Sigue a Bebesymas

Higiene infantil

Higiene se define como “parte de la medicina que tiene por objeto la conservación de la salud y la prevención de enfermedades”, esto es, el conjunto de conocimientos y técnicas que deben aplicar las personas para el control de los factores que pueden constituir riesgos para la salud.

La higiene personal es el concepto básico del aseo, limpieza y cuidado de nuestro cuerpo, y como es lógico los hábitos higiénicos no son algo aislado sino que guardan relación con las demás actividades fundamentales que a diario ocupan al niño: comer, dormir, jugar, ir al baño, mantener el cuerpo limpio…

La mayor parte de estos hábitos son adquiridos en los primeros tres o cuatro años de vida, y una vez establecidos no se olvidan jamás. Existen ciertos consejos para adquirir hábitos de higiene en la infancia que harán que estos hábitos se instalen naturalmente en la vida de los más pequeños.

Ventajas de los hábitos de higiene

Los hábitos higiénicos presentan las siguientes ventajas para los niños y niñas, y para las familias en general:

  • Contribuyen al bienestar físico del organismo.
  • Colaboran con el bienestar psíquico del niño o niña.
  • Son elementos esenciales en el comportamiento adecuado del individuo.
  • Contribuyen a una socialización adecuada.
  • Permiten economizar tiempo y esfuerzo intelectual en el cumplimiento de una serie de actos rutinarios de la vida diaria.

Adquisición de hábitos de higiene

La práctica de la higiene personal es una cuestión de responsabilidad individual que se adquiere a través de un proceso de educación, correspondiente fundamentalmente a los padres, que día a día en el hogar actuarán de ejemplo y acompañantes en los distintos hábitos.

Sin embargo, la educación para la salud que proviene de la escuela o los ámbitos médicos también es importante, aunque los programas de la educación para la salud no tengan demasiada consideración en nuestro entorno, ni en la práctica se facilite la adquisición de hábitos en lugares fuera del hogar.

Lo fundamental es que los hábitos de higiene en la infancia no aparecen espontáneamente sino que los padres hemos de ayudar a los pequeños a desarrollarlos, y acompañarlos en su aprendizaje. De este modo, “invertimos” en salud, en un proceso que no será de semanas o meses sino mucho más largo, según los distintos ritmos de cada niño.

Más información | Los hábitos de higiene
Foto | CharlotteSpeaks♥{Charlotte.Morrall} en Flickr-CC
En Bebés y más | Higiene íntima durante el embarazo, Cambiar el pañal, Higiene íntima en las niñas, Higiene íntima en los niños

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario