Publicidad

11 beneficios que tiene para los niños comenzar a escribir su propio diario

11 beneficios que tiene para los niños comenzar a escribir su propio diario
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

De niña me encantaba escribir en mi diario. En sus páginas no solo relataba las vivencias o anécdotas de la jornada, sino también mis preocupaciones, mis sueños de futuro, mis gustos... Tras aquel diario infantil llegaron otros más; durante la adolescencia, mis embarazos y también en los primeros años de vida de mis hijos.

Escribir en un diario es mucho más que un sencillo pasatiempo. Es un maravilloso libro de recuerdos que te acompañará toda la vida y que podrás leer una y otra vez con la misma emoción del primer día. Por eso, fue uno de los primeros regalos que le hice a mi hijo cuando comenzó a manejar con soltura la lectroescritura, y que próximamente le haré a su hermana.

Quizá nunca hayas reparado en ello, pero comenzar a escribir un diario tiene una gran cantidad de beneficios importante para los niños, que hoy repasamos.

Mejora la lectoescritura

diario

Comencemos con uno de los beneficios más obvios de escribir un diario: mejorarla lectoescritura y las habilidades de comunicación y expresión escrita.

Y es que entre otros muchos aspectos relacionados con este campo, al escribir con frecuencia el niño estará:

Entrena la memoria, concentración y atención

A la hora de escribir en un diario hay que hacer un importante ejercicio de memoria, recordando todos los detalles que rodearon la situación en concreto que se está queriendo plasmar. Esto puede ser más fácil si el hábito de escribir tiene lugar todos los días, pero aún así será necesario que el niño ponga toda su atención y concentración, y sepa organizar sus pensamientos para que lo escrito tenga un sentido cronológico.

Potencia la creatividad

diario

La escritura que fluye de manera espontánea es especialmente creativa, como cualquier otra actividad que nace de la imaginación.

Además, el diario no tiene porqué ceñirse exclusivamente a la redacción de lo acontecido en el día: poner palabras a ciertos pensamientos, imaginar situaciones de futuro o recrear cómo será tu vida dentro de unos cuantos años, también son excelentes ejercicios que pondrán a prueba la creatividad e imaginación del niño.

Terapia para expresar los sentimientos

No siempre es fácil encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que se siente. Si a los adultos nos ocurre con frecuencia, tanto más les sucede a los niños, pues carecen de las habilidades lingüísticas que tenemos nosotros para manifestar sus emociones.

Esto puede llevarles a frustrarse, o incluso a creer que no entendemos lo que quieren decirnos. Por eso, animarles a escribir un diario puede ser una gran terapia para ellos en esos momentos delicados, pues el diario se convertirá en ese fiel amigo al que poder contar de alguna manera sus sentimientos, ya sea mediante la palabra escrita, el dibujo o cualquier otra composición gráfica que les ayude a plasmar lo que llevan dentro.

Y todo ello podrán hacerlo libremente, sin juicios ni presiones, y sin la necesidad de tener que encontrar la palabra exacta para que la otra persona le comprenda.

Aporta calma e invita a la reflexión

diario

Al hilo de lo anterior, el hecho de que el niño tenga la posibilidad de plasmar en un papel lo que está sintiendo o pensando en un momento dado, le ayudará a tomar distancia, a calmar los ánimos y a minimizar la sensación de estres, culpa o ansiedad que le acompañe.

En estos casos, el diario viene a convertirse en una especie de terapeuta que invitará al niño expulsar lo que lleva dentro, y releerlo después desde la calma, facilitándole la posibilidad de tomar ciertas decisiones desde una perspectiva más racional y templada.

Facilita la toma de decisiones

Precisamente el hecho de relatar cómo se sintió ante una determinada situación o qué hizo en aquel momento para solucionarlo, puede ser de gran utilidad para el niño en un futuro próximo, cuando tenga que enfrentarse a situaciones similares.

Y es que tener la posibilidad de ver las cosas en perspectiva y recordar cómo se solucionó aquel problema parecido al actual, puede ayudar al niño a aclarar la mente en momentos especialmente delicados.

Ejercicio de autoconocimiento

Cuando un niño escribe un diario debe poner en orden sus ideas, reflexionar y plasmar en un papel lo que siente o piensa. Estas acciones suponen un importante ejercicio de introspección, que no solo le ayudará a tener una visión más profunda de sí mismo y de sus límites, sino que le servirá para aprender de los momentos vividos y de su reacción ante determinadas situaciones.

Recordatorio de su infancia

abuelos

La principal función de un diario es precisamente la de registrar aquellos aspectos de tu vida que te apetece inmortalizar en un momento dado para no olvidarlos nunca. En ese sentido, el diario es la forma más bonita que tendrá el niño de recordar su infancia en un futuro, pues estará escrita de su propio puño y letra.

Releyendo las páginas al cabo de los años, no solo recordará aspectos generales de su niñez, como su comida favorita, el nombre de sus mejores amigos o los juegos que le encantaban, sino otras cosas mucho más valiosas e importantes, como aquellas conversaciones profundas con su abuelo, esas Navidades que con el tiempo adquirieron un significado especial, o esas tradiciones familiares de gran valor que le emocionará revivir.

Labor de investigación

Ni que decir tiene que el diario también será la mejor forma de recordar en un futuro a sus seres queridos, cuando ya no estén aquí. Por eso, y como parte de los escritos, podemos animar al niño a que investigue un poco más acerca de su árbol genealógico, la infancia y recuerdos de sus abuelos, tíos o incluso sus padres, o cómo se vivía mucho antes de que él naciera.

Esta labor de investigación no solo le ayudará a completar su diario con anécdotas divertidas y curiosas, sino que le permitirá conocer de forma más profunda y amplia a sus familiares y comparar diversas formas de vida según cada época.

Un espacio íntimo y secreto

diario

Otra de las grandes ventajas que tiene para el niño escribir en un diario es saber que cuenta con una parcela íntima y privada, algo que en ocasiones puede ser complicado obtener dentro del propio hogar, especialmente en el caso de las familias grandes.

El niño debe encontrar en su diario un refugio inviolable al que solo puede acceder él o las personas que autorice. En este sentido, es fundamental que los padres respetemos su privacidad y no leamos el escrito sin su permiso. De hacerlo, estaremos echando por tierra toda la confianza que nuestro hijo tiene depositada en nosotros, además de hacerle sentir triste, humillado y decepcionado.

Es "su momento" del día

Todos necesitamos tener un ratito al día para dedicarnos a nosotros y a nuestras aficiones, desconectar de lo que nos rodea y relajarnos haciendo lo que más nos gusta. Por eso, escribir un diario puede convertirse en una afición de la que el niño disfrute plenamente cada día, ayudándolo a evadirse y a establecer una sana rutina.

En definitiva, escribir un diario puede aportar muchos beneficios al niño, además de convertirse en un valioso rincón en el que refugiarse, especialmente a medida que se adentra en la adolescencia. Pero aunque plasmar en un papel ciertos sentimientos o preocupaciones puede ser de gran ayuda, es importante que nuestro hijo sepa que cuenta con nosotros cuando lo necesite, y para ello es fundamental trabajar la confianza mutua desde la más tierna infancia.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | La cápsula del tiempo del coronavirus', una actividad para hacer con niños y que nos emocionará en un futuro

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios