Sigue a Bebesymas

antibioticos

En realidad, no es que no curen, sino que los utilizamos mal y acaban siendo inefectivos.

Es bastante frecuente que los padres les demos antibióticos a nuestros hijos ante la menor sospecha de catarro. Hacemos mal. Primero, porque no ha sido indicado por un pediatra y segundo porque la administración indiscriminada de los antibióticos acaba siendo perjudicial.

Voy a intentar explicarlo “en cristiano”. Un catarro, una bronquitis o una diarrea son enfermedades producidas el 90% de las veces por infecciones víricas, es decir, por un virus.

Los antibióticos sólo curan aquellas enfermedades producidas por infecciones de origen bacteriano, es decir, por las bacterias, por lo que son absolutamente ineficaces para otro tipo de gérmenes como los virus. Salvo excepciones, el antibiótico no le hará nada.


Habrán oido eso de que las bacterias se hacen resistentes. ¿Por qué ocurre? Lo que sucede es que con el uso frecuente de los antibióticos, las bacterias son microorganismos que se van adaptando para defenderse de ellos.

Eso por eso que si los usamos sin criterio, no curan. O peor aún, acaban siendo perjudiciales. Ya hemos hablado por ejemplo que dar antibióticos a los bebés podría duplicar el riesgo de padecer asma en el futuro.

Muchos padres creen que dándoles antibióticos a sus hijos ayudarán a prevenir una futura enfermedad bacteriana como otitis o neumonía, sin embargo podría darse el caso de que el medicamento esté tapando una enfermedad que aún no está diagnosticada.

Además, si el niño no tiene una enfermedad de origen bacteriana, los efectos secundarios de los antibióticos podrían empeorar su situación.

Por eso, el mejor consejo es 1) nunca darles antibióticos a nuestros hijos salvo que lo recete el médico quien sabrá si es el tratamiento adecuado para la enfermedad del niño, 2) respetar la dosis y el tiempo de administración que haya indicado el médico.

Así, entre todos, podremos mantener a raya a las bacterias. De otra forma, lo único que conseguiremos es que se vuelvan más resistentes y ataquen cada vez con mayor virulencia.

Vía | Asociación española de pediatría
Más información | Ministerio de Sanidad
En Bebés y más | Super bacterias, una nueva amenaza entre la población infantil
En Bebés y más | Relacionan los antibióticos con el asma
En Bebés y más |

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario