Compartir
Publicidad

Higiene íntima durante el embarazo

Higiene íntima durante el embarazo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Durante el embarazo, pueden surgir algunas infecciones íntimas de escasa importancia y que suelen ser pasajeras, aunque hay futuras mamás que no le dan la importancia que realmente tienen, de hecho, una infección vaginal, puede llegar a repercutir en el embarazo. Esta repercusión se daría principalmente durante el primer trimestre, justo cuando empieza a formarse el feto, estas infecciones pueden originar varicela, herpes e incluso sífilis.

También debemos incidir en la posibilidad de que una infección provoque un parto prematuro, según varios estudios realizados sobre este tema, las conclusiones demuestran que un alto índice de mujeres que se encuentran en riesgo de padecer un parto prematuro, padecen vaginosis, lo que indica la estrecha relación existente entre la infección y el parto prematuro.

Para solucionar este tipo de problemas, es necesario que realices una adecuada higiene íntima durante el embarazo, te evitará problemas mayores. Un aseo inadecuado de las partes íntimas es una de las principales causas por las que se puede contraer una infección. La vagina es un órgano que se limpia solo por dentro, por lo tanto, realizar un lavado vaginal no es en absoluto recomendable, el por qué es bien sencillo, si realizas un lavado interior de la vagina se produce una alteración de la flora vaginal (microorganismos que habitan en la vagina y que son necesarios), esta alteración, facilita que exista un mayor riesgo de infección.

Recuerda utilizar siempre jabones líquidos y suaves adecuados para la higiene íntima y siempre para uso exterior, de esta forma evitarás una de las infecciones vaginales más comunes, las cándidas u hongos vaginales.

¿Cómo saber si se ha iniciado una infección?, los síntomas más comunes son el picor, el enrojecimiento de los genitales, una alteración en la cantidad de flujo o un ligero hinchazón de los genitales. Recuerda que es muy importante que observes tu cuerpo y ante cualquier duda o posible sospecha, lo mejor es acudir al ginecólogo para recibir el tratamiento adecuado y así evitar futuros contratiempos.

Más información | Saling-Insitut Más información | Nlm Más información | Solo Mujeres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos