Sigue a

Bebé llorando por torniquete de pelo o hilos

Sucede en muy pocas ocasiones, pero sucede, y es una de las causas de que un bebé esté irritable, quejoso y lloroso. El síndrome del torniquete por cabellos o hilos puede llegar a ser peligroso porque muy poca gente cae en que el bebé puede estar llorando por eso y, en un intento de ir calmándole con otras cosas (alimentarle, cambio de pañal, tenerlo en brazos, etc.), va pasando el tiempo y el síndrome puede ir empeorando.

Si aún os estáis preguntando a qué me refiero, deciros que se trata de una parte distal del cuerpo, normalmente los dedos y el pene del bebé, que queda oprimida por un pelo o un hilo, causándole un torniquete que no permite la correcta circulación de sangre y que pone en peligro el miembro afectado. Por esta razón siempre se recomienda que, si un niño llora mucho, le desnudemos.

Un caso personal

Conozco el síndrome desde hace mucho tiempo y hasta la fecha no lo había visto en vivo, pero ayer pude ver las consecuencias de un dedito del pie después de quedar oprimido por un pelo, y me quedo corto si explico que da mucha impresión.

Al parecer, la niña lloraba y se quejaba. La madre la amamantó, le dio jarabe por si le dolía algo y así logró que durmiera un poco. No tenía fiebre, no apreciaba síntomas de nada y finalmente decidió ir al hospital. Allí vieron que tenía un dedo del pie con un surco extraño y con un aspecto nada saludable (amoratado e hinchado). No se veía nada a simple vista, pero al movilizar un poco el dedo pudieron ver un pelo que empezaba a hundirse y a formar parte del dedo (que esa es otra, la piel lo empieza a envolver dentro).

Durante un par de días fueron curándole el dedo y extrayendo trozos de pelo, dudando en un principio de que el dedo se salvara. La madre ha ido curándole la herida en casa y el dedo sigue en su sitio, por suerte, pero se aprecia aún el surco que da la impresión de que, si tiras de él, te lo llevas (a eso me refiero con lo de la impresión que da el verlo).

La edad y la causa

La mayoría de casos se producen en bebés de entre 2 y 8 meses, siendo la edad media 4 meses. Sucede más en niños que en niñas, básicamente porque ellos tienen pene y ellas no (un “dedo” más con posibilidad de estrangularse) y la causa principal son los pelos de los adultos, que caen en esa zona y que acaban enrollándose alrededor de un miembro, aunque también puede suceder con hilos de la ropa, de los calcetines, etc.

En cuanto al diagnóstico, se produce normalmente hacia las 6 horas del inicio del síndrome, aunque hay casos que pueden llegar a durar días. Cuando pasa el tiempo puede suceder lo comentado, que no se aprecie el pelo o el hilo y que haya incluso que hacer incisión en la piel para llegar hasta él.

Algunas fotos

A continuación os dejo con algunas fotos de deditos atrapados por el síndrome del torniquete por cabellos o hilos, que proceden de un estudio publicado en la revista Anales Españoles de Pediatría que podéis leer en la página de la Asociación Española de Pediatría (AEPED).

Sindrome del torniquete por pelo o hilo

Ya sabéis, si el niño llora: frío, calor, pañal sucio, comida, necesidad de afecto, enfermedad, deditos y pene (no necesariamente en este orden).

Foto | roxeteer en Flickr
En Bebés y más | ¿Cómo actuar en caso de accidente doméstico (I)?: Heridas., Cuaderno educativo para prevenir accidentes en la familia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios