11 ideas de juegos en la arena y en la playa para jugar con niños en vacaciones

11 ideas de juegos en la arena y en la playa para jugar con niños en vacaciones
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Llegan las vacaciones de verano, y el destino favorito de muchos es la playa. Y es que es la ocasión perfecta para disfrutar del sol y relajarnos con la familia, incluyendo a los más pequeños.

Pero no se trata solamente de ir y disfrutar del paisaje, también puedes prepararte con varios juegos divertidos que puedes hacer en la arena. Aquí te traemos 11 ideas de juegos para jugar en la arena y en la playa con los niños, para pasarlo en grande en un día de verano.

“Jugar para un niño y una niña es la posibilidad de recortar un trocito de mundo y manipularlo para entenderlo”.
-Francesco Tonucci-

11 ideas de juegos para jugar en la arena y en la playa en vacaciones con los niños

Esculturas en la arena

Crear esculturas en la arena puede ser muy divertido, incluso podéis ir más allá de los simples castillos que siempre se acostumbran hacer en la playa. Podéis utilizar la arena como el medio perfecto para dar rienda suelta a su imaginación y creatividad.

Prueba con hacer un concurso de adivinanzas, en las que cada quien realiza una escultura con la arena y los demás tratan de adivinar de qué o de quién se trata. Es diversión garantizada.

Bolos en la playa

Jugar a los bolos puede ser muy divertido, y en la arena podemos crear una pista perfecta. Actualmente puedes conseguir con cierta facilidad los pinos y las bolas de plástico, que son ideales para estas ocasiones, además de que son muy livianas y fáciles de transportar.

Pero no te preocupes si no los tienes, puedes improvisar con algunos objetos que tengas e incluso con piedras que consigas en la playa y los botes de protector solar, agua, etc., que lleves en tu bolso.

La momia

Una de las cosas más divertidas y simples para hacer cuando estamos en la arena es jugar a la momia. Seguramente tendrás algún recuerdo de haberlo jugado o por lo menos sabrás de qué se trata.

Se trata de que uno de vosotros se acuesta en un hueco en la arena mientras que los demás le colocan arena suficiente para cubrir su cuerpo, teniendo siempre cuidado de dejar la cara al descubierto. La intención es que hay que tratar de pararse y salir. A veces puede ser un verdadero reto pero muy divertido.

Lanzamientos a distancia

Otra divertida alternativa son los concursos de lanzamientos a distancia. Para esto necesitas cualquier objeto que lleves, o incluso puede ser algo que consigas en la playa, como una concha de mar.

Procura que todos tengan al menos una con cualidades similares, como el peso y la forma.

La idea es lanzarlas lo más lejos posible, bien sea en la arena o hacia el mar y ver quien tiene el lanzamiento más lejano. Puedes incluso colocar algunos puntos estratégicos que sirvan como meta para que llegue el objeto. Y puedes jugar también tomando en cuenta la precisión de tratar de atinarle a un sitio en particular.

Mini golf

La arena puede convertirse en lo que queramos, y eso incluye un increíble campo de golf en el que puedes divertirte durante horas con tus hijos. Solo necesitas delimitar cuáles serán los hoyos y de ser posible marcarlos con cualquier objeto.

Necesitarás tener algunos palos, y puedes utilizar también una pelota o incluso alguna piedra. Solo ten en cuenta que este juego lo puedes poner en práctica solamente en sitios que no sean muy concurridos, para poder jugar con tranquilidad.

El tesoro escondido

La arena nos da la oportunidad perfecta de poder hacer una divertidísima búsqueda del tesoro. Puedes esconder algunos objetos y pistas hasta llegar al botín principal, y no te olvides de realizar un mapa que les sirva de guía para su búsqueda.

Incluso puedes hacerlo más divertido y llevar algunas vestimentas para complementar la experiencia, como sombreros de piratas, parches para los ojos o un loro de juguete. Y en el cofre del tesoro, coloca cosas divertidas o deliciosas para compartir con tus niños.

Charadas en la arena

La arena nos puede servir como una pizarra sin límites en la que podemos realizar dibujos, y por esta razón, nos permite adaptar el popular juego de pictionary. Para esto debemos formar parejas para jugar.

El juego se trata de que un miembro del equipo realiza dibujos sobre la arena mientras que el otro trata de adivinar de qué se trata. Previamente debes escribir las categorías y colocarlas en un bol, y cada equipo debe escoger uno al azar y tratar de adivinar para sumar puntos y ganar.

Búsqueda divertida

Otra opción similar a la búsqueda del tesoro es la búsqueda divertida, pero esta resulta mucho más simple pues no requiere de una preparación previa ni tienes que llevar equipos especiales.

Puedes tomar algo que exista en la playa (conchas marinas, piedras de determinado color o forma, etc.), y hacer una carrera para ver quién consigue más de esto en un tiempo particular.

Adivinanzas en la arena

Esconde en varios sitios pequeñas pistas que le lleven a los niños a resolver adivinanzas o acertijos. Es como una especie de búsqueda del tesoro, pero en lugar de llegar a una recompensa final con el botín, la idea es ganar adivinando de qué se trata.

Puedes colocar pistas con frases o dibujos que les ayuden a los niños a resolver el misterio. Por ejemplo, si quieres que adivinen que se trata de una vaca, puedes escribir en las pistas cosas como: es un animal, da leche, come pasto, hace mú, etc. Puedes aumentar el nivel de complejidad dependiendo de la edad de tus niños.

Tres en raya en la arena

El juego consiste en lo siguiente; se trata de que los niños dibujen el tablero con un palillo en la arena, y que luego cada jugador pueda utilizar piedras o conchas para marcar sus tres en raya. Se puede hacer también en formato XL, ¡a lo grande!

Quién salta más lejos

Esta actividad puede ser muy divertida, al mismo tiempo que ayudas a que tus niños trabajen y mejoren su coordinación motora gruesa. Se trata de saltar desde un punto de partida tratando de llegar lo más lejos posible, como lo hacen en las olimpiadas.

Puedes hacer variaciones, desde saltar de un punto fijo hasta permitir avanzar corriendo algunos pasos antes de saltar para ver quién puede atravesar una distancia más larga sin tocar la arena. Es una alternativa muy entretenida, sobre todo para los niños más grandes.

“El juego infantil es un recurso natural inagotable que permanece dentro de cada persona y que estará a su disposición siempre que lo necesite. Sin embargo, es un pozo que requiere llenarse en pocos años, y la calidad del juego que se deposite será la que alimentará ese valioso recurso durante toda la vida”.
-Tina Bruce-

Fotos | Portada (Pexels)

Temas
Inicio