primeros homínidos? ¿Cómo se organizaban para cazar? ¿Es este fósil una planta o un animal? ¿Un huevo o una piedra?

La combinación entre parque temático, museo, cine, exposición interactiva y parque de atracciones hace de la visita a Dinópolis con niños una experiencia que no olvidaremos fácilmente. Estas son mis 15 razones para repetir, pero en nuestro recuerdo se agolpan muchos momentos con otros muchos motivos, instantes divertidos y entrañables.

Sitio Oficial | Dinópolis
Fotos | Eva Paris y Dinópolis
En Diario del viajero | Visita a Dinópolis en Teruel, tierra de Dinosaurios
En Bebés y más | Viajar con niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir